Público
Público

Absuelta la comparsa anarquista Hontzak Utilizar una imagen de Cristo deshuesado como "crítica social" no es delito

El juzgado número 3 de Bilbao sostiene que la imagen de Cristo deshuesado utilizada en las fiestas de Bilbao de 2017 se encuadra en la “crítica social”. El Obispado y un líder ultraderechista estuvieron detrás de la denuncia contra el colectivo libertario.

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 8

La decoración que utilizó la comparsa libertaria Hontzak en unas fiestas populares y que la Ertzaintza acabó retirando.

La crítica y el humor no irán, al menos esta vez, a la cárcel. Tampoco serán multados ni condenados bajo ninguna otra fórmula. En una sentencia conocida este viernes, el Juzgado de lo Penal número 3 de Bilbao ha absuelto a la comparsa anarquista Hontzak por la decoración utilizada en las fiestas populares de la capital vizcaína de 2017, cuando emplearon una imagen de Cristo deshuesado.

La sátira titulada “Carnicería Vaticana” no gustó nada al Obispado de Bilbao ni al ultraderechista José Ignacio Irusta Sánchez -líder de una agrupación denominada Falange Vasco Navarra, célebre por sus habituales amenazas a personas y organizaciones de izquierdas-, quienes interpusieron una denuncia contra la comparsa. La Policía les hizo caso: en plena Semana Grande bilbaína, los antidisturbios de la Ertzaintza se encargaron de retirar la imagen en cuestión.

Posteriormente, ni el Obispado ni Irusta –a quien la Guardia Civil requisó en junio pasado varias armas que guardaba en su vivienda- se personaron ante la llamada del juzgado. No obstante, la polémica no acabó ahí: el testigo lo cogió la Fiscalía, que logró llevar a juicio a la histórica comparsa libertaria. Galder Antón, uno de sus integrantes, tuvo que sentarse en el banquillo a mediados de diciembre. El Ministerio Fiscal le imputaba nada más y nada menos que un delito contra los sentimientos religiosos.

Un ertzaina retira la decoración de la comparsa anarquista Hontzak

La resolución judicial tardó menos de un mes en llegar. En la sentencia, la magistrada Guadalupe Díez Blanco detalla que la txosna (caseta) de la comparsa Hontzak en la Semana Grande de 2017 incluía en su decoración “una figura de Jesucristo en la cual se señalaban distintas partes del cuerpo como si de un animal de despiece se tratara, apareciendo rodeado de todo tipo de embutidos, con la frase ‘Hartzazue ta jan guztiok’ (Coged y comed todos de él)”. En tal sentido, señala que “no resulta probado que concurriera en el acusado la intención de menoscabar, humillar o herir los sentimientos religiosos de terceros”.

La jueza califica como “relevante” el contexto “en el que se exteriorizó la conducta enjuiciada”. “Se trató de las fiestas de Bilbao, en un recinto ferial, desvinculado de cualquier práctica religiosa, por lo que no podemos considerar que estuviera dirigido a los fieles de una confesión sino al público en general”, subraya.

Símbolo del poder

Asimismo, señala que “la sátira y el recurso a lo irreverente han sido en no pocas ocasiones un recurso para hacer crítica social”. Tras destacar que “esta sátira se ha dirigido en especial a las distintas manifestaciones del poder”, la magistrada incide en que tanto la religión –“especialmente por cuanto se refiere a la mayoritaria en España” como “la iglesia como institución, han estado asociadas en la historia al poder y han sido por tanto también objeto de crítica legítima”.

Al contrario de lo que pretendía la Fiscalía, la jueza a cargo de este caso no sólo descarta que “el acusado hiciera escarnio” o hubiese tenido “intención de ofender sentimientos religiosos”, sino que considera que “su conducta constituyó el legítimo ejercicio y difusión de una expresión con un componente burlesco”, ya que realizó “una crítica del fenómeno religioso en nuestra sociedad”. Por tales motivos, absuelve al integrante de Hontzak del delito imputado.

Más noticias en Política y Sociedad