Público
Público

PSOE y Podemos Sánchez e Iglesias afrontan una reunión clave para marcar el futuro de la legislatura

El Ejecutivo quiere llegar a un acuerdo Presupuestario y pactar una agenda social de temas concretos que puedan contar con la mayoría de la Cámara Baja. En Podemos están dispuestos a ser socios de legislatura si el presidente del Gobierno acepta medidas como acabar con los privilegios fiscales.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, en el día de la moción de censura / EFE

La reunión de este jueves entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; y el líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias -la segunda que celebran ambos en La Moncloa- se antoja que puede ser determinante para saber qué estabilidad real puede tener el Ejecutivo socialista y cuál puede ser la duración de esta legislatura.

En la agenda del presidente, la prioridad está en conseguir que Unidos Podemos apoye el plan de estabilidad y el techo de gasto, para abrir la puerta a la aprobación el próximo año de los Presupuestos Generales del Estado para 2019.

Un acuerdo en este asunto, daría a Sánchez una firme estabilidad que alejaría completamente el fantasma del adelanto electoral prácticamente hasta finales del próximo años. Sánchez quiere convencer a Iglesias de que no tiene más margen que el plan de estabilidad pactado con Europea, el mismo que se presentó el pasado julio en el Congreso y que tuvo el voto en contra de la formación morada. También quiere dejar claro que en ningún caso va a desafiar a la Unión Europea con una senda de déficit mayor.

Sánchez está dispuesto a unos Presupuestos de marcado carácter social, dando cabida a muchas de las medidas de Podemos

En cuanto a la negociación meramente presupuestaria, el presidente del Gobierno está dispuesto a ir a unos Presupuestos de marcado carácter social, dando cabida a muchas de las reivindicaciones de la formación de Pablo Iglesias. Aunque se admiten discrepancias en la llamada agenda social y, sobre todo, en tema de fiscalidad, desde el Ejecutivo se confían en que si hay buena voluntad por parte de Unidos Podemos se llegarán a acuerdos importantes y que beneficiarán a muchos ciudadanos.

Además, se quiere pactar con Iglesias la agenda parlamentaria y, sobre todo, intentar llevar aquellos temas más consensuados y que tengan visos de obtener una mayoría en la Cámara Baja. El Ejecutivo tiene decidido que no se va a arriesgar a perder votaciones cada semana.

Socios a cambio de los acuerdos sociales

Iglesias también acude al encuentro con la aspiración de poder llegar a acuerdos. De hecho, aspira a conseguir un compromiso del presidente para definir una agenda de medidas económicas y sociales, a cambio de garantizar el apoyo de su partido a los Presupuestos Generales de 2019. Fuentes de la dirección indican a Público que se tratarán temas "vitales" para la formación como la dependencia, sanidad, educación, pobreza energética o justicia fiscal.

Iglesias intentará llegar a acuerdos concretos sobre el mercado del alquiler, las pensiones o el material escolar

En concreto, también intentará conseguir acuerdos en medidas que Podemos ya ha marcado como prioritarias como regular el mercado de alquiler, garantizar material escolar gratuito en las etapas obligatorias, revalorizar las pensiones al IPC de forma permanente, acabar con el copago farmacéutico, bajar el IVA de algunos productos o bajar la cuota de autónomos.

Para el partido morado no hay líneas rojas. Sin embargo, insisten en que sólo si el Gobierno está dispuesto a poner en marcha medidas que tienen que ver con sus reivindicaciones, que sirvan "para mejorar las condiciones de la gente", votarán a favor de los PGE. De hecho, estas reivindicaciones están marcadas por las negociaciones ya abiertas entre ambas formaciones

Ni el Gobierno ni Podemos esperan elecciones en 2018

Iglesias en la entrevista del pasado lunes en los Informativos Telecinco también dejó clara su intención: "Si el gobierno está dispuesto a negociar en las materias que reclamamos, estamos dispuestos a cogobernar". Esta intención de Podemos no es nueva, ya que desde que Sánchez llegó a La Moncloa se ofrecieron como socios preferentes si marcaban una agenda social. Durante la entrevista con Pedro Piqueras también aseguró que no se plantea el escenario de las elecciones, ya que mantiene contacto telefónico con Sánchez y su impresión es que el presidente quiere llegar a acuerdos.

En el Gobierno se quieren poner en la hipótesis de un desencuentro total pero, en cualquier caso, dan por hecho que este año no se convocarán las elecciones generales. De hecho, el propio secretario de Organización, José Luis Ábalos, apuntó el pasado lunes que en el peor de los escenarios no se fijarán las elecciones hasta 2019.