Público
Público

GUERRA RUSIA-UCRANIA La delegación comercial de España en Moscú reivindicó las relaciones "positivas" con Rusia poco antes de la guerra

En un informe publicado en enero, la Oficina Económica y Comercial de España en la capital rusa destacó las distintas posibilidades abiertas en materia de negocios. Las nuevas sanciones de la UE dibujan ahora otro panorama.

Vladimir Putin
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, en una imagen de archivo. REUTERS

La tensión prebélica no alteró el informe de la Oficina Económica y Comercial de España en Moscú. Pocas semanas antes de que estallara la guerra, la delegación española en ese país publicó un documento dirigido principalmente al sector empresarial, en el que se destacaban las distintas posibilidades existentes en materia de negocios.

"Desde el punto de vista político, las relaciones entre España y la Federación Rusa son positivas y no presentan generalmente problemas", destaca el documento, en el que se destaca igualmente que "innegable es, no obstante, que los contactos de alto nivel entre España y Rusia son menos frecuentes que con la mayoría de países comunitarios".

"En cualquier caso, la cultura española interesa, se valora y existe una simpatía natural hacia lo español. Buena muestra de ello, es el informe publicado en 2019 por el Instituto Elcano, donde se destaca que Rusia es el país del G8 donde España es más popular", resalta.

En la "faceta comercial", el informe subraya que "la imagen de España como un país moderno e industrializado está menos perfilada, debido a la escasa presencia de empresas y productos españoles en este mercado".​

Allí aparece una cita que ahora, con Rusia metida en la guerra contra Ucrania, quedaría previsiblemente en el aire: de acuerdo a este documento, para la segunda mitad de mayo se preveía la celebración en Moscú de una nueva reunión de la Comisión Mixta Intergubernamental de Cooperación Económica e Industrial Hispano-Rusa.

La última reunión plenaria de dicha comisión –integrada a su vez  por cinco grupos de trabajo– "se produjo en formato online debido a la pandemia el 26 febrero de 2021, siendo España país anfitrión" y fue presidida "por parte española, por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y por parte rusa, por el vicepresidente del Gobierno, Alexander Novak".

El informe señala además que "el Consejo Empresarial Hispano-Ruso está presidido por parte de Rusia por Leonid Míjelson, CEO y propietario de la mayor empresa gasista privada rusa, NOVATEK y, por parte española, por Juan Lladó, presidente ejecutivo de la ingeniería Técnicas Reunidas".

En ese contexto, el documento ofrece datos sobre las relaciones comerciales entre ambos países. "Por lo que respecta a los intereses económicos de España, Rusia sigue siendo un mercado estratégico de gran interés por su tamaño, cercanía e influencia regional", destaca.

"En aquellos sectores en que la política de sustitución de importaciones hace prácticamente inviable la exportación española", la Oficina Económica y Comercial de España en Moscú recomienda "apoyar a nuestras empresas para
geolocalizar su producción en Rusia".

"España debe, asimismo, apoyarse en la UE para salvaguardar sus intereses comerciales en Rusia, denunciando aquellas barreras técnicas que más puedan afectar a nuestros sectores de mayor exportación", agrega.

En cuanto a las "oportunidades de negocio", el informe subraya que "Rusia es un mercado con un número de hasta 140 millones de potenciales consumidores,
lo que lo hace especialmente interesante como objetivo para las exportaciones españolas".

"Además, su importancia estratégica y geopolítica y su pertenencia a organizaciones como la Comunidad de Estados Independientes y la Unión Económica Euroasiática representan la entrada y la opción de acceder a un mercado potencial aún mayor, que podría alcanzar la cifra de 180 millones de consumidores", remarca. 

Sin embargo, las nuevas sanciones alentadas por la Unión Europea tras el estallido de la guerra dibujan un panorama distinto: el objetivo es ahora hundir la economía rusa. Según anunció el Consejo Europeo, los castigos buscan golpear "el sector financiero, los sectores de la energía y el transporte, los productos de doble uso [civil y militar], así como el control y la financiación de las exportaciones y la política de visados". 

Crecen las exportaciones

En el informe de enero, Comercio señala que "los principales capítulos exportados por España en 2020 fueron maquinaria y aparatos mecánicos (17,1% del total de exportaciones); prendas de vestir no de punto (11,2%); vehículos automóviles (9,1%); prendas de vestir de punto (5,5%); conservas de verdura o fruta, zumos (3,9%); materias plásticas y manufacturas de estas (3,7%); productos cerámicos (3,6%) y caucho y sus manufacturas (3,4%). 

Tras la caída experimentada por la pandemia, en el periodo enero-noviembre de 2021 las exportaciones españolas a Rusia "aumentaron un 18,7% respecto
al mismo periodo del año anterior, impulsadas especialmente por las exportaciones de prendas de punto y automóviles". 

Por su parte, las importaciones "se incrementaron un 117,3% respecto al mismo periodo del año anterior, por el destacado incremento del 137,2% en la partida
de combustibles, que representa el 82,7% del total importado". 

Más noticias