Público
Público

Una multitudinaria manifestación en Santiago reivindica a Galicia como nación con "derecho a decidir por sí misma"

Vía Galega, la plataforma convocante, ve en el Estatuto de Autonomía de "un corsé" que ni con reformas dará "respuestas que este país necesita".

Imagen de la convocatoria de Vía Galega por el derecho a decidir en Galicia.
Imagen de la convocatoria de Vía Galega por el derecho a decidir en Galicia. TWITTER DE VÍA GALEGA

Más de un millar de personas han tomado las calles de Santiago en la mañana de este domingo en una multitudinaria protesta para clamar que Galicia "es una nación" que tiene "derecho a decidir por sí misma", también ante los retos sanitarios y económicos que deja tras de sí la crisis sanitaria del coronavirus.

La marcha, convocada por la plataforma Vía Galega, ha partido a las 11,30 horas de la Alameda compostelana para finalizar pasado el mediodía en Praza da Quintana. Los manifestantes, todos ellos ataviados con mascarilla, han estado organizados en tres filas cuando recorrían el Ensanche y en dos por el casco histórico, de calles más estrechas, para mantener la distancia social entre ellos.

La portavoz de Vía Galega, María Xosé Bravo, ha explicado ante los medios antes de iniciar la protesta que su cometido es "defender los intereses de Galicia" para que tenga "voz y voto" en aquellas cuestiones "básicas" que le afectan.

Así, ha hecho un llamamiento a la movilización de "todas aquellas gallegas y gallegos que defienden el derecho a decidir y que comparten tres cuestiones básicas: Galicia es una nación, tenemos derechos y hagamos oír nuestra voz".

En este sentido, Bravo ha recalcado que ante la triple crisis "económica, social y sanitaria" actual, "son necesarias respuestas gallegas": "Es necesario que los gallegos decidamos nosotros sobre lo nuestro, que busquemos nosotros soluciones a nuestros problemas".

Estas ideas, ha explicado, son las que mueven a casi 70 asociaciones y 1.500 personas que hace tres años crearon la plataforma Vía Galega "para defender los intereses de Galicia". "Para que ahí donde se decida sobre lo nuestro, esté Galicia con voz y con voto sobre cuestiones que son básicas. Eso es de lo que hablamos cuando hablamos del derecho a decidir", ha subrayado Bravo.

A lo largo de la marcha, "España es nuestra ruina", "Gobierno aquí y no en Madrid" y "trabajo digno en nuestra tierra" han sido algunas de las consignas escuchadas este domingo por las calles de Santiago, junto a la ya habitual: "Que queiran, que non, Galiza é una nación" -'Que quieran, que no, Galicia es una nación'-.

En la manifestación han participado diferentes figuras y personalidades del nacionalismo gallego tanto político como civil. Entre ellas, han estado el diputado del BNG en el Congreso, Néstor Rego; además de otros diputados y cargos orgánicos de la formación; el secretario nacional de la CIG, Paulo Carril; las actrices Neves Rodríguez e Isabel Risco; y el escritor Suso de Toro.

Una vez en Praza da Quintana, el más de un millar de personas que ha secundado la convocatoria se han dispuesto separadas y en filas para escuchar la música interpretada por los artistas Jasper -de la banda Nao- y Rodrigo Ramos, además de las proclamas de Isabel Risco: "Recordad que no hay bicho que acabe con nosotros".

"Un país pobre y subsidiario" del Estado

Tras esto, la portavoz de Vía Galega ha realizado una intervención en la que ha cargado contra los "mecanismos de desprestigio" que conciben a Galicia como "un país pobre y subsidiario" del Estado español, cuando realmente es "un pueblo rico lleno de gente trabajadora que quiere vivir de su trabajo".

Así, María Xosé Bravo ha reclamado herramientas como una Hacienda propia como instrumento de financiación, una tarifa eléctrica gallega que "baje el precio de la energía y considere la electricidad como bien básico", la recuperación de las concesiones de los embalses que "en muchos casos" se otorgaron durante el franquismo y una "verdadera política de industrialización".

Además, se ha referido al problema demográfico de la Comunidad gallega no solo por la baja natalidad, sino también por la "sangría" de la emigración, "que afectó a 100.000 jóvenes desde la llegada de Feijóo al gobierno de la Xunta".

María Xosé Bravo también ha puesto el foco en la necesidad de que Galicia tenga "participación directa" en la reforma de las políticas agraria y pesquera de la Unión Europea. "No queremos robarle nada a nadie, pero también tenemos el derecho a exigir que nadie entorpezca nuestro camino, que nadie nos robe el futuro", ha sentenciado.

Estructura territorial del Estado

No en vano, la portavoz de Vía Galega ha asegurado que "más pronto que tarde", ante el debate que hay en España "sobre el reconocimiento de la existencia de distintas naciones y de los derechos colectivos", habrá "modificaciones en la estructura territorial del Estado".

"Y Galicia tiene que estar ahí", ha afirmado, para posteriormente calificar el Estatuto de Autonomía actual --que acaba de cumplir 40 años-- como "un corsé" que ni siquiera con reformas dará "las respuestas que este país necesita".

Por su parte, la actriz y comunicadora Neves Rodríguez ha remarcado el carácter de Galicia como nación y se ha permitido citar a Castelao en 'Sempre en Galiza': "Nos muestra la condición nacional de Galicia, por tener idioma propio, territorio diferente, una vida económica peculiar con su estructura social diferenciada, hábitos psicológicos colectivos y una cultura propia".

"Como pueblo, tenemos derecho a la autodeterminación, a decidir nuestro futuro como gallegas y gallegos", ha añadido. En esta misma línea, el escritor Suso de Toro ha señalado que esta meta es "imprescindible para impedir el expolio" y disponer de los recursos propios de Galicia, para "parar la eucaliptización del país y la contaminación" y para combatir contra la pandemia.


Más noticias de Política y Sociedad