Público
Público

Más de 2.000 respiradores de la sanidad privada, sin uso porque nadie los reclama mientras las UCI están al límite

La patronal de la sanidad privada propone que se traslade a pacientes desde las regiones más afectadas a las 2.200 camas de cuidados intensivos que tienen libres. Otra opción más sencilla sería llevar los respiradores a zonas donde escasean, pero las consejerías autonómicas no los han reclamando. Sí se ha recurrido a Alemania para conseguir más equipos pese a tener estos sin utilizar en otras regiones.

Ifema pone en marcha su UCI para pacientes con coronavirus
Una cama de ciudados intensivos en el Hospital Temporal instalado en Ifema para tratar pacientes graves con coronavirus.- EFE

jairo vargas / beatriz asuar

La sanidad privada cuenta en estos momentos con unas 2.200 camas libres para pacientes que necesiten cuidados intensivos en comunidades autónomas con menos incidencia de casos de coronavirus, según informó el jueves la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), la patronal de la sanidad privada, que engloba al 80% de empresas y centros sanitarios privados del país. Esas 2.200 camas cuentan con respiradores artificiales invasivos que también están disponibles para ser trasladados a las comunidades autónomas que lo necesiten.

En declaraciones a Público, el presidente de la ASPE, Carlos Rus, señala que podrían derivarse a sus plazas libres pacientes de las zonas más afectadas y donde las UCI están a límite, como Madrid o Catalunya, y asegura que no entiende por qué algunas comunidades autónomas como Galicia o la València están dando órdenes directas de que no se deriven a centros privados personas enfermas de coronavirus.

El Ministerio de Sanidad ha explicado que, de momento, no se están realizando traslados de pacientes en estado crítico a otras regiones con plazas de UCI libre porque el delicado estado de estas personas puede agravarse con un viaje. Una postura que comparten los intensivistas. Sin embargo, el presidente de la patronal de la sanidad privada asegura que también podrían trasladarse los respiradores disponibles de estas 2.200 camas si así lo requieren las autoridades sanitarias del Gobierno central o de las comunidades.

De hecho, según Rus, la ASPE "movilizó para Madrid 104 respiradores de sus centros a petición expresa del Gobierno central" al inicio de la emergencia sanitaria. Rus precisa que los respiradores de estas plazas de UCI que tienen libres "están a disposición de la sanidad pública" a excepción de los mínimos que deben mantener en los centros y hospitales privados para atender las urgencias que puedan llegar.

Según los últimos datos de Sanidad, parece que el pico de afectados por la covid-19 ha llegado a su máximo y que la temida curva de hospitalizaciones empieza aplanarse. No obstante, la saturación de las Unidades de Cuidados Intensivos se mantendrá todavía y algunas regiones están al límite. Este mismo viernes el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, avisaba de que no hay que bajar la guardia porque el riesgo del colapso en regiones como Madrid o Catalunya sigue patente. 

De hecho, la producción de respiradores —un soporte vital básico que permite que el paciente siga respirando mientras es tratado— es una de las grandes preocupaciones del Gobierno central, que el jueves anunció que próximamente estaría garantizada la fabricación de 400 diarios. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha formalizado un contrato con la empresa Hersill de Móstoles, que ha visitado este viernes le presidente del Pedro Sánchez, para la fabricación de 5.000 respiradores, cien al día, para que se entreguen en las próximas semanas. Mientras que la producción de respiradores en las fábricas de Seat, junto con equipos de ingeniería de apoyo y con la colaboración del hospital Clinic de Catalunya, comenzará en las próximas horas a razón de 300 unidades diarias.

Este viernes Illa agradeció a estas empresas la iniciativa para fabricar este "elemento crítico". También anunció que han llegado 50 respiradores desde Alemania para Catalunya, donde detectan que tienen más necesidad ahora mismo, pese a tenerlos en otras regiones los 2.200 de la sanidad privada sin utilizar. 

Los respiradores artificiales son equipos de respiración invasiva, necesarios para las UCI, que están escaseando y, en algunas regiones como Madrid, se están improvisando respiradores no invasivos con máscaras de buceo de Decathlon. En hospitales como el Severo Ochoa de Leganés varias trabajadoras aseguran que han tenido que conectar a tres pacientes al mismo respirador por la falta de ellos. Y en otros se recurre a mecanismos de respiración no invasiva propio de las Unidad de Recuperación Postanestésica (URPA) o a bombas de oxígeno.

Más de una semana con las UCI al límite 

La alarma sobre la saturación de las UCI ya saltó hace una semana oficialmente. Durante el pasado fin de semana Sanidad alertaba de que varias comunidades autónomas ya se encontraban en situaciones críticas: Madrid, Catalunya, Castilla-La Mancha, Castilla y León, País Vasco, Navarra, Aragón y La Rioja ya tenían más ingresados que su capacidad normal. Cantabria también ha solicitado urgentemente más respiradores. Todas las regiones han doblado sus camas para estos pacientes críticos, también los centros sanitarios privados, aunque siguen faltando, sobre todo los respiradores artificiales y los profesionales especialistas en cuidados intensivos.

