Público
Público

Cambio climático La ambiciosa agenda ambiental del Gobierno: ni carbón ni centrales nucleares en 2030 y coches sólo eléctricos en 2050 

"En la lucha contra el cambio climático hay que ser valiente", dijo este pasado miércoles Pedro Sánchez. Y se ha puesto a ello. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ministra de Transición Energética y Medio Ambiente, Teresa Ribera, en el Congreso de los Diputados.(Mariscal | EFE)

"En la lucha contra el cambio climático hay que ser valiente", dijo este pasado miércoles el presidente el Gobierno, Pedro Sánchez, al darse a conocer el borrador de la ley con la que el Ejecutivo pretende que en el año 2040 en España no se venda ni un solo coche diésel, gasolina, híbrido y a gas y que en 2050 por las carreteras españolas sólo circulen vehículos eléctricos. Pero el Gobierno no se conforma con eso: también quiere acabar con las centrales nucleares en 2030, según indicó este jueves el secretario de Estado de Energía, José Domínguez.

En declaraciones a la prensa, Domínguez indicó que la intención del Gobierno es no alargar la vida útil de ninguna de las centrales nucleares en España más allá de los 40 años, de manera que se obligará al cierre de todo el parque antes del horizonte de 2030.

"Las centrales tienen una fecha de diseño de 40 años, pero eso hay que hacerlo compatible con un cierre ordenado y con las capacidades que tenemos en España...hay que hacerlo de la mano del CSN, de acuerdo con las compañías", ha explicado Domínguez.

"Nos va a llevar probablemente más allá de 2030, pero no llegaremos a 2040. Antes de 2030 habremos cerrado", afirmó el secretario de Estado de Energía, quien subrayó que habrá un proceso negociación con los diferentes actores para que "sea compatible con un cierre ordenado y con las capacidades que tiene España", así como una fase de desmantelamiento que deberá marcar el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

Domínguez destacó que cerrar el parque nuclear es "una decisión social", aunque señaló que hay que hacerlo "de una manera segura y ordenada". "Y eso lleva lustros", añadió al respecto.

Guerra al carbón

El Gobierno también ha declarado la guerra al carbón. Domínguez también ha confirmado que nueve de las catorce centrales térmicas que hay en España echarán el cierre en junio de 2020, tras no haber hecho las inversiones requeridas por la normativa europea en desnitrificación y desulfurización para poder continuar con su actividad, y prevé que las cinco restantes no alarguen su actividad más allá de 2030.

"Lo que nosotros creemos que va a ocurrir, pero no lo estamos imponiendo, es que van a cerrar entre 2020 y 2030 todas. En 2030 no habrá ninguna central de carbón, pero mi vaticinio es que van a cerrar bastante antes de una manera natural, y no porque las cerremos", subrayó Domínguez.

Y tampoco se libra el sector gasista. Domínguez también ha advertido que el sector gasista se deberá reinventar si quiere ir más allá de la primera fase de la transición energética. "El sector gasista está para echar una mano inicial, pero no se puede quedar ahí", ha dicho Domínguez.

Así, Domínguez considera que el gas va jugar un papel importante en los primeros años de esta transición como respaldo a las renovables tras la desaparición del carbón, pero subrayó que "si quiere luego seguir acompañando tiene que ser diferente, basado en gas renovable, en hidrógeno. Un sector gasista con cero emisiones y diferente al que tenemos hoy".


Más noticias en Política y Sociedad