Público
Público

Granada Hortaleza Los Tedax explosionan una granada de mano de entrenamiento lanzada al centro de menores de Hortaleza

La detonación controlada se ha producido sin incidentes, ya que el artefacto contenía "muy poca carga explosiva". La Brigada Provincial de Información investiga la procedencia de la granada, localizada por un vigilante de seguridad la mañana de este miércoles.

Imagen de archivo de unos policías antidisturbios en la puerta del centros de primera acogida de Hortaleza, donde se ha convocado una concentración contra la presencia de los menores migrantes.- JAIRO VARGAS

público/agencias

Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax) de la Policía Nacional han explosionado de forma controlada y sin incidentes una granada de mano de entrenamiento con "poca carga explosiva" lanzada al interior del centro de primera acogida de menores de Hortaleza, en Madrid, según ha confirmado la Policía.

En este centro residen alrededor de cien menores migrantes que han llegado a España sin acompañamiento de familiares o tutores mayores de edad, y ha sido el foco de incidentes y agresiones xenófobas, además de objeto de señalamiento y criminalización por parte de grupos de extrema derecha como Hogar Social o cargos electos de Vox.

La intervención ha tenido lugar, según fuentes policiales, cuando se ha advertido de la presencia del objeto sospechoso dentro de las instalaciones y la principal hipótesis es que se ha arrojado desde el exterior dentro de una bolsa de plástico.

Fuentes conocedoras del caso han explicado que fue uno de los vigilantes quien dio la voz de alarma al encontrar el objeto sospechoso en el perímetro de la verja que delimita el recinto.

Dichas fuentes han remarcado que el objeto consiste en una granada de mano de entrenamiento que contiene "muy poca carga explosiva". Por tanto, ante el hallazgo y como marca el protocolo, se ha procedido a su detonación controlada para evitar cualquier riesgo.

Al lugar y tras recibir un aviso desde el propio centro, han llegado unidades de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, que han acordonado el lugar y han trasladado a los internos a una zona segura dentro de las propias instalaciones para preservar su integridad, aunque no han evacuado ni desalojado el centro. Luego han llegado guías caninos y efectivos de los Tedax, que han tenido que hacer una detonación controlada de este artefacto "por determinar".

La Brigada Provincial de Información mantiene abierta una investigación para averiguar la procedencia del explosivo y localizar e identificar al responsable o responsables y afirman que no está contrastado que al autor haya sido una persona de origen magrebí, como había informado La Sexta en su web en un primer momento. Estas fuentes también desmienten a Público que el centro de menores hubiera recibido una llamada telefónica previa advirtiendo del lanzamiento de granada. Tampoco les constan amenazas previas.

El consejero de Políticas Sociales, Familias y Natalidad, Alberto Reyero, ha acudido al centro de Hortaleza tras conocer el incidente y ha dicho que se ha efectuado esa explosión controlada del objeto por "precaución", tal y como marca el protocolo.

Reyero ha señalado que no tienen "ninguna idea" todavía de cómo ha llegado ese paquete pero que ha aparecido y ahora se analiza qué composición tenía. Al respecto, ha señalado que ha conversado con la delegada del Gobierno central, María Paz García Vera, para poder tener "más datos" sobre lo ocurrido.

Marlaska: "Esto es lo más preocupante de los discursos de odio"

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha achacado estos hechos a los discursos "de odio y de intolerancia", aunque no ha aportado más información que la facilitada hasta ahora por la Policía.

En declaraciones a los periodistas en la cumbre del Clima, el ministro ha afirmado que "esto es lo más preocupante de los discursos de odio", y se ha referido a las intervenciones de muchas personas "que lanzan manifestaciones verbales creyendo que son inanes y no tienen efectos", pero que son llamadas "a la xenofobia y a la discriminación". Según el ministro, lo de este miércoles puede ser "la antesala de hechos más graves", y ha subrayado la importancia de ser "muy vigilantes con los discursos de odio, porque afectan a la diversidad, a la igualdad y a la tolerancia". "Nos tendrán enfrente todos aquellos que practican el discurso del odio", ha aseverado Grande-Marlaska, y ha concluido que las intervenciones que fomentan el odio y la intolerancia "solo puede conllevar actos de odio".

Por su parte, la portavoz de Unidas Podemos IU Madrid en Pie en la Asamblea de Madrid, Isa Serra, ha culpado al PP, Ciudadanos y Vox de actuaciones como esta y las ha achacado a la "criminalización" desatada en los últimos años contra estos menores migrantes. En su cuenta de Twitter, Isa Serra ha afirmado que la "criminalización hacia los niños migrantes no acompañados" tiene estos efectos. "Qué asco y qué impotencia. Monasterio, la que les señala, es responsable", ha criticado.

No obstante, también responsabiliza de este hecho a PP y Cs "por tener un gobierno gracias a la ultraderecha, que les da voz y por llevar años sabiendo que la situación era cada vez peor, con más violencia, y no haber puesto plazas ni políticas para acabar con el maltrato institucional que sufren estos niños".

El grupo parlamentario de Más de Madrid en la Asamblea de Madrid también ha condenado estos hechos que califica de ataque terrorista.

Por su parte, el Grupo Parlamentario de Vox en la Asamblea de Madrid ha condenado los hechos acontecidos ha lamentado que otros partidos les culpen de lo ocurrido. Fuentes de la formación de extrema derecha han indicado que "lamentan que algunas formaciones utilicen unos hechos tan graves para atacar" a su portavoz, Rocío Monasterio. "Es vergonzoso que se use la violencia, injustificable en cualquier caso, con fines políticos. Estamos a la espera de las conclusiones de la investigación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", han expuesto.