Público
Público

Elecciones generales 10-N El PP, con la vista puesta en el 10-N, se pregunta por qué no le votan los jóvenes

En este 'boom' de la política, hay miles de jóvenes que quieren ser escuchados. Algunos votan por primera vez, otros no lo harán. Los partidos luchan por seducir a los nuevos votantes... y el Partido Popular no lo consigue.

El líder del PP, Pablo Casado, en un acto de Nuevas Generaciones de Andalucía. Fuente: PP

marta monforte jaén

En política no hay demasiadas certezas. Y menos en los últimos años. La aparición de formaciones nuevas ha desestabilizado a un bipartidismo consolidado durante décadas. La ciudadanía apuesta ahora por un sistema multipartidista, en el que son necesarios los acuerdos para gobernar. En este 'boom' de la política —que colma los espacios televisivos mañana y tarde— hay miles de jóvenes que quieren ser escuchados. Algunos votan por primera vez, otros no lo harán. Estadisticamente, —según los datos que arroja el CIS— los votantes más jóvenes son los que más se abstienen. Los partidos luchan por seducir a los nuevos votantes... y el PP, por el momento, no lo consigue.

El politólogo Eduardo Bayón, especialista en asesoramiento en comunicación política, asuntos públicos y estrategia, explica en declaraciones a Público que el partido que preside Pablo Casado tiene un "problema grande" con el voto joven "desde hace bastante tiempo". Pero este voto —que podría abarcar desde los 18 a los 30— no es su único problema, señala. El investigador identifica que los 'populares' "levan varios años siendo cuarta fuerza entre los menores de 45 años, con datos muy bajos especialmente entre los menores de 35 años".

Bayón alega que "el voto por edad tiene correlación directa" con el "voto por tamaño del municipio y con el nivel de estudios del votante" y que el PP "es más fuerte entre los mayores de 45 y, especialmente, entre los mayores de 65 años": "Hay que tener en cuenta que son mayor número de votantes debido al envejecimiento de las poblaciones occidentales y en particular de la sociedad española. Y lo que es más importante, son segmentos de electores que participan y se movilizan más electoralmente. Esto hace también que el PP se mantenga a los niveles de voto actuales".

"Es un problema que ha ido arrastrándose con los años"

Voces en el PP aseguran que este tema viene de lejos "y ha ido arrastrándose con los años". Reconocen, además, que la aparición de la "nueva política" ha empeorado su situación y que su principal caladero lo recogen de personas mayores de 65, cuyo voto 'fiel' no está asegurado por muchos años. "Siempre ha habido informes e investigaciones sobre por qué no convencemos a los más jóvenes. Se han impulsado corrientes dentro del propio partido para atraer a ese tipo de votantes, pero cada vez veo más difícil que podamos convencerlos", señala una fuente con larga trayectoria en las filas 'populares' a Público.

Otra voz autorizada en el partido considera que el tipo de mensajes que envía el PP no "son atractivos" para la gente de menos edad: "El mantenimiento de las pensiones, la estabilidad económica, controlar el gasto para no disparar el déficit… con eso no te ganas a la gente joven, que normalmente es más idealista". Y cree que su partido debe poner en el centro del discurso las políticas de empleo: "Los jóvenes han sido los peores parados de la crisis, la mayoría tiene formación y en muchas ocasiones encadena contratos precarios de otros ámbitos distintos del que estudiaron. Tenemos que ofrecerles soluciones".

Hubo quien confiaba en que Pablo Casado—es el candidato más joven a la presidencia del Gobierno, con 38 años— le diera la vuelta a la situación. Un giro generacional para atraer a ese votante más joven. No obstante, pesar de que ha renovado la dirección del partido junto a las listas al Congreso y al Senado, el resultado ha sido devastador para el PP, que ha pasado de 137 a 66 escaños en menos de dos años.

"Existe una contradicción entre la edad que tienen nuestros lideres y el tipo de mensajes que enviamos" —subraya una fuente del PP— que critica que Casado se parece "muy poco" a los jóvenes españoles a los que quiere representar. "Tenemos un presidente que tiene menos de 40 años y que va siempre de traje y corbata, que tiene dos niños pequeños, que forma una imagen de familia feliz. Una persona que quiere limitar el aborto, que se pone de perfil con la exhumación de Franco. Un secretario general —Teodoro García Egea— que es más joven todavía y tiene otra niña… creo que ningún joven se puede identificar con ellos".

