Público
Público

Derechos LGTBI Piden 21 años de cárcel para los líderes del 'Proyecto pilla-pilla', un grupo neonazi que tendía emboscadas a homosexuales

Esta banda, creada en 2013, se inspiró en la organización ultraderechista rusa 'Occupay Pedofilya', quienes usaban el pretexto de cazar a supuestos pederastas para perseguir y denigrar al colectivo LGTBI.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3

Juicio contra los acusados del caso "Pilla-pilla". / ATLAS

Los seis detenidos por el autodenominado Proyecto pilla-pilla se han sentado este lunes en el banquillo por humillación y vejación hacia el colectivo LGTBI. Este grupo, de inspiración neonazi, se dedicaba a tender emboscadas a hombres gays con el fin de humillarles sometiéndoles a un interrogatorio que luego colgaban en redes sociales. 

Esta banda, creada en la ciudad de Barcelona en 2013, se inspiró en el grupo ultraderechista ruso Occupy Pedofilya, quienes usaban el pretexto de cazar a supuestos pederastas para perseguir y denigrar a homosexuales.  

Su líder Mykola, un joven nacido en Ucrania, se enfrenta a una condena de 21 años de cárcel, al igual que su principal colaborador. Para los otros acusados el fiscal pide condenas de 15, 6 y 2 años de prisión. 

Según la Fiscalía, entre noviembre y diciembre de 2013, el grupo se dedicó a engañar a sus víctimas a través de las redes sociales para quedar con ellos. Cuando se encontraban, entre diez y veinte personas les rodeaban para que no huyeran y les sometían a un interrogatorio donde les obligaban a decir ante la cámara que eran unos "pederastas". El grupo también les coaccionaban para que reconocieran públicamente su condición sexual y dijeran sus datos personales. 

Más tarde, miembros del grupo editaban los vídeos y se los enviaban a los familiares y amigos de las víctimas causando, según el fiscal, un "daño irreparable" en su honor y dignidad. 

En su investigación, los Mossos d'Esquadra lograron identificar a tres víctimas, aunque no se descarta que la cifra pueda ser superior. Las víctimas declararán el próximo jueves sin presencia de medios en la sala.

Por su parte, el líder y fundador del grupo ha negado que tuvieran ninguna relación con grupos fascistas o nazis alegando que sólo pretendían denunciar a adultos que se citaban con menores con fines sexuales.

Colectivos LGTBI se unen contra el caso 'pilla-pilla'

Los principales colectivos españoles de defensa de los derechos LGTBI se unieron el pasado 6 de noviembre para ejercer la acusación popular contra los miembros Proyecto pilla-pilla

Según Laia Serra, abogada de la Comissió Unitària 28 de Juny, que integran una treintena de entidades de Cataluña, se trata de una causa "paradigmática" en la que, por primera vez, "el top 10 de los colectivos LGTBI se personan todos juntos en un caso judicial".  

"El fascismo y los ataques homófobos tienen que tener respuesta", subraya la defensa

El objetivo de la defensa es "consolidar un frente común y crear una cultura jurídica para hacer entender que el fascismo y los ataques homófobos tienen que tener respuesta", especialmente, ha señalado, en el contexto político actual, en el que "la extrema derecha intenta banalizar agresiones". 

"Queremos demostrar la gravedad de los hechos para que la judicatura se vuelque ante este ataque contra la dignidad", ha señalado Serra antes de argumentar que estas presuntas agresiones "rompen valores fundamentales como la igualdad y la libertad". 

Para ello, una de las estrategias de la defensa es probar que los imputados "mantenían vínculos con otros personajes representativos de la extrema derecha europea", en concreto, con Maxim Martsinkevich Teçak, el líder ruso de Occupy Pedofilya. 

Más noticias en Política y Sociedad