Público
Público

Covid La sanidad madrileña, en "alerta roja" por colapso: "Estamos viviendo situaciones de hacinamiento"

La incidencia acumulada y la presión hospitalaria no para de crecer en la capital mientras Isabel Díaz Ayuso rechazaba este fin de semana tomar cualquier tipo de medida restrictiva.

Imagen del interior del Hospital La Paz, donde la falta de medios lleva a que pacientes ocupen sillones y no camas.
Imagen del interior del Hospital La Paz, donde la falta de medios lleva a que pacientes ocupen sillones y no camas. - PUBLICO

Madrid está en alerta roja. Sillones para los pacientes en lugar de camas, los hospitales desbordados y los sanitarios al límite. Mientras la incidencia acumulada no para de subir y se sitúa en 651,31 casos, riesgo "muy alto", la presión hospitalaria en la comunidad ya empieza a notarse en las urgencias, donde sanitarios de guardia han encontrado en los últimos días un panorama hostil y hablan de "hacinamientos". Sin refuerzos de plantilla, con las urgencias de la Atención Primaria cerradas y un considerable aumento de bajas entre el personal, contagiado en esta sexta ola, el panorama se oscurece.

Tras la última actualización de datos, aunque la presión hospitalaria en Madrid está por debajo de la media -la cual se dispara por comunidades como Navarra, Euskadi y Aragón-, presenta unos datos de 5,30% en ocupación de camas hospitalarias por coronavirus y un lleno del 14,31% de las camas de UCI por covid-19. 

La situación empeora de forma escalonada en Madrid mientras Isabel Díaz Ayuso dejaba claro vía Twitter que no se tomarán medidas restrictivas para frenar los contagios. "Ni dan soluciones ni aceptan alternativas", aseguran desde el sindicato de enfermería SATSE. Además, los contagios entre sanitarios aumentan y el incremento de las bajas por coronavirus entre los profesionales se ha incrementado en un 120% en tan solo un mes, según datos facilitados por Comisiones Obreras (CCOO). Esta situación solo puede empeorar el panorama de los trabajadores y aumentar la presión de hospitales y atención primaria.

Hacinamiento y colapso

La situación está lejos de estar controlada: "Estamos viviendo situaciones de hacinamiento. Los servicios de urgencias de la Atención Primaria llevan un año y medio cerrado y atendían 500.000 urgencias al año. Todos esos pacientes ahora acaban en hospitales de la Comunidad. La falta de recursos lleva a que los pacientes crónicos no reciban la tención que merecen y acudan al hospital", denuncian desde el sindicato MATS. 

"Ya existe un colapso de facto en Atención Primaria. Afortunadamente y por ahora no es en hospitales, salvo en algunas urgencias", asegura Javier Padilla, médico y diputado de Más Madrid en la Asamblea de la capital. "Esta ola nos lleva a unos niveles de contagio superiores a las navidades de 2020, con unos ingresos hospitalarios similares a los de este verano pero con una sociabilización como en la Navidad de 2019 -precovid-, y eso no lo habíamos visto antes, lo que supone un gran tensionamiento de la Atención Primaria", sostiene.

Mientras en Catalunya todos los contactos directos con contagiados por coronavirus deberán guardar cuarentena obligatoria. Mientras, Ayuso tuiteaba este martes que pedirán a Sanidad "que las personas vacunadas con pauta completa no tengan que hacer cuarentena por entrar en contacto con un positivo". Esto, de cara a los sanitarios, implica de que se conviertan en posible fuente de contagio para sus pacientes. 

"El Gobierno regional soluciona así la falta de enfermeras y prefiere que se conviertan en vector de contagio a contratar más profesionales", critican desde SATSE.

Esta desprotección ha llevado por el momento a que las cifras de contagios entre trabajadores del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) hayan pasado de 147 trabajadores de baja por coronavirus a 324 en tan solo dos semanas.

Fuentes del servicio de Urgencias del Hospital Universitario de La Paz han asegurado a Público que las últimas noches, tanto en los servicio de pediatría como en los adultos, han sido intensas ante el incesante flujo de personas que acudían al servicio médico, que además alertan de que lo peor está por venir: "Hay muchos contagios y habrá muchos pacientes que van a empeorar, y por tanto habrá problemas en los próximos 15 días".

Sin ir más lejos, el personal médico que atendía la guardia de la UCI de pediatría fue derivado durante buena parte de su jornada a las urgencias pediátricas para poder dar salida a la demanda que se originó durante la tarde del domingo. 

Desde el Colegio de Médicos de Madrid ya advertían este lunes de la delicada situación de la sanidad madrileña: "Nos enfrentamos al colapso de la Atención Primaria y a sus graves consecuencias, sobre todo el sistema asistencial de nuestra comunidad si no se toman medidas urgentes", aseguraban en un escrito

Más noticias