Público
Público

La ley del 'sólo sí es sí', a un paso de ser aprobada en el Congreso tras retirar el PSOE su enmienda sobre la prostitución

La propuesta planteada por el grupo socialista, realizada a espaldas de sus socios gubernamentales y de la mayoría del bloque de la investidura (también Cs, el Grupo Mixto y Plural), ha puesto contra las cuerdas la aprobación del texto legislativo en la Comisión de Igualdad, que finalmente ha salido adelante a pesar del enfado mostrado por los grupos.

18/05/2022.- La exvicepresidenta del Gobierno y presidenta de la Comisión de Igualdad del Congreso, Carmen Calvo (d), emite su dictamen sobre el proyecto de ley orgánica de garantía integral de la libertad sexual, la conocida como ley del solo sí es sí, e
La diputada socialista Laura Berja habla con la presidenta de la Comisión de Igualdad del Congreso, Carmen Calvo. Miguel Osés / EFE

El PSOE ha retirado casi in extremis de la ley de garantía integral de la libertad sexual, conocida como solo sí es sí, una enmienda para avanzar en la abolición de la prostitución, según han confirmado a este medio fuentes parlamentarias socialistas. 

La propuesta planteada por el PSOE, realizada a espaldas de sus socios gubernamentales y del resto de aliados en el Congreso (incluso Cs, Junts y la CUP), ha puesto contra las cuerdas la aprobación del texto legislativo en la comisión de Igualdad, cuya votación finalmente ha salido adelante con 23 votos a favor, 14 en contra y cero abstenciones, a pesar del enfado mostrado por los grupos debido a la "actitud" del PSOE.

Pese a las discrepancias de la mayoría de los grupos, reticentes a incluir la figura de la tercería locativa en la norma por ser una cuestión que debe abordarse en otra legislación y a pesar de la oferta del Ministerio de Igualdad de excluir dicha regulación para favorecer el acuerdo, el PSOE ha mantenido hasta el último momento una iniciativa que "reforzaba la lucha contra el proxenetismo".

Esto es, recuperar una figura legal que el Gobierno del socialista Felipe González eliminó del Código Penal en 1995 para establecer mediante esta norma penas de una a tres años de cárcel para "quien con ánimo de lucro promueva, favorezca o facilite la prostitución de otra persona, aún con el consentimiento de la misma", una propuesta que, tal como han afeado las diferentes portavoces de los grupos del arco parlamentario, "criminaliza a las propias mujeres" en contextos de prostitución y no diferencia entre las "víctimas de trata" y "trabajadoras sexuales". 

De incluirse estos artículos en la norma, una posibilidad que pasaba por un hipotético apoyo del PP, la mayoría de los grupos que se habían comprometido a apoyar la ley y necesarios para que saliera adelante (ERC, EH Bildu, Junts y Cs) habían anunciado su rechazo (el PNV adelantado su abstención) a pesar de que estaban de acuerdo con el resto del articulado. Cabe destacar que la ley, entre otros muchos avances, contempla la reforma del Código Penal para que el consentimiento expreso sea clave al juzgar los delitos sexuales y para borrar la distinción entre abuso y agresión sexual.

En todo caso, al no tener atados los apoyos suficientes para que la enmienda saliera adelante y al verse amenazada la aprobación del dictamen, los socialistas han decidido retirar a última hora la enmienda durante el debate de la ley en la comisión, paso previo a la aprobación definitiva de la norma en el Pleno para después ser remitida al Senado. 

"La actitud improductiva y los vetos cruzados de los grupos solo logra postergar la aprobación de este texto. Además, dejan muy dañada una ley que aborda el consentimiento sexual pero no aplicará ninguna medida para impedir una de las peores formas de violencia contra las mujeres", han apostillado fuentes parlamentarias del grupo socialista.

Asimismo, durante la defensa de su posición en el debate, la diputada del PSOE Laura Berja ha anunciado la retirada de la propuesta "por responsabilidad", pero ha avanzado que este mismo jueves por la mañana su grupo registrará una proposición de ley con el mismo texto. 

Más noticias