Público
Público

Final de la Copa El despliegue de Policía Nacional para la final de la Copa Libertadores costará 650.000 euros

La patronal madrileña cifra los potenciales beneficios en 42 millones de euros, una cifra que choca con el gasto del erario público que enfrentará el Estado para cubrir todos los costes que acarreará la cobertura de seguridad en un encuentro de alto riesgo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aficionados de River Plate se concentran en las inmediaciones del Santiago Bernabéu donde este domingo se jugará la final de la Copa Libertadores . EFE/Eduardo Oyana

El partido de fútbol de la final de la Copa de Libertadores, que enfrentará este domingo a los equipos argentinos River Plate y Boca Juniors en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid, generará unos beneficios de 42 millones de euros de ingresos directos para el tejido empresarial y comercial de la región, según datos de la patronal madrileña CEIM.

Estos datos han sido facilitados este mediodía por el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, tras la última reunión de coordinación del operativo de seguridad. Además, el partido generaría otros 50 millones de euros de ingresos indirectos por la marca España y la marca Madrid. Según los hoteleros, la demanda de alojamientos consecuencia del encuentro futbolístico ha sido de entre un 8 y un 10 por ciento más.

En cuanto a los gastos, Uribes ha insistido en que se harán los cálculos a posteriori pero el coste del despliegue de seguridad de partidos similares, como finales de Liga de Campeones en Madrid, asciende a 650.000 euros solo para la Policía Nacional, al que habría que añadir el coste de las jornadas y horas extras de policías municipales, personal de limpieza, Samur, Protección Civil y personal de vigilancia del Real Madrid, en este caso. En el caso del despliegue policial, también hay que sumar los 400.000 euros que habrá que pagar a los agentes en concepto de dietas, una suma de dinero que desembolsará tanto el Ministerio del Interior como el Ayuntamiento de Madrid.

"Habrá que calcular el coste pero los beneficios son enormes"

En total, habrá unos 4.000 efectivos de todo tipo participando en el dispositivo de seguridad. Se movilizarán 2.054 policías nacionales, la mitad llegados de fuera de la región, 150 policías municipales para tareas de seguridad, 1.700 vigilantes de seguridad del Real Madrid y 70 efectivos de Samur y 80 de Cruz Roja, así como personal de Protección Civil y de la Federación Española de Fútbol, entre otros.

"Si el beneficio son 100 millones de euros es un gran negocio. Que se celebre es también un éxito económico. Habrá que calcular el coste pero los beneficios son enormes. Desde el punto de vista de impacto económico, es una gran noticia para Madrid y para España", ha dicho el delegado del Gobierno, que no obstante cree que habría que hacer una "reflexión colectiva" sobre este asunto.

"Las libertades públicas cuestan dinero"

"Hay un dato muy positivo y hay que calcular el esfuerzo que supone. La seguridad es un servicio público y la desplegamos siempre para el ejercicio de derechos. Pero las libertades públicas cuestan dinero", ha apuntado.

Inquirido por los periodistas, el representante del Gobierno de la Nación en Madrid ha afirmado que todavía no se sabe quién va a pagar el coste de seguridad y que tras el partido hablará el secretario general de Seguridad con representantes de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) sobre este asunto.

Pedro Sánchez asistirá al partido

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tiene previsto asistir este domingo a la final de la Copa Libertadores, según ha confirmado Moncloa. Además, aunque no hay confirmación oficial, se espera que también cuente con la presencia del presidente de Argentina, Mauricio Macri.

Este viernes por la mañana, el delegado del Gobierno de Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, ya había confirmado la presencia del presidente español, aunque ha comentado que todavía no podía hacer lo mismo la del mandatario argentino.

Los detalles sobre el número de efectivos desplegados, en torno a los 4.000 en su totalidad, los ha dado el delegado del Gobierno en una comparecencia multitudinaria junto con el comisario general de Seguridad Ciudadana, Juan Carlos Castro Estévez, y el jefe superior de Policía de Madrid, Jorge Manuel Martí.

Gran separación entre las hinchadas

Los aficionados del Boca Juniors celebrarían el domingo por la noche la victoria de su equipo en la plaza de Colón mientras que los del River Plate lo harían en la Puerta del Sol, un lugar en el que el tránsito de personas es muy elevado este puente navideño.

La mayoría de los aficionados procedentes de Argentina, unos 6.000 según las últimas informaciones, llegarán a Madrid por vía aérea. El resto de las entradas, unas 40.000 llegarán de Madrid, así como del resto de España y Europa.

De los aficionados argentinos, hay entre 200 y 300 del Boca y otros tantos del River que la Policía considera peligrosos. De hecho, ya son dos los que han sido deportados a su país a la llegada a España. El primero por tener un homicidio entre sus antecedentes penales: Maxi Mazzaro, uno de los cabecillas de la barra brava de Boca. El segundo, en este caso del River, es considerado de alto riesgo por la policía, así que volverá a Argentina con un expediente de regreso.

Debido a la gran expectación y a la afluencia de público, la Delegación del Gobierno recomienda a los aficionados con entrada acudir con suficiente antelación para evitar aglomeraciones. El estadio abrirá sus puertas a las 17.30 horas, tres horas antes del comienzo del partido.

Más noticias en Política y Sociedad