Diego Gago: "La oposición siempre nos viene con el cuento de que los jóvenes son de izquierdas"

Diego Gago es presidente de Nuevas Generaciones del PP desde 2017 y ha sido diputado en el Congreso por Vigo esta última legislatura. Señala a Público que "sin el voto joven" es difícil ganar las elecciones, por lo que atraer ese público es su prioridad. Subraya que la organización que preside es la "primera organización político juvenil del país", muy por delante de las Juventudes Socialistas: "La oposición siempre nos viene con el cuento de que los jóvenes son de izquierdas, pero en cuanto a vinculación directa, el PP es el primer partido".

Gago considera que la visibilidad de los jóvenes ha "aumentado considerablemente" en la etapa de Pablo Casado: "El mal resultado en el Congreso no nos ha permitido darle la oportunidad a los más jóvenes, pero si subimos entre 20 y 30 escaños, como apuntan las encuestas, podríamos tener entre 4 o 5 integrantes de NNGG menores de 30 años. Antes era impensable".

El diputado reconoce que en los últimos años, "muchos jóvenes de centro derecha" han optado por otros partidos, como Vox o Ciudadanos, pero cree que la recuperación del PP en las encuestas "no viene tanto por el votante más mayor", sino aquel que tiene entre 30 y 40 años. "Lo habíamos perdido y está volviendo".

Medidas clave para captar voto joven de cara al 10-N

La diputada y secretaría de Estudios y Programas del PP, Edurne Uriarte, que concurrió como número tres en la lista por Madrid al Congreso, apunta varias claves para captar voto joven. Defiende que la "principal preocupación" de los jóvenes es el empleo: "Ahí es donde el PP tiene lo que consideramos la mejor hoja de servicios y donde tenemos que destacar nuestros logros", señala en conversación con este diario.

Edurne Uriarte, en una foto de archivo - EFE

Uriarte es también catedrática de ciencia política, escritora y periodista y afirma que "los partidos tradicionales han perdido capacidad de atracción para conseguir voto joven", pero considera que, eventualmente, este voto volverá: "Esto es muy temporal, muy coyuntural, muchos jóvenes se han sentido fascinados por formaciones como Podemos o Vox, pero estoy segura que cambiarán de opinión".

Para ello, en palabras de la diputada por Madrid, "hay que ofrecer a los jóvenes esperanzas y soluciones, perspectivas positivas". En cuanto a medidas concretas señalan el plan de choque por el empleo juvenil puesto en marcha por Mariano Rajoy, incentivos fiscales para menores de 35 años, una ampliación de la tarifa plana a los autónomos, hasta 3 años a los menores de 30, y un plan para crear 'start ups' con incentivos fiscales.

Asimismo, en materia de educación, desde el PP proponen "garantizar" la igualdad de todos los estudiantes de toda España: "Nuestro objetivo es que la EBAU los contenidos sean los mismos para todos, que cueste el mismo esfuerzo". Quieren implantar, además, la gratuidad educación de 0 a 3 años e incluir ayudas a la conciliación, para que se pueda compatibilizar el empleo con el cuidado de los hijos.

Feminismo y ecologismo, asignaturas pendientes

Una de las cuestiones que más preocupa a los 'populares' es no identificar correctamente cuáles son las demandas de los jóvenes en la actualidad. Fuentes del PP critican que su partido no puede ni debe distanciarse de materias como el feminismo, el ecologismo, la movilidad o la vivienda. "Tienen que encontrar en el PP un partido que defienda lo mismo que ellos... y a veces no lo encuentran".

"El cambio climático y el feminismo son temas que impactan en la agenda global, y hemos fallado lastimosamente a la hora de responder a estas demandas", reconoce una voz 'popular' a Público. "No nos hemos puesto las pilas. En el tema de igualdad habíamos mejorado, éramos conscientes de que teníamos mala imagen… hemos dado marcha atrás", considera.

Uriarte, por su parte, opina que en el PP están "plenamente comprometidos" en los dos campos, pero que sus posiciones "se conocen menos". La diputada, que recientemente ha publicado un libro llamado 'Feminista y de derechas', defiende que "las mujeres del PP tienen tanto o más poder que las mujeres de la izquierda" y que los 'populares' han luchado "tanto o más" por la igualdad que formaciones más progresistas. "El reto para el PP es que eso se reconozca".

Gago, que ha sido portavoz de cambio climático esta pasada legislatura, subraya que desde el PP han querido darle un "perfil jóven" a este área. Afirma que es una cuestión que preocupa mucho en las filas 'populares' y en la que se van a poner todos los medios posibles para avanzar. Eso sí, desde una perspectiva realista y no "electoralista" que pueda cumplir lo que se plantea.

Más noticias de Política y Sociedad