Público
Público

Las grabaciones del caso Lezo Casals: "A Cifuentes le hicimos la mayor de las putadas que tú le puedes hacer a alguien"

En el interrogatorio del juez del caso Lezo al presidente de Planeta y Atresmedia, Josep Crehueras, el magistrado le hace oír escuchas telefónicas (cuyos audios difunde hoy 'Público') en las que Mauricio Casals, presidente de 'La Razón' y número 2 de Planeta, explica cómo trataron de intimidar a la presidenta de la Comunidad de Madrid para proteger al hombre fuerte de Ignacio González en el Canal de Isabel II, Edmundo Rodríguez, también detenido en ese escándalo de corrupción.

El presidente de La Razón, Mauricio Casals, entre Mariano Rajoy y Alberto Ruiz-Gallardón, en marzo de 2011 en Madrid. | BALLESTEROS (EFE)

¿Cuál puede ser "la mayor de las putadas que tú le puedes hacer a alguien"... que esté en política? Al parecer, el hombre que lo sabe es el presidente de La Razón y número dos de Planeta y de Atresmedia (Antena3 y La Sexta), Mauricio Casals.

Al menos, eso es lo que él mismo dice en una conversación telefónica –pinchada por la Guardia Civil durante la investigación del caso Lezo– con  el consejero de La Razón y hombre fuerte, en el Canal de Isabel II, de Ignacio González –expresidente de la Comunidad de Madrid que acaba de salir de prisión tras pagar en efectivo una fianza de 400.000 euros–, Edmundo Rodríguez Sobrino, también detenido e imputado por el desvío masivo de fondos públicos de aquella empresa madrileña.

Fue precisamente Rodríguez Sobrino quien le pidió ayuda a Casals tras las denuncias que Cifuentes había cursado ante la Fiscalía, y el presidente de La Razón ordenó –presuntamente– a su director, Francisco Marhuenda, que lanzase una campaña de intimidación desde el diario con el objetivo de forzar a la presidenta de la CAM a retirar sus acusaciones. Esa supuesta conspiración quedó de manifiesto en las escuchas telefónicas de la Guardia Civil durante la Operación Lezo, al ser grabados tanto Casals como Marhuenda explicándole a Edmundo –quien tenía el teléfono pinchado por su gestión en el Canal Isabel II– las "putadas" que le estaban haciendo a Cifuentes.

El juez Velasco imputó inicialmente a Casals y a Marhuenda por coacciones a Cifuentes y obstrucción a la Justicia

Tanto es así, que el juez Eloy Velasco imputó inicialmente a Casals y a Marhuenda por coacciones y obstrucción a la Justicia, pero levantó la imputación porque Cifuentes declaró que no se había sentido coaccionada. Aun así, se filtró el contenido de algunos fragmentos de esas conversaciones telefónicas, en las que el director de La Razón afirma que en una encuesta de su diario le habían hecho "una putada a nuestra amiga Cifu poniéndola ahí, por delante de Soraya [Sáenz de Santamaría]" en la carrera por la sucesión de Rajoy. "La matarán las otras, y el gallego" [Núñez Feijóo].

Además, Marhuenda subraya en esa llamada de teléfono que "esa idea no es mía, es de Mauricio, me gustaría ser tan listo. Joder, se le ocurrió ayer", según esa filtración del texto de lo hablado, que no incluía el audio de la grabación efectuada por la Guardia Civil

Público no sólo ha podido confirmar estos extremos, sino que ha obtenido también los audios de otras grabaciones, en las que es esta vez el propio Casals quien le explica a Edmundo Rodríguez la operación que ha diseñado para intimidar a la presidenta de Madrid, tan diabólica –según explica él mismo– que incluso asustó al propio Marhuenda, como se puede escuchar en el siguiente fragmento de audio:

"Marhuenda estaba: “Esto no se lo podemos hacer“..."

