Público
Público

El Gobierno elude aclarar desde cuándo conocía el plan de huida de Juan Carlos I

En una respuesta enviada al diputado de EH Bildu Jon Iñarritu, el Ejecutivo se limita a señalar que "no existe constancia de ningún procedimiento judicial" contra el emérito, mientras que evita revelar cuál fue su papel en esta operación.

Juan Carlos I
Juan Carlos I en una imagen de archivo. EFE

Los entresijos de la huida de Juan Carlos I a Emiratos Árabes Unidos seguirán formando parte del más absoluto secreto. Así se desprende de la respuesta enviada por el Gobierno al diputado de EH Bildu Jon Iñarritu, quien había preguntado precisamente sobre el grado de conocimiento que tenía el Ejecutivo en torno a los planes del emérito. En el documento remitido al representante abertzale no hay ni una sola palabra al respecto.

Casi tres meses después de que se conociera su decisión de marcharse del país, Juan Carlos I sigue en el exterior sin que se conozca ninguna versión oficial –ni del Gobierno ni de la Casa Real– sobre cómo se fraguó su salida. Desde aquel 3 de agosto por la tarde, cuando La Zarzuela informó mediante un comunicado que el rey emérito había decidido abandonar España, ambas partes optaron por mantener silencio sobre los detalles de esta operación.

El pasado 2 de septiembre, Iñarritu remitió una pregunta escrita al Gobierno en la que buscaba, precisamente, arrojar luz sobre ese asunto. "¿Cuándo conoció el Gobierno la intención de Juan Carlos I de salir del Estado debido a las investigaciones judiciales abiertas sobre él en Suiza y en España?", decía la consulta formulada por el diputado de EH Bildu.

La respuesta llegó un mes y cuatro días después. "En relación con la pregunta de referencia, se señala que no existe constancia de ningún procedimiento judicial en relación con Don Juan Carlos", se limitó a responder el Ejecutivo, añadiendo que "cualquier medida que implique restricción de las libertades individuales solo puede ser dictaminada por los órganos judiciales".

El Gobierno aludía así a la situación judicial de Juan Carlos I, quien a día de hoy es investigado por la Fiscalía del Tribunal Supremo por el presunto cobro de comisiones en el caso de las obras del AVE a La Meca. Además, el fiscal suizo Yves Bertossa mantiene abierta una investigación por "blanqueo agravado" que afecta a Arturo Fasana y Dante Canónica, presuntos testaferros del rey emérito, y a Corinna zu Sayn-Wittgenstein, amiga íntima del exmonarca.

"En este caso no nos vetaron la pregunta, tal como suele ser la tónica cuando preguntamos por algo relacionado con Casa Real, pero lo que hacen es no respondernos", resume Iñarritu a Público tras recibir el documento del Ejecutivo. A su juicio, la respuesta enviada por el Gobierno "es una vergüenza que refleja la ocultación y tabú que existe ante lo que ya todo el mundo sabe: que Juan Carlos I de ejemplar tenía poco".

En tal sentido, el diputado de la coalición vasca no dudó en calificar como "un escándalo político" que el Gobierno "pudiera pactar la salida de este señor y que además acordara que fuera el primer lunes de agosto, con ocultación y veraneo".

Información secreta

El silencio del Gobierno sobre la salida del emérito ya fue criticado por Unidas Podemos, cuyos representantes en el Ejecutivo señalaron en agosto pasado que no habían sido informados ni sobre las negociaciones previas con la Casa Real ni sobre la salida del país de Juan Carlos I antes de que se produjera.

Del mismo modo, tanto La Moncloa como La Zarzuela han optado por mantener silencio ante las consultas relacionadas sobre el coste de su estancia en Emiratos Árabes Unidos. Hace unos días, el Ejecutivo rechazó una solicitud de información formulada a través del portal de Transparencia por Público, en la que se requería conocer cuántos funcionarios le acompañan en Emiratos Árabes Unidos y cuánto cobran.

En su respuesta, la Vicesecretaría General de Presidencia del Gobierno –encargada de tramitar las consultas sobre la monarquía que se realizan a través de la Ley de Transparencia– señaló que los escoltas que acompañan a Juan Carlos I forman parte del servicio de seguridad de Casa Real, pero declinó informar sobre el coste de sus tareas en Emiratos por razones de "seguridad".

Más noticias