Mientras tanto, alrededor de 2.200 respiradores que a día de hoy continúan sin utilizarse podrían haberse movilizado ya desde la sanidad privada a donde fueran necesarios. El presidente de la ASPE insiste en que tanto el Ministerio de Sanidad como todas las consejerías tienen un inventario detallado de recursos materiales y humanos con los que cuentan los centros privados y que están a disposición de la sanidad pública, pero que son las Consejerías de Sanidad autonómicas las que tienen que solicitar al Gobierno central estos recursos y, después, autorizar los traslados de equipo. De hecho, precisa Rus, ya se han pedido y entregado en algunos lugares, pero no en todos.

¿Por qué no se han llevado a Madrid o Catalunya estos respiradores disponibles? ¿Por qué se recurre a Alemania y no a los equipos de la sanidad privada? Rus insiste en que esa pregunta tienen que responderla las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad, aunque la falta de información y las respuestas vagas o tardías a los medios de comunicación —cuando no, directamente la falta total de respuestas— están siendo una constante durante esta emergencia sanitaria.

La Consejería de Sanidad de Madrid tan sólo ha contestado a Público que "en estos momentos hay creados en Madrid 1.851 puestos de UCI entre la sanidad pública y la privada, y tenemos 1.528 pacientes con coronavirus en UCI". Añaden que trabajan en coordinación "con toda la red privada en Madrid, con un mando único", pero no precisan si han solicitado el envío de respiradores que la sanidad privada tiene disponibles en otras comunidades ni por qué. 

La Comunidad de Madrid lleva desde el 24 de marzo superando los más de mil ingresos en UCI. En los últimos días, los pacientes que requieren cuidados intensivos se han estabilizado, pero las cifras aún crecen.

Datos de hospitalización e ingresos en UCI en Madrid./ Gráfica facilitada por trabajadores - Público

Mientras que fuentes del Ministerio de Sanidad sólo explican que los materiales de la sanidad privada "están a disposición del Sistema Nacional de Salud" y que "las comunidades autónomas pueden movilizar esos recursos si consideran que están infrautilizados".

Fuentes sindicales sanitarias consultadas por Público insisten que los respiradores artificiales son ahora tan necesarios como antes de alcanzar el pico. De hecho, los principales sindicatos se sorprendieron cuando este medio les trasladó la posibilidad de movilizar estos recursos disponibles que no se han utilizado.

Además, una decena de profesionales sanitarios de distintos hospitales públicos consultados por este medio durante esta semana han insistido en que sigue faltando este material decisivo para mantener con vida a pacientes críticos. También es una de las principales reclamaciones de la Sociedad Española de Medicina Intensiva (Semicyuc), junto a la petición de contratar más profesionales insentivistas a los hospitales.

Pública y privada, ¿una única red sanitaria?

"La sanidad privada a nivel nacional está bajo el mando del Ministerio de Sanidad, hay que que preguntarles a ellos. Los hospitales privados de Madrid ya están bajo el mando único de la Consejería de Sanidad", insisten fuentes del Gobierno autonómico ante la pregunta de por qué no se han movilizado estos recursos. 

Sin embargo, la jefa del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, María José Sierra, ha insistido este viernes que en la declaración del estado de alarma se decretó que la sanidad pública y privada funcionan como una red, pero que cada comunidad "lo gestiona como considera": "La combinación de cada comunidad seguro que es la mejor. No puedo decir más porque es una organización interna", ha sostenido sobre la coordinación entre los dos sistemas.

El decreto del estado de alarma es ambiguo sobre las responsabilidades y funciones en Sanidad

Lo cierto es que el decreto del estado de alarma es ambiguo sobre esta organización y no es la primera vez que se produce un cruce de responsabilidades entre el Gobierno y los ejecutivos regionales, sobre todo con la Comunidad de Madrid, aunque también ha habido malentendidos con Catalunya y Andalucía. Las tres regiones afirmaron que el Ejecutivo les impedía comprar material sanitario para sus hospitales al centralizar las compras, aunque el Gobierno posteriormente defendió que nunca habían dicho a las comunidades autónomas que no podían comprar material por su cuenta.

Problemas que derivan de reproches políticos y de una falta de mayor concreción en el decreto del estado del alarma. Sin embargo, y pese a que podría haber más precisión, desde que se declararon las medidas derivadas de la emergencia sanitaria, no se han quitado competencias a las comunidades autónomas, aunque el Ministerio pueda intervenir en la sanidad privada.

Más noticias de Política y Sociedad