EDMUNDO RODRÍGUEZ: Bueno, lo del Congreso del PP ya estaba un poco visto, ¿no?

MAURICIO CASALS: Sí, sí, viste la putada que le hicimos a Cifuentes, que Marhuenda al principio estaba: “Esto no se lo podemos hacer…“ Digo “¡¿Cómo que no se lo podemos hacer?!“ Joder, je, je. Es la mayor de las putadas que tú le puedes hacer a alguien… Porque, coño, en un momento en el que no se discute en absoluto el liderazgo del otro [en referencia a Rajoy], je, je, y la metes a ella en el foco para que le den todos… Quiero decir, es que… Y está muy cabreada, porque [Josep] Crehueras [presidente de Planeta y de Atresmedia] me lo dijo el viernes… Estaba Crehueras que… en fin. Porque el problema que tiene este es que me conoce. Y, claro, vio… lo vio rápido. Porque así como otro puedes decir: “Oye, no se qué“, éste lo vio, ¿no?

ER: Pero, Mauricio, corrígeme. Más... más le va a dar esta hija de puta por miedo que por amor.

MC: Eeexacto, eeeexacto. Pero éste cree que no… Bueno, no lo sé tú. Veremos, veremos. Yo es que de todas formas creo que esta no le va a dar nada, ni miedo ni amor ni nada.

Cuando el juez interroga a Crehueras sobre esas afirmaciones, y le hace escuchar el audio, el presidente de Planeta/Atresmedia admite:

JC: Bueno… esto es muy Mauricio. Es que Mauricio habla continuamente así…

Pero a continuación Crehueras niega que Cifuentes se le hubiera quejado de la cobertura informativa de La Razón y afirma que el encuentro que mantuvieron en esas fechas fue "muy cordial". 

En cualquier caso, lo que sí es cierto es que la encuesta (de NC Report) que publicó La Razón en febrero de este año, el mismo día que comenzaba el 18 Congreso  del PP, fue titulada en portada: "El 71% de los votantes del PP apoya que Rajoy repita como candidato. En la carrera sucesoria Cifuentes toma ventaja sobre Santamaría, Feijóo y Cospedal".

Además, en otra conversación telefónica con Rodríguez Sobrino, también grabada por la Guardia Civil, Mauricio Casals afirma que no hace más que presionar a Marhuenda para que desde La Razón coaccione a Cifuentes, y reitera que ella se ha quejado a Crehueras y éste también lo ha hecho, como se puede escuchar en la siguiente grabación:

"Lo sigo, y le voy tocando los huevos a Marhuenda"

MC: No, no, si lo voy siguiendo y le voy tocando los huevos a Marhuenda. Porque lo que le voy diciendo es que ya pasó. O sea, si a ti te dicen… Ella está muy tensa con Paco, pero muy tensa. Bueno… es que la verdad es que le hemos hecho dos o tres putadas que hasta Crehueras se ha quejado. Porque ella se ha quejado a Crehueras. Y, claro, yo lo que le he dicho es que… “Mira, la información es la información, es que… no podemos tampoco…“ Y ella dice: “Oye, pero esto no será una vendetta tuya, no?“ Y yo le digo: “No, no“. Digo: “Oye tú, es que este periódico no está para vendettas, está para dar información, coño“. Y… aquí se ha quedado el tema (riendo).

A pesar de todo, Crehueras insistió ante el juez en que no recordaba que Cifuentes le hubiese planteado más quejas que las que habitualmente recibe de los políticos un editor de medios de comunicación.

Por su parte, Marhuenda afirmó en su declaración ante el magistrado que todo lo que le decía por teléfono a Edmundo Rodríguez Sobrino no eran más que "mentiras piadosas", sin que fuera en absoluto cierto nada de ello. Aunque no hay que olvidar que el director de La Razón estaba declarando como imputado y, por tanto, tenía derecho a mentir en su descargo.

...CONTINUARÁ

Más noticias de Política y Sociedad