Público
Público

Vox y Cs Vox, a la caza de la foto con Ciudadanos

Javier Ortega Smith, secretario general de la formación de extrema derecha, ha criticado este martes que Cs se ausente de la mesa de negociaciones y considera que la formación de Albert Rivera les está 'ninguneando'.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la rueda de prensa posterior a la reunión de Comité Permanente del partido celebrada hoy en Madrid. EFE/Mariscal

"¿Qué partido va a votar el programa de otros partidos que le desprecian, y además traicionando a sus votantes? Vox, desde luego, no". Estas eran las palabras de Santiago Abascal, líder de la formación de ultraderecha, hace apenas cinco días. El líder de Vox miraba con especial escepticismo a Ciudadanos, a quienes reprochaba que "algunos voceros mediáticos próximos" a dicha formación se hayan empleado en "manipular nuestra postura a favor de la libertad y de la igualdad", y en contra del "feminismo supremacista y el totalitarismo de género".

Javier Ortega Smith, secretario general de la formación de extrema derecha, ha criticado este martes que Cs se ausente de la mesa negociaciones y considera que la formación de Albert Rivera les está 'ninguneando': "No pretendemos que se nos haga caso en todas nuestras propuestas", ha matizado el dirigente de Vox que ha añadido que "de ahí al desprecio, al insulto y al ninguneo de Ciudadanos, eso ni es democrático ni es aceptable".

"Seguimos sin entender lo que han dicho públicamente, que no van a comparecer, que no piensan siquiera sentarse a pensar las propuestas de otros partidos"

A Vox le molesta que Ciudadanos se resista a sentarse a negociar con ellos, dejando el 'trabajo sucio' al PP, que atua como mediador entre ambas formaciones. "Seguimos sin entender lo que han dicho públicamente, que no van a comparecer, que no piensan siquiera sentarse a pensar las propuestas de otros partidos", ha indicado Ortega Smith en una entrevista en RTVE, a la vez ha recalcado que sin el voto favorable de Vox no será posible de gobierno en Andalucía.

Ortega Smith ha insistido en que no tienen "nada que decir" sobre lo firmado por otros, porque no son parte de ese documento, al que no quiere cambiar "ni una coma" pero demandan que sus doce escaños en el Parlamento andaluz se tengan en cuenta y se acepten propuestas conforme a esa proporción

"Doce diputados tienen que tener todo el respeto que parece que Ciudadanos no está dispuesto a concederle", ha subrayado Ortega, quien ha insistido en que espera que la formación naranja cambie de idea y acuda a la reunión de este martes —a la que finalmente no ha asistido— y que, servirá para iniciar las conversaciones con ellos y el PP.

El PP, mediador entre ambos partidos

Teodoro García Egea, secretario general del Partido Popular, ha lanzado una advertencia a Ciudadanos y Vox este martes para que no sigan con el "toma y daca" y el "peloteo absurdo" que, a su juicio, "no conduce a ningún sitio" y que hacen de la política "un partido de tenis".

"Somos el único partido capaz de pactar con Vox y Ciudadanos", se ha vanagloriado el líder 'popular', que ha afirmado que el PP va a estar "a la altura" y le ha lanzado un órdago a sus socios para que "no pongan en riesgo" el acuerdo en Andalucía.

Fuentes del PP admiten a Público que la formación naranja sí está hablando con Vox, aunque no lo muestre de manera pública

Fuentes del PP admiten a Público que la formación naranja sí está hablando con Vox —aunque no lo muestre de manera pública—, pero que estas conversaciones las están llevando a cabo cargos secundarios para "cuestiones de carácter técnico", cuestión que Cs niega.

A pesar de Vox no quiere "cambiar ni una coma" del acuerdo entre PP y Cs, en el documento que han lanzado este martes por la tarde se incluyen 19 condiciones fundamentales para dar apoyo a la investidura de Juan Manuel Moreno Bonilla como nuevo presidente de Andalucía.

Entre ellas, están que el presidente de la Junta les defienda de los ataques de rivales políticos y medios, acabar con las leyes autonómicas contra la violencia machista y LGTBI y liquidar el 28-F, símbolo de la autonomía andaluza, que se conquistó en la calle, para cambiarlo por el 2 de enero, "día en que se culminó la reconquista".

La respuesta de Ciudadanos: "No habrá foto con Vox"

Ciudadanos, por su parte, quiere conseguir algo que es muy difícil que pueda conseguir. Gobernar Andalucía con el PP sin que se note que lo hace de la mano de Vox. El partido ultraderechista, antifeminista, antiestatutario, antieuropeísta y xenófobo, es necesario para aprobar cualquier cosa en el Parlamento, presupuestos de la Junta incluidos, después de la negativa de PSOE y Adelante Andalucía a facilitar la formación de un gobierno de derechas en la Comunidad, que suman 50 escaños, tres más que los 47 de PP y Ciudadanos.

De este modo, para, por decirlo así, cuadrar el triángulo y evitar a la hora de gobernar Andalucía el abrazo del partido ultra quiere que sea el PP quien lleve toda la interlocución con Vox. Ahora y a lo largo de la legislatura. Así lo manifestó Juan Marín, el presidente de Ciudadanos en Andalucía, en una atención a medios esta mañana en Sevilla. Dijo Marín que no es a ellos a quienes les corresponde hablar con Vox, sino Juanma Moreno, que es quien se presentará a la investidura, o quien el PP diga. "Nosotros hablamos con Vox cuando Marta Bosquet aspiraba a la Presidencia del Parlamento", agregó.

Pablo Casado, Santiago Abascal y Albert Rivera.

Rivera tiene claro que no habrá foto con Vox: "Cada uno negocia como puede y como quiere. Nosotros tenemos un acuerdo de 90 medidas que no se van a tocar. Son los demás los que tendrán que explicar por qué no quieren que nos pongamos en marcha", ha subrayado este martes. Aunque se ha apresurado a aclarar que una vez salga adelante el pacto con el PP, "en lo que estemos de acuerdo sí habrá capacidad de entendimiento con los partidos que han escogido los andaluces".

Este martes, al término de la primera reunión de la Ejecutiva de Cs este 2019, Rivera ha sostenido que "aquí no hablamos de fotos, hablamos de gobierno del cambio y de la victoria electoral", tras ser preguntado reiteradamente por la negociación tripartita entre PP, Cs y Vox.

El líder de la formación naranja es consciente de que ni sus socios europeos (el partido liberal ALDE) ni su candidato independiente a la alcaldía de Barcelona, el exsocialista francés Manuel Valls, ven con buenos ojos una negociación de los de Rivera con la formación de extrema derecha e intenta distanciarse de una foto comprometida, que previsiblemente también le daría problemas de cara a las próximas elecciones. 

Más noticias en Política y Sociedad