Público
Público

Podemos y Gobierno Iglesias retoma la actividad política entre las negociaciones de Podemos con el Gobierno

El partido morado ha celebrado su primera Ejecutiva después del verano. Ha estado dirigida por Pablo Iglesias, que se ha reincorporado tras repartir al 50% con Irene Montero la baja de paternidad

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Los portavoces de Podemos Noelia Vera y Pablo Echenique durante la rueda de prensa posterior a la reunión de la Ejecutiva de la formación con la que abre el nuevo curso político. EFE/Víctor Lerena

La actividad política se reanuda en septiembre, y así ha sido para el grupo morado que ha celebrado este lunes su primer Consejo de Coordinación después del verano. En esta Ejecutiva ha tenido su vuelta a la política Pablo Iglesias, que ha dirigido la reunión en la que han debatido las líneas estratégicas y políticas de Podemos para el nuevo curso político.

En la rueda de prensa de la Ejecutiva, como es habitual, han estado al frente Pablo Echenique y Noelia Vera. La portavoz de Podemos ha anunciado que Iglesias y Montero repartirán al 50% la baja que tienen para el cuidado de sus hijos. Entre ambos, han decidido que sea Iglesias quien vuelva primero y, después, regresará Montero.

El inicio del curso está marcado por las negociaciones entre el Gobierno y Unidos Podemos para llegar a un acuerdo por el que el grupo confederal de su apoyo a la senda de déficit y a los Presupuestos Generales de 2019. Sánchez ha anunciado esta mañana que la intención del Gobierno es presentar el proyecto de Presupuestos a finales de noviembre o principios de diciembre, con el objeto de que salgan adelante en la próximo primavera.

Sin embargo, Echenique ha incidido en que la intención de su grupo es trabajar para que "no se prorroguen" y conseguir que las medidas que se están negociando "sean puestas en marcha lo antes posible".

Podemos no renuncia a ninguna de las medidas y trabajarán para que se acuerden "lo antes posible"

Estas medidas son las que reclama Podemos para dar su apoyo a la senda de déficit: medidas con las que se consiga un mayor gasto social, y entre las que están regular los precios de la vivienda para luchar contra la burbuja en el alquiler, fomentar los salarios, reducir la precariedad laboral, subir el SMI, derogar la reforma laboral, caminar hacia una ley de dependencia digna o apostar por una transición energética.

En materia fiscal, parece que es donde están siendo más complicadas a las negociaciones. Si bien la semana pasada ya hubo diferencias, hoy se ha puesto en el centro del debate el impuesto a la banca. Sánchez ha anunciado que sólo valoran un impuesto a las transacciones financieras. Pero el impuesto a la banca es una medida que desde Podemos no renuncian ya que sostienen que hay que "acabar con los privilegios fiscales", asegura Echenique. De hecho, esta fue una de las reclamaciones que más debatieron en la reunión del pasado miércoles entre Hacienda y el grupo confederal.

Otra de las medidas sobre las que se ha puesto mayor énfasis este lunes ha sido sobre la burbuja de alquiler. El Secretario de Organización ha asegurado que es un tema que todavía no se ha tratado en las negociaciones, aunque sí ha querido dejar claro ante los medios de comunicación que hoy se ha conocido una noticia que esperan que sea falsa: que el Gobierno esté explorando dar más dinero a los fondos buitres, que desde Podemos consideran que son una de las causas para la burbuja creada.

Pablo Echenique también ha explicado que están en comunicación constante con el Gobierno. Sin embargo, ha reconocido que no ha habido ningún avance. Aún así, sigue reconociendo como positivo la predisposición a negociar del Ejecutivo, que el PSOE haya “entendido que no se pueden hacer políticas con la extrema derecha, como es Ciudadanos” y que comprendan “que no pueden gobernar con 84 diputados y que tienen que negociar”.

Más allá de estas negociaciones, sobre el tema de Catalunya, Vera ha reconocido las "posiciones diferentes" entre el PSOE y Podemos, insistiendo que desde su partido defienden "el derecho a decidir del pueblo catalán". Ha critica que el PSOE ha "tambaleado" pero que la dirección de su discurso "es un paso hacia el diálogo".