Público
Público

Qué hacer y qué no antes, durante y después de recibir una vacuna contra la covid-19

Las autoridades sanitarias dan varias recomendaciones para este proceso: consultar con el médico ante cualquier duda, guardar la tarjeta de vacunación o llamar a su centro de salud si sufre una reacción que persiste durante varios días.

Un sanitario pone una dosis de la vacuna de AstraZeneca.
Un sanitario pone una dosis de la vacuna de AstraZeneca. Nacho Gallego / EFE. ARCHIVO

Varías guías señalan qué hay que hacer y qué no antes, durante y después de recibir las vacunas contra la covid-19. La siguiente recopilación de medidas agrupa las recomendaciones de la Sociedad Española de la Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), la Organización Mundial de la Salud (OMS, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y el Ministerio de Sanidad.

Antes de recibir la vacuna

Consulte con el médico si tiene dudas. Las vacunas son seguras para la mayor parte de las personas de 18 años o más, incluidas las que presentan afecciones previas de cualquier clase. Sin embargo, se recomienda consultar con un profesional sanitario si alguna vez ha tenido una reacción alérgica grave a una vacuna, si tiene preguntas sobre algún medicamento que esté tomando en la actualidad, tiene alguna patología, está embarazada, tiene inmunodepresión, está extremadamente frágil o está pasando la covid-19.

Si busca información sobre la vacuna, consulte las fuentes oficiales. Si tiene alguna duda y quiere documentarse más, busque información en las páginas oficiales. Es recomendable acudir a la información de la OMS, del Ministerio de Sanidad o los departamentos de salud de la comunidad autónoma a la que pertenezca. 

Duerma bien e hidrátese. Cuídese el día antes de vacunarse para acudir a la cita lo mejor posible.

No tome medicamentos sin prescripción médica. El Ministerio de Sanidad especificó en la estrategia de vacunación que se podía tomar paracetamol de forma preventiva si va a recibir la vacuna de AstraZeneca. Sin embargo, ni la semFYC ni la OMS ni los CDC recomiendan que se tomen medicamentos. Los estudios muestran que el paracetamol no interfiere en la respuesta inmune pero la mayoría de autoridades sanitarias recomiendan que se tome si aparecen síntomas. Es decir, se puede hacer pero no es lo más recomendable.

Si se decide tomar paracetamol, según los estudios, lo adecuado es consumir un gramo antes de la inyección de la dosis de AstraZeneca y un gramo cada seis horas durante las 24 horas siguientes a la administración del suero. En cualquier caso, y si tiene alguna duda, debe consultar con su centro de salud y seguir las indicaciones de los profesionales.

No coma en exceso. Los efectos secundarios podrían agudizar un malestar gastrointestinal.

Durante el proceso de vacunación

Lleve la mascarilla y mantenga las distancias de seguridad. Use una mascarilla que le cubra la nariz y la boca. En la fila para vacunarse, mantenga la distancia de seguridad con el resto de personas que también estén esperando su turno.

Pregunte al profesional sanitario si tiene alguna duda. Si no ha consultado antes a su médico o si mantiene alguna duda, consulte al personal sanitario que le va a vacunar de cualquier condición que pueda requerir precauciones adicionales, como estar embarazada o tener sistema inmunológico debilitado.

Reciba el pinchazo en el brazo no dominante. Es habitual que sienta un dolor moderado en el brazo donde se le vacuna. Por eso es preferible elegir el brazo izquierdo para inocular la vacuna si es diestro y viceversa.

Recoja la tarjeta de vacunación y pregunte por la cita para recibir la segunda dosis, en el caso de que le pongan Pfizer, Moderna o AstraZeneca. Los sanitarios le deben entregar una tarjeta con el tipo de vacuna que le han administrado, la fecha en la que recibió y dónde se la administraron. Guarde esta tarjeta. Si no le dan esta tarjeta, pregunte por ella y sobre cómo puede acceder a esa información. Pregunte también por el día en el que recibirá la segunda dosis o sobre cómo será citado.

Espere 15 minutos. Permanezca 15 minutos en el centro de vacunación para asegurar que no sufre reacciones graves inmediatas.

Después de recibir la vacuna

Prepárase para posibles efectos secundarios comunes. Es habitual experimentar reacciones comunes al recibir una vacuna. En este caso, los más comunes son: dolor en el brazo, fiebre leve, fatiga, dolor de cabeza o muscular.

Puede tomar paracetamol u otro analgésico si sufre de efectos comunes como dolor o fiebre leve.

Llame a su médico si los efectos secundarios se agravan, sufre una reacción más fuerte o persisten durante más de dos días: Contacte con un profesional sanitario en cualquiera de los tres casos. La OMS concreta que debe llamar a su médico si en el lugar de la inyección aparece enrojecimiento o siente dolor que aumenta al cabo de 24 horas o si los efectos secundarios no desaparecen después de unos días.

Si sufre una reacción alérgica grave inmediatamente después de recibir la primera dosis, no debe recibir más dosis de esas vacunas. Es sumamente infrecuente pero, si esto ocurre, debe consultar con su médico y no recibir la segunda dosis de esa vacuna.

No realice ejercicio intenso. Descanse al menos durante un día, no haga  esfuerzos excesivos.

Siga manteniendo las medidas de seguridad. Las las vacunas están demostrando ser muy efectivas para proteger a las personas contra la enfermedad grave, pero todavía se está investigando si las personas inmunizadas pueden seguir transmitiendo el virus. Por ello, es importante seguir respetando todas las medidas: mantener la distancia física, llevar mascarillas, lavarse las manos y evitar aglomeraciones.

Más noticias