Público
Público
EL LEGADO DE FRANCO

Los nietos de Franco contra periodistas: primer juicio por informar sobre el patrimonio del dictador 

Este miércoles se celebra la vista oral, en el Juzgado de Primera Instancia 43 de Madrid, por la demanda de los siete nietos del dictador contra un programa de la cadena Cuatro y varios periodistas que informaron de sus investigaciones sobre el origen de la fortuna que Franco.  

Familiares de Franco, a su llegada al Valle de los Caídos.
Familiares de Franco, a su llegada al Valle de los Caídos, el 24 de octubre de 2019, cuando se exhumaron los restos del dictador.  Pool / EUROPA PRESS

Tras varias suspensiones, este miércoles se celebra en el Juzgado de Primera Instancia 43 de Madrid el juicio por la demanda planteada por los siete nietos del dictador Franco contra el programa de televisión 'En el punto de mira' de Cuatro, con el título 'La herencia de los Franco', que se emitió el 23 de julio de 2018, en prime time. Aseguran que en dicho programa se vertieron afirmaciones que suponían una intromisión en su honor y se vulneró su derecho a la intimidad, a la propia imagen personal y familiar. Piden una indemnización conjunta y solidaria de 50.000 euros y la destrucción del programa.

Los demandados son: la propia cadena, propiedad de Mediaset; los directores del programa, Juan Serrano y Lorena Correa; tres reporteros -Pablo de Miguel, Juan Carlos González y Carla Sanz; los periodistas de investigación Mariano Sánchez Soler y Javier Otero Bada; Carlos Babío, exconcejal de la localidad gallega de Sada, donde se ubica el Pazo de Meirás ; y el tertuliano Jimmy Giménez Arnau, que estuvo casado con una nieta de Franco.

¿Qué ofendió a los nietos del dictador? "El programa (...) sigue un guion, en el que se elimina cualquier referencia objetiva o imparcial, que se constituye en un instrumento destinado a descalificar a mis representados y su patrimonio", consta en la demanda de los Franco, que se refiere a la dictadura encabezada por el general Franco como "el régimen anterior". 

La demanda ahonda en el guion del programa: "Bajo la apariencia de un reportaje o documental, se articula una relación de contenido en el que se vincula la herencia y los negocios de mis representados (...) con "subastas amañadas, donaciones ilegales, testaferros y abusos de poder", en las que se pretende "abundar en la fortuna del dictador y su reconversión en un holding gestionado por sus herederos"".

Los periodistas Mariano Sánchez Soler y Javier Otero han investigado el origen de la fortuna de Franco y en el legado que recibió su hija, multiplicado con diversas inversiones y traspasado a sus siete hijos. Sánchez Soler es autor del conocido libro 'La Familia Franco S.A.' donde explica los negocios y los privilegios de la saga del dictador. Además, recientemente ha publicado 'Los ricos de Franco', una investigación sobre los grandes magnates de la dictadura y sus conexiones actuales. Otero, por su parte, ha indagado en la corrupción que permitió al dictador atesorar ingentes bienes al margen de su salario oficial como jefe de Estado.

En el programa, Mariano Sánchez Soler se refirió a la nula investigación que se hizo en democracia sobre los bienes de la familia Franco fuera de España y al dinero que afloró en la amnistía fiscal del ministro del PP Cristóbal Montoro o en el caso de los 'papeles de Panamá'.  Javier Otero explicó la adquisición por parte de Franco de una finca con fondos de origen incierto, pero que los nietos del dictador en su demanda atribuyen a sus propios ingresos. 

Parece que no les gustó a los descendiente de Franco que Sánchez Soler mencionara la cifra de 500 millones como la herencia aproximada que pudo dejar el dictador. "Lo cierto es que aquellas referencias y cuantificación quedan en el absurdo cuando se conoce, como ha sido también difundido recientemente, el testamento del abuelo de mis mandantes, en el que dejo en herencia a su viuda e hija, la cantidad de 28.500.315 pesetas (171.290 euros)".

A tenor de los términos empleados en la demanda, los nietos de Franco echan por tierra las cientos de investigaciones rigurosas en torno al patrimonio del proclamado 'caudillo' en 1939. A estas alturas, tras la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos y la devolución al Estado del Pazo de Meirás, la saga de Franco comienza una batalla judicial para impedir que se informe sobre la corrupción en la dictadura, encarnada en la figura de su abuelo. 

Se quejan de que en el programa demandado "se excluye cualquier connotación que pueda resultar propicia al régimen anterior, se discriminan los daños y consecuencias de las actuaciones de los bandos y las circunstancias que dieron lugar a la Guerra Civil, en una anacrónica e inadecuada utilización parcial de la memoria, que nos vemos obligados a referir en cuanto no son ajenas a la campaña de desprestigio, en la que se introduce a mis mandantes".  

Pendientes de otro juicio por la vía penal

Antes de esta demanda civil, los nietos de Franco interpusieron, en julio de 2019, dos querellas por calumnias e injurias contra este programa de Cuatro y sus participantes y contra un programa de La Sexta Equipo de Investigación. Ambas fueron archivadas. "Los jueces de instrucción entendieron que los nietos de Franco no estaban legitimados para interponerlas porque la persona presuntamente ofendida está fallecida", explica el abogado Enrique Botella, defensor de Mariano Sánchez Soler.

Sin embargo, los Franco recurrieron en apelación el archivo pero solo en el caso de la querella contra Cuatro. La sorpresa llegó en agosto de 2020, cuando la Audiencia Provincial de Madrid les dio la razón y ordenó al Juzgado de Instrucción 39 de Madrid la reapertura de la causa. Así que son dos vías las que tienen abiertas las nietos del dictador en estos momentos para pararle los pies a la prensa.

Más noticias