Público
Público

Vox quiere vetar a la periodista Cristina Fallarás de Telemadrid

El partido de extrema derecha pregunta al Gobierno de la Comunidad de Madrid si considera "razonable" que "siga "cobrando de la televisión pública" una periodista que "atacó verbalmente" a sus votantes. Los de Vox consideran "insultante" un tuit de la periodista del día de las elecciones del 10-N. Podemos y Más Madrid critican el señalamiento. 

Cristina Fallarás / Foto: Jairo Vargas

público

Vox quiere que Cristina Fallarás deje de acudir a Telemadrid por un tuit de la periodista el pasado 10-N. El partido de extrema derecha ha registrado dos preguntas en la Asamblea de Madrid en las que plantea al Gobierno autonómico si "considera razonable que una periodista que atacó verbalmente a los votantes de un partido merece continuar formando parte de las tertulias de la televisión pública madrileña".

El partido de Santiago Abascal recrimina así al Ejecutivo de la Comunidad de Madrid que permita que una periodista continúa realizando su labor en Telemadrid.

Lo que consideran "insultante" es un tuit de Fallarás el pasado 10-N: "Así os cierren las puertas de colegios, de ambulatorios, de tratamientos públicos en hospitales. Así os comáis vuestra basura, y la seguridad pública no os atienda (esto lo dudo). Así no conozcáis la paz", escribió por la red social. 

Vox plantea este veto en dos escritos, a los que ha tenido acceso Público, presentados en la Mesa de la Asamblea de Madrid este lunes. Los dos están firmados por la diputada Ana María Cuartero Lorenzo y se plantean como pregunta, requiriendo la respuesta oral del Gobierno de la Comunidad, en el próximo pleno. 

Cristina Fallarás es una de las tertulianas habituales en Telemadrid, donde interviene en tres o cuatro ocasiones a la semana. La periodista participa regularmente en los programas Buenos Días Madrid y 120 Minutos.

"Sí, con Vox soy muy dura y contundente. ¿Por qué debo ser tolerante y tibia con el fascismo?"

La periodista, en declaraciones a Público, ha señalado que si al partido de ultraderecha le han molestado sus declaraciones "que lo lleve al juzgado". Fallarás dice que la petición de Vox de vetar su presencia en un medio de comunicación público es "un ataque intolerable a la libertad de prensa y a la libertad de opinión, por otra parte muy en la línea de la extrema derecha de esta gente". "Vox es un partido que no conoce la democracia ni la decencia. Machista y misógino, racista, LGTBIfóbico y, sobre todo, violento; han colado la violencia en las instituciones", añade.

Respecto al tuit que critica la formación de ultraderecha, Fallarás explica que "ya que están tan a favor de recortar las prestaciones de la Sanidad pública y de multiplicar los copagos, ya que les molesta la financiación pública, etc., pues solo deseo que no la puedan usar ellos, a ver qué tal les va". Y agrega: "Sí, con Vox  soy muy dura y contundente. ¿Por qué debo ser tolerante y tibia con el fascismo?".

La periodista denuncia el señalamiento que sufre desde el partido de extrema derecha con "sus ataques y amenazas continuos". "Cada vez que ellos hacen públicos mi nombre o mi cara, recibo en la calle insultos, amenazas y algún que otro escupitajo; hasta tal punto llega que evito salir a la calle con mi hija menor", dice.

Podemos y Más Madrid critican el señalamiento

Las intenciones de Vox son criticadas también por una parte de la Asamblea de Madrid. La diputada de Podemos Beatriz Gimeno explica a Público que este señalamiento es "inadmisible" y que el partido de extrema derecha pretende "coartar la libertad de expresión" y "extender el miedo entre todos sus compañeros y todas sus compañeras periodistas". 

Gimeno, además, también considera que es una práctica "muy frecuente" en los partidos de extrema derecha y fascistas: "Fallarás es una periodista crítica y defiende su libertad de expresión. Lo que hace Vox es ponerle en el punto de mira para que sea despedida".

El portavoz de Más Madrid, Pablo G. Perpinyà, también mantiene esta línea: "La opinión personal de una periodista en su perfil en redes sociales es cosa suya. Lo que supone un ataque a los madrileños es decir que el feminismo es cáncer, que los niños LGTBI no existen o que los menores no acompañados son manadas. Les recomendaría que se preocupen un poco menos en señalar periodistas y un poco más en dejar de ser tan cobardes", denuncia en declaraciones a este medio.