Público
Público

Las tensiones de Podemos en Madrid ponen en peligro las confluencias en la Comunidad

Izquierda Unida y Podemos deben llegar a un acuerdo sobre las listas para la región madrileña antes del viernes. El principal escollo se encuentra en la formación de las candidaturas en los municipios del nordeste.

Publicidad
Media: 3.60
Votos: 5

Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y Ramón Espinar, antes de anunciar su acuerdo para las primarias de la Comunidad de Madrid. DANI GAGO/PODEMOS

Las diferencias entre IU, la dirección autonómica de Podemos en Madrid y el equipo de Iñigo Errejón deben resolverse en un plazo de 48 horas. A mucho tardar, el acuerdo debe llegar el viernes. Si no, no habrá confluencia. En estos días las tres partes seguirán reuniéndose para resolver los dos principales escollos: las listas para los municipios y los principales números de la confluencia para la Comunidad. 

Este lunes salían a la luz las versiones contradictorias entre la dirección madrileña y el equipo de Errejón sobre el número dos de la lista. Los primeros alegaron que había un preacuerdo con Izquierda Unida para que Sol Sánchez estuviera en el número dos de la lista y que otros cinco miebros de IU estuvieran entre los 27 nombres. Los segundos negaron que en este principio de pacto se contemplara esto. Mientras que para IU ni siquiera este es el principal problema que tienen que resolver. Fuentes de la organización explican a Público que esto es "totalmente secundario" y que la principal diferencia se encuentra en las listas de los municipios. Sobre todo, en los que se encuentran en el noreste de la Comunidad. 

Tras la reunión celebrada el lunes con Podemos, IU anunció que habían llegado a un preacuerdo con un compromiso fundamental para ellos: el desbloqueo en las próximas 72 horas de aquellos municipios en los que hay conflictos en las candidaturas conjuntas. La propuesta de la organización es, en base al acuerdo marco de las confluencias, que se celebren primarias proporcionales donde no hay consenso. Además, también se ha acordado la elaboración programática a través del encuentro 'Hacer Madrid' que se celebrará el próximo domingo 27 de enero.

IU: "Si no hay confluencia en los municipios, no hay confluencia en la Comunidad"

Pero desde IU son claros en este punto: "Si no hay confluencia en los municipios, no hay confluencia en la Comunidad", aseguran a Público. El problema para la organización se encuentra en que Podemos "pide encabezar listas en las que hay situación de igualdad". "Si somos iguales o tenemos más concejales, como ocurre en Tres Cantos, no tiene por qué ser así", explican. Para resolver estas diferencias, insisten en celebrar las primarias conjuntas. Este método ahora tiene que votarse en los órganos de decisión de Podemos Madrid en los próximos días, aunque todavía no hay una fecha fijada.

Estas diferencias no afectan a las negociaciones para la capital, según aseguran fuentes de Podemos en la ciudad. Las conversaciones para conformar la lista en Más Madrid están abiertas desde hace meses y se espera que se cierre el acuerdo en este mismo mes de enero. Sin embargo, todavía no se conocen los puestos que ocuparán los candidatos de la formación morada en la lista que encabezará Manuela Carmena.

La número uno de Izquierda Unida para la Comunidad de Madrid, Sol Sánchez, y el secretario general de Podemos Madrid, Ramón Espinar / Europa Press

Estos episodios de desencuentros evidencian las diferencias entre la dirección regional de Ramón Espinar y el candidato a la Comunidad. Entre el partido morado hay quienes temen que Errejón no llegue a presentarse a las elecciones y que estas últimas diferencias sirvan para que tome la decisión de dar el paso atrás. Aunque lamentarían esto porque consideran que es el mejor candidato para la Comunidad. También hay quienes se toman este episodio como el último pulso de Errejón a la dirección madrileña y estatal para tener más autonomía y libertad en su candidatura. Aunque las desconfianzas llegan de las dos partes ya que dirigentes próximos al candidato consideran que es "una forma de control".

Aunque en lo que sí coinciden todas las partes es en que estos conflictos internos no ayudan a preparar el terreno para las elecciones. A menos de cuatro meses de los comicios y con el auge de la extrema derecha, a las formaciones de izquierdas les queda mucho trabajo por hacer en la región. A finales de semana, se sabrá si lo harán en confluencia, o por separado.  

Más noticias en Política y Sociedad