Público
Público

Independencia del Poder Judicial Más de la mitad de los españoles no creen en la independencia del poder judicial

Solo el 5% de los encuestados creen que la independencia de los jueces y tribunales es "muy buena".

Publicidad
Media: 3.80
Votos: 5

El juez Celso de Mello, del Tribunal Supremo, emitiendo su voto en una de las causas, de la que además es relator. Rosinei-Coutinho/SCO/STF

Más de la mitad de los españoles (55%) califica de "mala" la independencia de los jueces y tribunales en España, una opinión compartida, para sus respectivos sistemas judiciales, por los ciudadanos de Croacia (76%), Eslovaquia (60%) y Bulgaria (58%), según un Eurobarómetro publicado este viernes.

También la mayoría de las empresas españolas (57%) cree que la independencia del sistema judicial español es "mala", situación que se da asimismo en el caso de Italia (58%), Eslovaquia (67%) y Croacia (75%).

La Comisión Europea publicó hoy dos sondeos, que analizan la opinión de los ciudadanos en general y de las empresas sobre los sistemas judiciales nacionales, y un informe anual de la UE que pasa revista a la situación de la Justicia en los Estados miembros.

El sondeo entre los ciudadanos pone de relieve que una mayoría de europeos (56%) califica de "buena" la independencia de los jueces y tribunales. Desde 2016, primer año que se realizó este eurobarómetro, los europeos se han vuelto "más positivos" en este ámbito, con un aumento del 4% en el porcentaje de encuestados que califican de "buena" esa independencia y una reducción del 3% entre quienes dicen que es "mala".

Entre los ciudadanos la situación varía mucho por países, y donde mejor valoración obtiene la independencia judicial ("muy buena" o "buena") es en Dinamarca (87 %), Austria y Finlandia (ambos 83%).

Solo el 5% cree que la independencia de los jueces y tribunales es "muy buena"

El sondeo revela que más de la mitad de los españoles (55%) valora negativamente la independencia de los jueces y tribunales en España (entre el 37% que la cree "mala" y el 18% que la califica de "muy mala"). Solo el 5% cree que la independencia de los jueces y tribunales es "muy buena" y el 32% la califica de "buena".

Por otra parte, en 17 países la mitad de las empresas cree que la independencia de sus jueces y tribunales nacionales es "buena", encabezados por Dinamarca (94%), Luxemburgo (82%) y Finlandia (80%).

En el extremo opuesto se encuentra Hungría, Croacia y Eslovaquia (18% en los dos primeros y 19% en el tercero). Dinamarca es el único país donde más de un tercio de las empresas (54%) la evalúa como "muy buena", seguidas de las de Suecia (32%) e Irlanda (31%).

En cuatro países la mayoría de empresas dice que la independencia en su sistema judicial es "mala": Croacia (75%), Eslovaquia (67%), Italia (58%) y España (57%). La situación contrasta con el 2% de las empresas de Dinamarca y el 4% en Luxemburgo.

Europa, desconcertada

La comisaria europea de Justicia, Vera Jourová, dijo este viernes que corresponde a España analizar los motivos por los que la confianza en la independencia del poder judicial en el país ha caído en el último año y rehusó hacer un "análisis" de la situación.

Jourová se refirió en una rueda de prensa al empeoramiento en la valoración por parte de los ciudadanos y empresas de los jueces y tribunales en España, con motivo de la presentación hoy de dos sondeos, que analizan la opinión sobre los sistemas judiciales nacionales, y un informe de 2019 de la Unión Europea (UE) que pasa revista a la situación de la Justicia.

El sondeo realizado entre los ciudadanos revela que más de la mitad de los españoles (55%) valora negativamente la independencia de los jueces y tribunales en España (entre el 37% que la cree "mala" y el 18% que la califica de "muy mala").

Solo el 5% cree que la independencia de los jueces y tribunales es "muy buena" y el 32% la califica de "buena". Con respecto a 2018, se ha producido una subida de seis puntos en el porcentaje de españoles que cree que la independencia judicial en el país es "mala" y una caída de dos puntos entre los que defienden que es "buena".

Preguntada por los motivos de ese empeoramiento, la comisaria respondió: "Eso me gustaría saber a mí también". Indicó en particular que no dispone de "un análisis tan profundo" de la situación, que debería ser examinada "en el contexto de los años previos".

En todo caso, señaló, "las razones por las que ha bajado (la valoración) deberían ser analizadas mejor a nivel doméstico. Corresponde más a los expertos españoles ver las cifras y extraer la explicación de esa tendencia". Jourová rehusó entrar en "ese análisis específico".

Más noticias en Política y Sociedad