Público
Público

Los socialistas valencianos ceden ante Ferraz y no harán listas conjuntas con Podemos

El PSPV llevó la propuesta ante el Comité Federal de Listas, pero fue rechazada casi por unanimidad

La sede del PSOE, en la madrileña calle de Ferraz, en la noche electoral del 20-D. EFE/J.P. Gandul

MANUEL SÁNCHEZ

MADRID.- El Partido Socialista del País Valenciano (PSPV) no hará listas conjuntas con Compromís y Podemos de cara al Senado, tras ver rechazada casi por unanimidad su propuesta por el Comité Federal de Listas.

Ximo Puig llevó el pulso hasta ese órgano, y fue su secretario de Organización, Alfred Boix, quien la defendió en la reunión interna, explicando sus argumentos e intentado presentar un solo candidato socialista, para dejar los otros dos huecos a nombres de Compromís y Podemos. El órgano que preside el secretario de Organización, César Luena, rechazó tajantemente la propuesta con el apoyo de todos los miembros del Comité de Listas menos el representante valenciano, que optó por la abstención.

De esta forma, parece que se pone fin al culebrón de esta semana, provocado en gran parte por la oferta general que le hizo el líder de Podemos, Pablo Iglesias, al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, de ir en listas conjuntas en toda España a la Cámara Alta. El líder socialista rechazó de inmediato la propuesta con un ”no, gracias”, pero varias federaciones del PSOE que estaba en esas negociaciones se resistieron en un principio a abandonarlas.

Aragón y Baleares cedieron pronto, rompiendo las negociaciones con Podemos en sus territorios, pero el presidente valenciano, Ximo Puig, se ha mostrado hasta el final firme en sus planteamiento de buscar esas listas conjuntas que, en opinión, le darían nueve senadores por la Comunidad Valenciana, quitándoselos al PP. No obstante, Puig dijo desde el primer momento que iba a acatar la decisión del partido.

No obstante, la disputa ha abierto aún más las diferencias entre Sánchez y Puig, aunque nunca estuvieron muy cerca el uno del otro. De hecho, esta tarde hay una reunión de todos los secretarios generales con el líder socialista, y el presidente valenciano no va a acudir.

El resto de las candidaturas son prácticamente iguales que las que el PSOE presentó de cara al 20-D, salvo los movimientos ya conocidos de las listas de Madrid y Barcelona. Esa era la filosofía que quería Sánchez, y se ha cumplido en reglas generales salvo contadas excepciones.

El dictamen de la Comisión de Listas deberá ser ratificado este sábado por el Comité Federal, pero se espera que se haga por asentimiento y no se reabra más este debate. Además, a continuación se celebrará el acto de proclamación oficial de Sánchez como candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno.