Público
Público

Reconstrucción coronavirus El coronavirus se acelera en Madrid: contagios al alza y pocas pruebas PCR

La incidencia de la covid-19 se acerca a la de Catalunya, Euskadi o Navarra con un ritmo de práctica de PCR muy inferior al que mantienen las comunidades oficialmente más afectadas por la pandemia y un nivel de detección de asintomáticos inferior también a la de la mayoría de estas.

Es técnicamente posible que una PCR dé positiva por la presencia de virus muerto. / Adobe Stock
Madrid se encuentra en la zona alta de la clasificación por el ritmo de los contagios y en la baja por el volumen de pruebas de detección. / Adobe Stock

El ritmo de contagios por coronavirus se está disparando en Madrid mientras su sistema sanitario mantiene al ralentí la realización de pruebas de detección: la comunidad se ha situado entre los territorios en los que mayor incidencia está teniendo la pandemia, con tasas cercanas a las de Euskadi, Navarra o Catalunya, mientras el ritmo de práctica de PCR se sitúa por debajo de la media estatal, muy alejado de los registros que ofrecen las zonas con mayores índices de transmisión.

Los datos difundidos este martes por el Ministerio de Sanidad, que se basan en los que le transmiten las comunidades, asignan a Madrid una incidencia acumulada (y creciente) de 128,73 casos por cada 100.000 habitantes para los últimos catorce días, bastante cercana ya a las de Catalunya (152,6), Euskadi (153,1) y Navarra (159,12) y similar a las que se registraron al principio del confinamiento (131,81 el 20 de marzo).

La aceleración del ritmo de contagio en Madrid es de tal magnitud que se ha cuadruplicado en dos semanas, ya que la incidencia acumulada era de 30,09 el 28 de julio. La madrileña es una de las cinco únicas comunidades, junto con las tres anteriores y con Aragón, líder absoluto en contagios detectados con 571,14, que superan la media estatal de 94,6, en todos los casos de manera holgada.

Ese elevado ritmo de contagios se produce en Madrid junto con algunas particularidades que no se dan en el resto de las comunidades con mayor grado de afección, entre las que resulta llamativa la baja actividad que presenta su sistema sanitario en el diagnóstico de casos.

El aumento de la presión hospitalaria, que según los datos oficiales de la propia comunidad alcanzaba el lunes los 505 ingresos en planta y 67 en las UCIs, además de cinco fallecidos, convive con episodios como el reconocimiento de la escasez de rastreadores y la posterior privatización de su actividad tras fracasar en el intento de conseguirlos gratis.

Los test y el rastreo de contactos

El cruce de datos sobre la realización de PCR y otras pruebas diagnósticas relacionadas con la pandemia en las últimas cuatro semanas (disponibles aquí: 1, 2 , 3 y 4), cuando el volumen de contagios se aceleró y las comunidades comenzaron a aplicar confinamientos perimetrales como el del Segrià y regresiones de fase como las de Zaragoza y Huesca, con los de población que ofrece el INE (Instituto Nacional de Estadística) revelan que el ritmo de realización de test es notablemente inferior en Madrid que en las otras cuatro comunidades más afectadas, que son, junto con Asturias, las que más pruebas realizan en función de sus habitantes.

De hecho, Madrid, con 21,15 PCR por cada mil habitantes es la única de ellas que se sitúa por debajo de la media estatal de 23,97. Tanto Navarra (52,55) como Euskadi (49,57) duplican ese promedio y Aragón (44,75) no anda lejos de hacerlo mientras Catalunya (33,92) ‘solo’ lo supera en una tercera parte.

El grueso de esos PCR están directamente relacionados con la labor de los rastreadores, que en comunidades como Aragón "están llegando a detectar hasta el 80% de los contactos" de los contagiados, según explicó en RNE la consejera de Sanidad de ese territorio, Sira Repollés, quien lleva semanas insistiendo en que el rastreo, los test y los aislamientos preventivos de los sospechosos de contagio son la herramienta clave para afrontar la pandemia. "A la hora de rastrear, no escatimamos en recursos humanos", dijo.

Menos asintomáticos detectados que en otras comunidades

Uno de los principales indicadores de la efectividad de los rastreos consiste en la detección de contagiados asintomáticos, que no desarrollan la covid-019 pero pueden transmitirla a otras personas, y que en comunidades como Aragón, cuyo dispositivo llega a identificar hasta seis contactos por cada sintomático, llega a arrojar proporciones de tres por uno, tal y como ocurrió este lunes: 338 sin síntomas por 132 que sí los presentaban.

En este apartado, y también según los datos del Ministerio de Sanidad de las últimas cuatro semanas (disponibles aquí y aquí), los resultados de Madrid también se encuentran por debajo de la media, aunque con menor diferencia que en la realización de PCR.

El sistema sanitario madrileño está detectando dos asintomáticos por cada contagiado de coronavirus que sí presenta síntomas, un resultado muy alejado de los ratios superiores a 3,5 de Galicia, Euskadi y Aragón y por detrás también de Extremadura, La Rioja y Castilla y León, aunque ligeramente por delante de Catalunya, cuyo volumen de positivos, en cualquier caso, triplica al de Madrid.

Por último, la comunidad madrileña también se sitúa, con uno por cada 1.036 habitantes, por debajo de la media estatal (913) en cuanto a contagios detectados en esas cuatro últimas semanas, nivel que, de nuevo, únicamente superan, por este orden, Aragón (133), Catalunya (389), Navarra (412) y Euskadi (646).

Más noticias de Política y Sociedad