Público
Público

Argumosa La Policía ejecuta el desahucio de cuatro familias en la calle Argumosa de Madrid

Los agentes han ido levantando uno a uno a los activistas que intentaban paralizarlo, y que llevaban puestos cascos azules en alusión a las respectivas peticiones de la ONU solicitando que se paralizaran dichos desahucios. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 4

Agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional desplegados para el desahucio de cuatro familias en la calle Argumosa 11 de Madrid. / EUROPA PRESS

Pepi, Rosi, Juani y Mayra han tenido que abandonar sus viviendas situadas en el número 11 de la calle Argumosa de Madrid. La Policía Nacional ha hecho efectiva finalmente las tres órdenes judiciales pese a la presión ejercida por activistas que se han concentrado allí.

A lo largo de la mañana se han vivido momentos de tensión, que se ha saldado con al menos seis detenciones por parte de agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional, según han informado fuentes de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

La orden de desahucio de Pepi Santiago, una mujer viuda de 65 años, y sus dos hijos de 27 y 28 años, se había paralizado en diversas ocasiones. 

Rosi, cuyo desahucio también se había paralizado en cuatro ocasiones, ha tenido que abandonar su vivienda. Según ha explicado el Sindicato de Inquilinos de Madrid en otras ocasiones, a Rosi le pretendían subir un 300% el alquiler, de 400 a 1.700 euros.

Dos de las familias desahuciadas se irán a una pensión, otra a una plaza hotelera y una cuarta se instalará con familiares por un recurso de emergencia habitacional, según han informado fuentes municipales. Desde el Ayuntamiento de Madrid han asegurado que intentarán dar "una alternativa más estable".

Agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional desplegados para el desahucio de cuatro familias en la calle Argumosa 11 de Madrid. / EUROPA PRESS

Gran apoyo a las familias

Tras la ejecución de estos desahucios, las personas que habían acudido a la calle Argumosa han continuado su protesta. Varias de las afectadas se han acercado a los activistas para agradecer a todo Lavapiés el apoyo que han recibido durante estos meses.

La abogada y portavoz a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Alejandra Jacinto, ha denunciado ante los medios de comunicación que a estas familias están ahora en una situación de vulnerabilidad y sin alternativa habitacional.

Jacinto ha tildado de "vergonzoso" este dispositivo policial "sin precedentes" ya que se ha hecho una coordinación jamás vista para el desahucio de las inquilinas. 

Activistas con cascos azules

Los arrestados son activistas antidesahucios que se han sentado cogidos fuertemente de las manos entre ellos en las escaleras de acceso a los pisos pendientes de desalojo. Los agentes han ido levantando uno a uno a estas personas, que llevaban puestos cascos azules, en alusión a las respectivas peticiones de la ONU solicitando que se paralizaran dichos alzamientos.

"Argumosa no se vende, Argumosa se defiende"

Sobre las 10:00 horas, un grupo de activistas ha tratado de acceder al edificio empujando a los policías, que han resistido la cometida y se han registrado varios momentos de tensión, con empujones e incluso algunos golpes al grito de "Argumosa no se vende, Argumosa se defiende" y de "mercenarios".

Más noticias en Política y Sociedad