Público
Público

Derechos y libertades La Fiscalía pide prisión para el autor de una agresión homófoba en Barcelona en 2019 y para el vigilante que no la evitó

Pide 18 meses por un presunto delito de discriminación y contra la integridad moral para un hombre que vejó, insultó y empujó a otro en un restaurante de comida rápida y nueve meses para el vigilante que se limitó a mirar la escena.

El joven le respondió que, además de que él vestía como quería, era el día del Orgullo.
Un momento de la agresión en el que se puede ver a la víctima, al agresor y al vigilante totalmente inactivo. –

europa press

La Fiscalía de Barcelona ha reclamado una condena de 18 meses de prisión por un presunto delito de discriminación y contra la integridad moral para un hombre que vejó y lanzó insultos homófobos a otro en un restaurante de comida rápida la noche del día del Orgullo de 2019.

El escrito de acusación también pide condenar a nueve meses de prisión al vigilante de seguridad del local porque sabía que el acusado era conflictivo y aún así, ante los hechos, "permaneció inactivo, permitiendo que los mismos se desarrollaran y por tanto que se llevara a efecto la humillación pública de la víctima, sin intervenir activa y decisivamente para frenar la conducta vejatoria".

El fiscal coordinador del Servicio de Delitos de Odio y Discrminación, Miguel Ángel Aguilar, lo considera culpable por omisión y recuerda en su escrito que el vigilante estaba "legal y contractualmente obligado a actuar para impedirlo", pero que se limitó a avisar a los Mossos d'Esquadra tiempo después de las vejaciones.

Sobre las 00.15 horas del 28 de junio de 2019, después de asistir a la celebración del Orgullo LGTBI, el hombre entró en el restaurante de comida rápida y "mientras se encontraba tranquilamente escogiendo lo que quería consumir en las máquinas de autoservicio de dicho local, se levantó de su mesa el acusado", a quien no conocía, y le increpó de forma agresiva por la espalda, explica el fiscal.

"De forma absolutamente gratuita y actuando el denunciado con ánimo de vejarle públicamente por su profunda animadversión a su orientación sexual y a su forma de vestir", le gritó con intención de humillarle expresiones como 'tápate que das vergüenza ajena y hay niños'; 'luego nos escandalizamos a las mujeres que son violadas y matadas por vestir provocativas y tú eres un ejemplo que te puede pasar'.

"Voy a hacerte hetero a hostias"

También lo amenazó con frases como "mejor que lleves un guardaespaldas, porque ahora cuando salgas, te voy a dar tal hostia que la mariconería te se quita"; "Vamos fuera del local que voy a hacerte hetero a hostias, hoy es el día de las hostias, ¿quieres ver cómo te las suelto?".

Le dio un empujón que provocó que se golpeara con la máquina dispensadora, "todo ello en medio de gritos con continuos reproches a su vestimenta", aunque no resultó herido.

Tras denunciarse los hechos, el Juzgado de Instrucción 28 de Barcelona dictó para el acusado una orden de alejamiento mientras dure la causa.

Multas

Además de los 18 meses de prisión, el fiscal pide para el acusado una multa de 3.200 euros e inhabilitarlo durante cinco años para trabajar en la educación en el ámbito docente, deportivo o de tiempo libre.

Reclama también imponerle una orden de alejamiento de un kilómetro y prohibirle comunicarse con la víctima durante cinco años más después de terminar la pena de cárcel.

Respecto al vigilante, el fiscal reclama, además de nueve meses de prisión, una multa también de 2.300 euros, e inhabilitarle para trabajar en educación y como vigilante de seguridad.

Más noticias de Política y Sociedad