Público
Público

El máster del líder del PP Casado se niega a dimitir por el caso de su máster y tampoco entregará sus trabajos

El líder del PP sigue la estrategia del resto de portavoces de su partido y se esfuerza por marcar las diferencias del caso sobre las irregularidades en su máster en la URJC con el de la dimitida ministra de Sanidad, Carmen Montón.

Publicidad
Media: 4.43
Votos: 7

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, en el acto de apertura del curso político celebrado en el municipio pontevedrés de Cerdedo-Cotobade. EFE/Lavandeira JR

Las irregularidades en torno a su máster universitario llevaron este martes a dimitir a la ministra de Sanidad, Carmen Montón, pero el líder del PP, Pablo Casado, insiste en que él no hará lo propio en relación a su máster. En el Partido Popular aseguran que no contempla dimitir ni siquiera si es imputado por el Tribunal Supremo, como previsiblemente se resolverá en las próximas semanas, y rechazan también que Casado vaya a entregar los cuatro trabajos con los que logró superar su máster en la Universidad Rey Juan Carlos, que suman algo más de 90 páginas. Le convalidaron 18 de las 22 asignaturas de este curso. 

En contra de lo que afirma, Casado no permitió un análisis exhaustivo de sus trabajos, y se limitó a permitir que fueran ojeados brevemente. No incorporaban sello, marca de aguas o fecha.

"Tras cinco meses de explicaciones, permítanme que diga que el PP está en lo importante", despachaba este miércoles el líder de los conservadores en los pasillos del Congreso de los Diputados. "A quien debiera dar explicaciones, si así lo correspondiera, es a otra instancia", incidía, asumiendo que puede ser citado a declarar como investigado, como pide la juez que instruyó este caso.

Además, el presidente del PP pasaba de puntillas sobre el caso Montón, y afirmaba incluso que otorga el "beneficio de la duda" al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, después de que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, aprovechara el Pleno para poner el foco sobre su trabajo fin de máster, saltándose para ello el Reglamento del Congreso. 

La preocupación en el PP por las analogías entre los casos Montón y Casado es evidente, y en las últimas horas muchos de sus principales dirigentes se han esforzado por marcar las diferencias entre ambos. "En este caso hubo supuesta falsedad de documento público, y probablemente haya precipitado su dimisión", recordaba Casado.

En la misma línea, el líder de los conservadores aseguraba que él "no conocía a los que organizaban el doctorado", si bien en su día también afirmó que entregaba los trabajos directamente al director del máster, Enrique Álvarez Conde. Álvarez Conde está  imputado por el caso Cifuentes -la expresidenta de Madrid cursó el mismo máster que Casado-.

En su comparecencia de este miércoles, el presidente del PP también ha incidido en que su máster era un curso habilitante para cursar el doctorado, y por tanto no era "finalista", y ha sacado pecho porque "10 horas después de conocer la información, 60 compañeros periodistas pudieron revisar toda la documentación y los trabajos".

Casado aludía así al brifing que impartió en la sede del PP, en la madrileña calle Génova. En contra de lo que afirma, no permitió un análisis exhaustivo de sus trabajos, y se limitó a permitir que fueran ojeados brevemente. No incorporaban sello, marca de aguas o fecha.

Antes que Casado también han comparecido para apuntalar el relato sobre estas diferencias con el caso Montón Rafael Hernando y Fernando Martínez-Maillo, portavoces adjuntos del PP en la Cámara Baja. A su vez, en entrevista con Cadena Ser, el vicesecretario de Organización del partido, Javier Maroto, llegaba a afirmar que si Casado llega a ser imputado "se verá que es una víctima".