Público
Público

Grabaciones de Villarejo El PP vende su "apoyo" a Cospedal, pero  Casado se mantiene en silencio

El líder conservador, que hasta la fecha acostumbraba a responder preguntas de los medios casi todos los días,  lleva esquivando a los medios en actos públicos desde el lunes, cuando se conocieron las grabaciones del excomisario Villarejo y el marido de Cospedal. Su partido dispara contra Cs por su decisión de no mantener el bloqueo a los PGE.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pablo Casado habla con María Dolores de Cospedal en la cena del Grupo Parlamentario Popular.

El PP vende su "apoyo" a María Dolores de Cospedal, pero el líder del partido evita hacer lo propio. Pablo Casado, presidente de los conservadores, lleva esquivado las preguntas de los medios de comunicación desde este lunes, cuando la web Moncloa.com publicó las primeras grabaciones de conversaciones entre el marido de la exsecretaria general del PP, Ignacio López del Hierro, y el excomisario José Manuel Villarejo Pérez, hoy en prisión provisional por la supuesta comisión de varios delitos.

Casado suele comparecer diariamente ante la prensa, pero lleva sin hacerlo desde la publicación de las grabaciones

Desde su elección como líder del PP, Casado ha dejado pasar escasos días sin ponerse ante micrófonos y cámaras, pero las grabaciones, que prueban incluso que se produjeron encuentros entre la exsecretaria general y Villarejo en la sede del PP, en plena explosión del caso Gürtel (2009) le han llevado a mantenerse en un novedoso segundo plano; ha acudido a tres actos públicos, pero ha evitado a los medios al entrar y salir, y no ha hecho mención a este asunto en sus respectivos discursos. Todo, pese a que este lunes su formación quería celebrar sus 100 días como presidente del PP. 

La portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Dolors Montserrat, afirmó este martes hasta en dos ocasiones que Cospedal tiene "todo el apoyo" del partido. En declaraciones en los pasillos de la Cámara Alta, la dirigente conservadora ha evitado así entrar en cualquier cuestión concreta sobre las grabaciones. 

Como ella, otros dirigentes del PP sólo insisten en su respaldo a la exnúmero dos, exministra de Defensa y hoy diputada e integrante del Comité Ejecutivo Nacional, esforzándose por distinguir su caso del de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, que también se reunió con el excomisario.

Los conservadores piden la dimisión de Delgado, pero sostienen que el caso de Cospedal es distinto:  "No tiene nada que ver. La ministra Delgado ha mentido en esta cámara ante todos los españoles", apostillaba Montserrat. Cospedal tampoco ha dado explicaciones, más allá de remitir un sucinto comunicado. 

De hecho, la vicesecretaria de Comunicación de su partido, Marta González, evitó ayer poner la mano en el fuego por la exsecretaria general, e incidió en que la preocupación de su partido por las grabaciones que pueden seguir saliendo es "mínima". "No estoy nada preocupada", afirmaba este martes Montserrat. 

Los conservadores piden la dimisión de Delgado, pero sostienen que el caso de Cospedal es distinto: "No tiene nada que ver"

En otro orden de cosas, el PP ha elevado hoy el tono contra Ciudadanos, tras la decisión del partido naranja de dejar de retrasar la tramitación de la reforma de la Ley de Estabilidad presupuestaria en la Mesa del Congreso. Esta decisión permitirá que continúe el trámite para poder sortear el veto del Senado a los objetivos de déficit.

Y, mientras el líder de Cs, Albert Rivera, insiste en que van a votar contra las cuentas del Gobierno y Unidos Podemos "con las dos manos", y acusa al partido de Casado de propagar "un bulo" sobre su posición, el PP exige una y otra vez que Cs deje de facilitar la aprobación de los Presupuestos. Esta decisión, decía Montserrat, "abre la puerta para que se aprueben unos Presupuestos que son malos para todos los españoles". "Cs ha abierto este camino, al igual que abrió el camino de la moción de censura", zanjaba. 

Más noticias en Política y Sociedad