Público
Público
Únete a nosotros

DANA Al menos un muerto y cinco desaparecidos por las fuertes lluvias en Catalunya​

Los Mossos han hallado el cuerpo sin vida de un hombre de 70 años en la playa de Caldes d'Estrac. Cinco personas han desaparecido en Tarragona. Unas 16.000 familias permanecen sin luz y hay más de 60 carreteras cortadas.

Publicidad
Media: 4.67
Votos: 3

Aspecto de la población de Montblanc (Tarragona) que ha resultado gravemente afectada por las lluvias torrenciales que se han caído esta madrugada en Catalunya.EFE/ Josep Lluís Sellart

El temporal de lluvia en Catalunya ha sido muy destructivo: a última hora de la tarde de este martes el balance de víctimas era de un muerto y cinco desaparecidos. Este martes por la mañana, los Mossos d'Esquadra han hallado el cuerpo sin vida de un hombre en la playa de Caldes d'Estrac, en el límite con la playa de Arenys de Mar (Barcelona). El hombre, de 70 años, desapareció cuando intentaba mover su coche y el agua se lo llevó.

La policía catalana, tras verificar la identidad del cadáver, ha confirmado que el cuerpo corresponde al hombre de 70 años desaparecido la madrugada de este martes en Arenys de Munt.

Además de la víctima mortal, hay cinco desparecidos. El conseller de Interior, Miquel Buch, informaba a mediodía de que hay cuatro personas desaparecidas en Tarragona. A dos de los desaparecidos se les busca desde las 22.47 horas del martes, y son una madre y su hijo que se encontraban en un bungaló en Vilaverd, han informado los Bombers de la Generalitat a Europa Press.

Paralelamente, en L'Espluga de Francolí también se está trabajando en un dispositivo de búsqueda de dos personas de quien se ha denunciado su desaparición cuando se encontraban en un vehículo. Los equipos de rescate han localizado un vehículo volcado en el interior del río Francolí.

El quinto desaparecido es un camionero belga al que buscan los Bomberos de la Generalitat. Su camión vehículo ha sido localizado en el río Francolí, en L'Espluga de Francolí, también en Tarragona.

Los equipos de emergencia centran ahora sus esfuerzos en tratar de localizar a los cinco desparecidos, todos ellos en la zona del río Francolí.

Además, una niña de 7 años y una mujer de 35 han resultado heridas, aunque su estado no es grave, debido a los destrozos que la lluvia torrencial ha causado durante la madrugada en un camping de Gualba (Barcelona), donde varias caravanas han sido arrastradas. 

Por otro lado, el temporal se ha desplazado hasta Cantabria, donde se ha activado el plan especial ante inundaciones en la región (Inuncant) y se han registrado 130 incidencias por las fuertes lluvias. 

Unas 16.000 familias permanecen sin luz

Unos 16.000 catalanes siguen con el suministro de luz cortado a causa de los efectos del temporal de lluvias que en las últimas horas ha azotado la comunidad autónoma, según ha informado este miércoles Endesa. La mayoría de los afectados en estos momentos -que esta madrugada eran un total de 24.555- se concentran en las comarcas de La Selva, el Baix Camp y la Conca de Barberà, y en menor medida en el Vallès Oriental, han precisado a Efe fuentes de la empresa. 

La compañía explica los cortes por la caída de árboles y la inundación de varios centros de transformación, y a causa de los cortes en las carreteras por los efectos del temporal, los técnicos están teniendo dificultades para acceder a los puntos afectados.

Más de 60 carreteras catalanas cortadas

Algo más de 60 carreteras están cortadas a causa del temporal de lluvias, según ha informado el Servei Català de Trànsit (SCT). Por provincias, en Tarragona hay 15 tramos afectados; en Girona, 14; en Lleida, 10, y en Barcelona hay siete.

Entre las carreteras cortadas hay la N-II a la altura de Mollerussa (Lleida), la BV-2242 en Piera y la BV-2249 en Gelida (Barcelona), la C-233 en Castelldans (Lleida) y la C-240z en Vilaverd (Tarragona), entre otras.

Varios operarios y vecinos realizan tareas de desescombro y limpieza en L'Albi (Lleida) una población que ha resultado gravemente afectada por las lluvias torrenciales que se han caído esta madrugada en Cataluña.EFE/ Oscar Cabrerizo

Fuertes vientos huracanados

Los meteorólogos creen que los vientos que han este miércoles un campin en Gualba (Barcelona) son equiparables a un tornado, según el Servicio Meteorológico de Cataluña (SMC).  

"Aunque no podemos asegurar que se tratara de un tornado, sí hemos visto un cierto recorrido en el radar que podría ser compatible, aunque habría que hacer un trabajo de campo sobre el terreno para confirmarlo", ha señalado un portavoz del Servicio Meteorológico de Cataluña.

El temporal amaina tras dejar casi 300 litros de agua

Las intensas lluvias irán disminuyendo a lo largo del día, tanto en intensidad como en extensión, tras dejar casi 300 litros de agua por metro cuadrado en pocas horas en algunos puntos de la provincia de Tarragona y más de 200 en la de Girona.

Un hombre camina por el agua que inunda Virgen de la Peña en Cantabria. EFE/Pedro Puente Hoyos

Según las previsiones del Servicio Meteorológico de Catalunya (SMC), esta tarde solo quedarán chubascos dispersos, preferentemente en las comarcas del interior, y se abrirán más claros al finalizar el paso del temporal. Durante este día se mantendrá la mala mar en toda la costa, pero especialmente en la Costa Brava, donde se han registrado olas de hasta ocho metros de altura máxima mar adentro.

En Cantabria, a donde se ha desplazado el temporal, se ha activado el plan especial ante inundaciones en la región (Inuncant) debido al crecimiento de los ríos. Por el momento se han registrado 130 incidencias por las fuertes lluvias, una situación que, según el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, está mejorando con la marcha de las borrascas por el cambio en el viento y tras haber pasado ya "el peor momento" con la pleamar de las 13.00 horas.

Las lluvias, que han provocado cortes en la vía del tren entre Cabezón de la Sal y Virgen de la Peña, mantienen cerrados también varios colegios e institutos de la comunidad cántabra. 

El temporal mantiene en Asturias el río Sella en situación de prealerta por la crecida del nivel del agua, lo que ha llevado a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) a activar la situación de seguimiento de otros seis ríos.

Más noticias en Política y Sociedad