Público
Público
Únete a nosotros

Contaminación del mar El 'boom' del plástico en los océanos o por qué cada vez hay más animales afectados

El aumento del uso de plástico se traduce en una mayor cantidad de vertidos en los mares, lo cual puede terminar afectando a los animales, que en algunos casos los ingieren.

Publicidad
Media: 4
Votos: 5

Una tortuga, a punto de enredarse en una bolsa de plástico. /WWF

En el mar hay millones de especies. Diversas, nadan entre las algas, se mueven hacia el fondo y luchan por cazar y no ser cazadas. Algunos, los cetáceos, salen a respirar a la superficie. Otros animales nadan en grupo creando ilusiones ópticas submarinas. Cada uno tiene sus peculiaridades biológicas propias, pero todos comparten un mal que les acecha: el plástico. Este material se presenta como un elemento práctico para la vida de los seres humanos, pero nocivo en cuanto sus repercusiones medioambientales. Tanto es así, que los envases y bolsas compuestas por estos químicos se amontonan en ya en islas artificiales en mitad de las aguas del planeta.

Los plásticos de un solo uso se han convertido en una de las principales amenazas para la vida marina. Las anillas que unen las latas de cerveza en el súper también enredan a pequeñas tortugas, el tapón del refresco que no pudo reciclarse por su pequeño tamaño ahora descansa en el estómago de un atún, la manguera que se arrojó al mar terminó asfixiando a un delfín que la ingirió... Las noticias sobre el hallazgo de seres marítimos afectados por plásticos se han convertido en una tendencia diaria que muestra los efectos de este material. Tal es el abuso del plástico, que en las últimas semanas se han hallado bolsas de la compra y envoltorios de caramelos en la Fosa de las Marianas, uno de los lugares más ocultos y recónditos del océano Pacífico.

Se podría pensar que el valor informativo de estas noticias no debería sobrepasar la categoría de "sucesos", sin embargo, esta suerte de boom de noticias tiene más cualidades de drama que de anécdota insustancial, en tanto que revelan las consecuencias que tiene el empleo indiscriminado de plásticos de un solo uso

Que cada vez haya publicaciones sobre animales infestados tiene que ver, precisamente, con que “en los últimos años las cantidades de plásticos que se vierten a los mares son mayores”, explica Julio Barea, experto de Greenpeace, que también pone el foco en el poder que tienen las redes sociales a la hora de difundir este tipo de noticias. “Se encuentra un animal enganchado y en unas horas se ha enterado el planeta entero”, sentencia.

Con un vistazo rápido a través del buscador de Google se puede dar con informaciones variadas sobre ingesta de plásticos en animales. "Hallada una manguera en el estómago de un delfín muerto", publicaba hace unos días El Periódico en su versión digital. "Encuentran una ballena con 40 kilos de plástico en su estómago", informaba este diario el pasado mes de marzo. Las consecuencias del plástico son demoledoras para la fauna.

Las terribles consecuencias de los residuos en el mar: 40 kilos de plástico en una ballena

Entre las causas de este aumento de informaciones se encuentran también el cambio en los materiales pesqueros. Las herramientas de pesca son uno de los principales objetos que terminan convertidos en basura marina. Sus componentes tradicionales se sustentaban en elementos biodegradables como el cáñamo o el papel, que poco a poco han terminado siendo sustituidos por plásticos que se acumulan en los océanos y provocan alteraciones en los organismos que lo habitan, explica el informe Basuras marinas,plásticos y microplásticos.

Para Francesc Domènech, investigador de la Universidad de València, el incremento de informaciones sobre plásticos en animales marinos tiene que ver con una mayor concienciación institucional que ha llevado a invertir más dinero en investigaciones que cuantifiquen las repercusiones que tienen estos materiales en el entorno marino. "Esto hace que haya más proyectos", apunta el experto, que señala que en la actualidad es difícil comparar con etapas posteriores a diez años porque apenas había investigaciones al respecto. 

"Nosotros aquí, en el Mediterráneo occidental, en Comunidad Valenciana sobre todo, uno de los últimos estudios que hicimos trataba sobre los interiores estomacales de las tortugas bobas (Caretta caretta). Estuvimos viendo que en términos generales, en los últimos 25 años la cantidad de plástico ingerido desciende ligeramente, pero hay más tortugas con plásticos en su interior", expone. 

Sopa de plásticos flotando en el océano. /NOAA

Este repunte de las informaciones y las investigaciones sobre los efectos de los plásticos en los animales tiene que ver también con que empieza a afectar a la salud humana. "Los plásticos llevan mucho tiempo ahí, en los océanos, pero han empezado a ser una preocupación cuando han afectado a los humanos", opina Carlos Arribas, portavoz de Ecologistas en Acción. En ese sentido, junto a la "creciente conciencia animalista de la sociedad", el experto medioambientalista considera que, más allá del impacto natural, hay un interés mayor en conocer "cómo pueden introducirse los plásticos en los organismos de los hombres a través de la cadena trófica y cómo pueden afectar a la vida". 

Más noticias en Política y Sociedad