Público
Público

El juzgado archiva el caso del hombre acusado de maltratar a su mujer durante 56 años pero hará seguimiento

El hombre de 83 años ha quedado en libertad sin cargos, al no presentar denuncia la víctima.

Una pancarta en una manifestación por el 8M, Día Internacional de la Mujer, desde la plaza de Atocha hasta la de Colón, a 8 de marzo de 2022, en Madrid.
Una pancarta en una manifestación por el 8M, Día Internacional de la Mujer, desde la plaza de Atocha hasta la de Colón, a 8 de marzo de 2022, en Madrid. Ricardo Rubio / Europa Press

La Policía Local de València detuvo el pasado miércoles a un hombre de 83 años como presunto autor de un delito de amenazas, que el concejal de Protección Ciudadana del municipio, Aarón Cano, destacó por su especial gravedad y por tratarse, según dijo, de un caso de violencia machista ejercida de forma continuada durante 56 años. Sin embargo, este jueves, el hombre quedó en libertad sin cargos tras pasar a disposición judicial y no apreciar la jueza ningún riesgo que le llevara a adoptar de oficio medida alguna de protección después de que la víctima se negara a declarar y manifestara que denunció a su pareja para darle un "escarmiento". Según relatan fuentes judiciales a Público, el juzgado realizará a partir de ahora un seguimiento de la pareja.

En concreto, el detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 3 de València el mismo día de la detención. La Policía Local tramitó el caso como diligencias urgentes o juicio rápido por un presunto delito de amenazas. Lo hizo así al apreciar únicamente un hecho concreto y de tramitación sencilla. En cambio, si el cuerpo policial hubiese optado por tramitar el asunto como un presunto delito de malos tratos habituales, se hubiera requerido la incoación diligencias previas a fin de investigar todos los posibles hechos de violencia que hubiera podido sufrir la víctima y poder recabar un informe de la unidad de valoración integral forense.

Según ha podido saber este diario de fuentes judiciales, la mujer no solicitó la asistencia letrada, por lo que la propia jueza y el Ministerio Fiscal le informaron de que el inicio de un procedimiento no iba a suponerle ningún desembolso económico gracias los recursos asistenciales y la posibilidad de establecer una pensión compensatoria, por si esa fuese la motivación para no solicitar esas asistencia letrada.

Además, la jueza se entrevistó con una hija de la pareja, que le relató una situación de matrimonio roto desde hace muchos años. Explicó que en el pasado se habían producido malos tratos y faltas de respeto mutuas y recalcó que ninguno de sus progenitores quería separarse, pese a disponer de otras viviendas para no tener que convivir.

La hija de la víctima explicó que en el pasado se habían producido malos tratos y faltas de respeto

También la víctima verbalizó su negativa a separarse de su marido, así como a solicitar una orden de protección con la consiguiente medida de alejamiento. Tanto la hija como su madre manifestaron que no existe riesgo para la vida de la víctima, sino grandes desavenencias. Las especialistas en violencia de género advierten del peligro de "normalizar" por parte de las víctimas situaciones prolongadas de maltrato. Además, esta aseguró que llevaba más de 50 años casada y no quería separase, sino que quería seguir viviendo con él por una aceptación mutua de vivir así el matrimonio.

Por último, según fuentes judiciales, el juzgado le ha recordado a la mujer que puede interponer denuncia en cualquier momento, con la consiguiente posibilidad de que se reabran las diligencias archivadas provisionalmente.

Más noticias