Público
Público

La Mesa tendrá la última palabra sobre la partición del Grupo Mixto ante la división de los partidos minoritarios

Las dos vías que hay sobre la mesa plantean la creación de un grupo aparte del Mixto, una con un grupo de partidos regionalistas y otra con un reparto "equitativo" entre los dos grupos. La falta de acuerdo podría dar lugar al Grupo Mixto más grande y complejo de la historia reciente.

Imagen de archivo de Pedro Quevedo (NC) y Ana Oramas (CC) en el Congreso de los Diputados. EFE

La partición del Grupo Mixto más heterogéneo y con más partidos políticos de la historia reciente la llevará a cabo la Mesa del Congreso. Las formaciones minoritarias no han alcanzado un acuerdo que suscite el suficiente consenso para dividir al grupo y conformar dos órganos con los que aligerar el peso del trabajo parlamentario.

Con más de una decena de partidos y más de una veintena de diputados, las formaciones minoritarias de la Cámara Baja estudian y negocian desde hace semanas fórmulas para evitar la conformación de un grupo que todos los partidos consideran "ingobernable". Sin embargo, aunque todos los dirigentes asumen la necesidad de llevar a cabo esta partición, existen fuertes discrepancias en cuál sería la mejor fórmula para llevarlo a cabo.

La situación convirtió este martes en una jornada de intensas negociaciones en la que las formaciones minoritarias constataron sus discrepancias en torno a dos vías o soluciones principales. Desde hace semanas, partidos como Compromís proponen una partición equitativa del Mixto, con un reparto equilibrado de diputados que atienda más a cuestiones operativas a la hora de realizar los trabajos parlamentarios y de repartir los recursos que a cuestiones ideológicas.

El portavoz de la formación valenciana en la Cámara, Joan Baldoví, ha especificado que se trataría de constituir un grupo que aglutinara a 16 diputados (todos los que recaerían en el Mixto salvo los de Navarra Suma, Foro y la CUP. Los dos primeros partidos no entrarían en el grupo 'alternativo' porque el reglamento cuestiona su situación actual, ya que se presentaron en coalición con el PP a las elecciones. En el caso de la formación independentista, el resto de partidos asegura que no han querido entrar en las negociaciones).

No se trataría, explican desde Compromís, de hacer un grupo alternativo con 16 diputados y dejar al Mixto con cinco, sino de conseguir la creación de dos grupos parlamentarios para 'traspasar' diputados entre ambos órganos (una vez constituidos) y así alcanzar un reparto equitativo. El Reglamento del Congreso estipula dos fórmulas para crear un grupo: tener un mínimo de 15 diputados; o un mínimo de 5 parlamentarios y, al menos, un 5% de los votos a nivel estatal o un 15% en las circunscripciones donde se han presentado las formaciones.

La vía defendida por Compromís se articularía atendiendo al primer requisito, el de los 15 diputados. Sin embargo, en las últimas semanas se ha planteado por parte de otras fuerzas la creación de un grupo en base a la segunda fórmula, la de los cinco parlamentarios más un mínimo de representación a nivel estatal o de la circunscripción. 

El PRC, decisivo, se debate entre las dos fórmulas

Este órgano estaría constituido por Coalición Canaria (sin el diputado de Nueva Canarias Pedro Quevedo, que no obtuvo el 15% en su circunscripción ni el 5% a nivel estatal), Navarra Suma, PRC y Teruel Existe, que conformarían un grupo 'regionalista'. Sin embargo, la opción podría suscitar algunas dudas jurídicas por parte de la Mesa del Congreso, dado que Navarra Suma se presentó a las elecciones con el PP y Ciudadanos, por lo que su firma no tendría validez a la hora de constituir un grupo.

Desde Teruel Existe llegaron a condicionar los apoyos a la investidura de Sánchez a que el PSOE permitiera en la Mesa la creación de este grupo regionalista, aunque precisaron que no se trataba de una "condición definitiva". Sin embargo, fuentes parlamentarias aseguran que los socialistas ya les han transmitido a estas fuerzas que no están dispuestos a facilitar la conformación de este grupo.

Coalición Canaria, Navarra Suma, el PRC y Teruel Existe se reunieron este martes en el Congreso para ultimar el registro del grupo, que se cierra este miércoles a las 20 horas. Sin embargo, a última hora de la tarde los cántabros no tenían clara su posición, y se debatían entre la fórmula 'regionalista' y la fórmula de los 15 diputados defendida por Compromís; su decisión será crucial a la hora de llevar a cabo la partición del Mixto.

La última palabra será de la Mesa del Congreso, que, si nada cambia, recibirá varias propuestas de registro de diferentes grupos más allá del Mixto. El órgano de gobierno de la Cámara ya habría consultado a sus servicios jurídicos y en el historial parlamentario existen precedentes de ambas fórmulas, por lo que la decisión, apuntan fuentes parlamentarias, "será de los miembros de la Mesa, más allá de los precedentes jurídicos y de los informes de los letrados".