Público
Público

Los "mimos" de Almeida a la Policía Municipal: pistolas táser, porras extensibles y unidades de drones

El alcalde dotará a los agentes de pistolas táser, porras extensibles y una unidad de drones, y se ha comprometido a abonar las horas extras pendientes. La oposición recuerda al alcalde que las prioridades son aumentar la plantilla y resolver el deficiente estado de algunas dependencias policiales.

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3

El alcalde, en el día del patrón dela Policía Municipal. Foto Ayuntamiento de Madrid.

Pistolas táser, porras extensibles, tabletas para formalizar denuncias, una unidad de medios aéreos o drones… La Policía Municipal está muy presente en las decisiones del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, quien en un tiempo récord está dotando al Cuerpo de importantes elementos de seguridad y protección de los que carecían con el anterior equipo de gobierno.

Almeida quiere de esta forma hacer borrón y cuenta nueva y desmarcarse de la gestión de Manuela Carmena y del entonces responsable de Seguridad, Javier Barbero, que no fue bien acogida ni por los mandos del Cuerpo ni por los concejales populares, que llegaron a acusar a la alcaldesa de mostrar muy poco cariño a los funcionarios municipales.

El regidor madrileño tenía muy clara cuál iba a ser su estrategia, ya que el pasado 15 de junio, poco después de recoger el bastón de mando en la sesión de investidura del Ayuntamiento, y en la que fue una de sus primeras decisiones, pidió a los jefes de la Policía Municipal que hicieran todo lo necesario para que el acto central de la celebración del patrón volviera al paseo de Coches de El Retiro, emplazamiento que había sido descartado por el equipo de Carmena en los últimos años.

El alcalde ha anunciado la compra de más de 200 pistolas de descargas eléctricas

Desde su llegada al Palacio de Correos, Almeida ha puesto en valor la labor que realiza la Policía Municipal y ha defendido que los agentes deben contar con los elementos necesarios para proteger la seguridad y garantizar la convivencia en la ciudad de Madrid.

De esta forma, durante el último mes, el alcalde ha anunciado la compra de más de 200 pistolas de descargas eléctricas, más conocidas como Taser (marca de su principal fabricante), que han sido demandadas durante mucho tiempo por los sindicatos, sin que el anterior equipo de gobierno autorizara su uso por parte de los agentes municipales.

Almeida se ha comprometido también a dotar de tabletas electrónicas a los policías para formalizar las denuncias, a entregar uniformes de gala a los miembros de la escala ejecutiva y, lo que es más importante, a destinar una partida de 16 millones de euros para abonar las horas extras pendientes a policías y bomberos, en aplicación del acuerdo de jornada laboral de 35 horas firmado con la anterior corporación.

El portavoz del PSOE en la Comisión de Seguridad del Ayuntamiento, Ramón Silva, reconoce que la Policía Municipal viene de una época en la que no se la trató correctamente y en la que hubo muchos errores por parte de los gestores municipales. “Eso lo ha sabido aprovechar Almeida”, asegura, “que está intentando dar la imagen de que él sí mima y cuida al Cuerpo”.

La guinda del pastel

Silva cree que las medidas anunciadas por el alcalde, aun siendo importantes, son como la guinda del pastel y faltan por resolver grandes cuestiones como el aumento de la plantilla policial y la mejora de sus instalaciones y dependencias, sobre todo las de los módulos prefabricados, que en muchos casos presentan un estado lamentable.

Más de 500 plazas están todavía pendientes de la convocatoria de oposición 

Respecto a la promesa de pagar las horas extras pendientes, el edil socialista señala que el alcalde ya ha tenido tiempo de hacer efectivo el abono desde que llegó a la Alcaldía, y no puede culpar del retraso al equipo de gobierno anterior. “Lo que tiene que hacer es resolver con prontitud este asunto y tiene capacidad para ello”, remachó.

Sobre este aspecto, un portavoz del área de Seguridad consultado por este periódico mostró su desacuerdo con Silva y recordó que la anterior corporación dejó una deuda de casi diez millones de euros por las horas extras y la incorporación de la jornada de 35 horas, sin que hicieran ninguna provisión de fondos. “Para pagar dicha deuda”, aclaró, “ya se ha aprobado una partida de 9.960.362 euros”.

Otro asunto pendiente al que tiene que hacer frente el Ayuntamiento es, según Silva, la falta de efectivos policiales, “que es un problema heredado de los años de gobierno del PP” y que se ha visto agravado por la jubilación anticipada de funcionarios que entró en vigor el pasado 1 de enero.

Déficit de policías

"Tenemos un déficit de policías altísimo. Más de 500 plazas están todavía pendientes de la convocatoria de oposición y no salen. Ya está bien de que el PP eche la culpa a sus antecesores porque lleva más de tres meses gobernando. Han tenido tiempo para empezar a sacar oposiciones de policía y no lo han hecho", puntualizó.

Por su parte, los actuales responsables del área de Seguridad insisten en que Almeida se encontró un Cuerpo de Policía Municipal compuesto por 5.600 agentes, una de las cifras más bajas de la historia, y que para ampliar la plantilla se van a poner en marcha el año que viene diferentes ofertas de empleo público que supondrán un total de 565 nuevas plazas.

En el plano sindical, las medidas acordadas por el alcalde han sido bien acogidas. Jaime Johnson, secretario general de la Unión de Policía Municipal (UPM), la segunda central con más representación en el Cuerpo, agradece al regidor que dote al cuerpo de elementos de seguridad como la pistola táser, “porque las llevábamos reclamando desde hace mucho tiempo como herramienta de autoprotección”, precisa, “y con su uso entendemos que disminuyen los riesgos”.

Respecto al deficiente estado de algunos módulos prefabricados, Johnson dijo que tienen la palabra del Ayuntamiento de que van a ser reparadas y de que se van a construir otras ocho dependencias.

Johnson se muestra más cauteloso respecto a la promesa de Almeida sobre el pago efectivo de las horas extras y, en cuanto al aumento de plantilla, se limitó a recordar que la corporación les ha dicho que en los próximos años crecerá hasta los 8.000 componentes.

Más noticias en Política y Sociedad