Público
Público

Procés Independentistas critican la apertura del juicio por el 1-O : "Es un juicio contra 2,3 millones de catalanes"

Quim Torra, presidente de la Generalitat, ha asegurado que esperaba el archivo de la causa porque considera que no hubo ningún delito, y ha insistido en la posición que tendrá ante una eventual sentencia condenatoria: "Nunca aceptaremos una sentencia que no sea la de la libre absolución".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Generalitat, Quim Torra. / EFE - ANDREU DALMAU

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha calificado este jueves de "infamia" la decisión del Tribunal Supremo (TS) de enviar a juicio a los líderes soberanistas procesados y ha advertido de que no se juzgará solo a estos políticos, sino a más de 2,3 millones de catalanes.

"Hoy no se abre un juicio oral contra políticos honorables y demócratas, sino que se abre un juicio oral contra más de 2,3 millones de catalanes que fueron a votar" el 1-O, ha dicho en declaraciones a los medios desde el Parlament en las que no ha aceptado preguntas.

Ha expuesto que la Generalitat esperaba el archivo de la causa porque considera que no hubo ningún delito, y ha insistido en la posición que tendrá ante una eventual sentencia condenatoria: "Nunca aceptaremos una sentencia que no sea la de la libre absolución".

Además, ha advertido de que, si es condenatoria, los catalanes se enfrentarán a los fallos judiciales con "la fuerza y la determinación" que ya mostraron el 1-O y también en la huelga que se organizó el 3 de octubre de ese mismo año contra las cargas policiales del 1-O.

Por su parte, el portavoz adjunto de JxCat, Eduard Pujol, ha denunciado que el Tribunal Supremo está "obcecado" con unas acusaciones de "violencia, sedición y rebelión" que "no retratan lo que sucedió"

Se abre así la fase de juicio oral, por lo que la Sala da traslado a la Fiscalía, a la Abogacía del Estado y a Vox para que en un plazo de cinco días formulen sus escritos de acusación, plazo que expiraría el 2 de noviembre.

Pujol ha criticado "la coincidencia extraña y desagradable" con la fecha del 2 de noviembre, cuando se cumplirá un año de la primera orden de encarcelamiento de los miembros del anterior Govern que comparecieron ante la Audiencia Nacional.

Además, Pujol ha avisado de que cualquier hipotética rebaja de petición de condena sería igualmente una "vergüenza", pues cree que "no hay causa", por lo que "no hay delito ni puede haber condena".

Más noticias en Política y Sociedad