Público
Público

El Estado restaura 25 catedrales e iglesias inmatriculadas con 14,5 millones de proyectos de carreteras y urbanismo

Los gobiernos han destinado durante décadas más de 125 millones de euros del llamado '1% cultural' a rehabilitar edificios cuya posesión en ocasiones se ha anotado la Iglesia a su favor antes o después de esas intervenciones públicas.

El obispado de Jaca inmatriculó la catedral de esa ciudad del Pirineo, que se disputa el título de románica más antigua de España con la de Mondoñedo.
El obispado de Jaca inmatriculó la catedral de esa ciudad del Pirineo, que se disputa el título de románica más antigua de España con la de Mondoñedo. Huesca La Magia

Los Gobiernos han destinado más de 125 millones de euros a financiar la restauración de más de doscientos edificios religiosos con cargo al llamado '1% cultural' (ahora 1,5%), un programa por el que hace más de tres décadas que se destina a actuaciones de mejora en ese ámbito ese porcentaje del presupuesto de las obras de infraestructuras y urbanismo valoradas en más de 600.000 euros que acometen la Administración central y las autonómicas.

El dato figura en la respuesta del Gobierno central a una pregunta parlamentaria del senador de Compromís, Carles Mulet, que se había interesado por conocer qué cantidades de dinero ha destinado esas administraciones a "la reparación, reconstrucción, reforma o similar de cada uno de los monumentos religiosos de España adscritos a la iglesia católica desde 1978".

La titularidad de muchos de esos edificios religiosos ha sido anotado a su favor por distintas instituciones de la Iglesia católica mediante el procedimiento de las inmatriculaciones antes o después de que tuvieran lugar esas intervenciones de mejora con cargo al erario público, como ha ocurrido con 15 de las catedrales beneficiadas por el programa, que han recibido inversiones por valor de 10,68 millones de euros, el 7,6% de los 126,68 que suman el total de los proyectos.

El cruce de los informes sobre las inmatriculaciones elaborados por el Ministerio de la Presidencia tras consultar a los registros de la propiedad y por la Conferencia Episcopal con la respuesta a Mulet revela cómo 15 catedrales cuya posesión se ha anotado la Iglesia han recibido inversiones por valor de 10.686.382 millones de euros, con las de Donostia (2,44 millones), Coria (2,12) y Santander (1,52) como principales beneficiarias al acaparar más de la mitad de esas inversiones, a mucha distancia de las de Plasencia (480.809) y Almería (411.936) y con la de Teruel (818.141) entre los dos grupos.

Llama la atención la presencia de cuatro catedrales aragonesas en el listado, lo que sitúa a ese territorio como el de mayor número de templos de ese rango beneficiados por las inversiones del '1% cultural' cuya posesión se han anotado a su favor en el Registro de la Propiedad instituciones de la iglesia católica.

Completan la lista, junto a la de Teruel, la de Huesca, que recibió 112.500 euros para la restauración del llamado 'salón del Tanto Monta'; la de Jaca (179.220), inscrita en el Registro de la Propiedad como "obra nueva" en 2015, un milenio después de ser edificada ya que se disputa con la de Mondoñedo el título de seo románica más antigua de España, y la de Roda de Isábena (179.120), degradada hace unos siglo a la categoría de abadía.

Otra decena de templos inmatriculados

No son los únicos templos inmatriculados de ese territorio que han recibido cuantiosas inyecciones de dinero público de esa partida para ser restaurados. En esa misma situación se encuentran la iglesia de La Magdalena de Zaragoza, que fue la destinataria de 445.472 para financiar la segunda fase de los trabajos de mejora del edificio, y la de San Pedro de Huesca, destino de dos partidas que suman 313.053 para la restauración del panteón de los reyes de Aragón, entre otras dependencias.

Esos dos templos forman parte de otro bloque de diez inmatriculados que han sido objeto de inversiones por valor de 3.798.069 euros

Esos dos templos forman parte de otro bloque de diez inmatriculados que, a expensas de que las ambiguas identificaciones de los templos registrados por esa fórmula en varias comunidades impidan ampliar la lista con certeza, han sido objeto de inversiones por valor de 3.798.069 euros, actuaciones que elevan a 14.484.451 las destinadas a edificios cuya posesión se ha anotado la Iglesia, el 11,4% de los 126.682.703 que integran la partida.

En este bloque el predominio es catalán, con partidas de 678.407 euros para la iglesia de Sant Miquel de Miralcamp y 212.200 para la de Santa María de Preixana, a las que se suman los 122.690 de la basílica de Tremp, todas ellas en Lleida, y 126.590 para el templo de Sant Genís de Jorba, en Barcelona.

Completan el listado la iglesia de San Torcuato de Guadíx (Granada), con una inversión de 910.817 euros; la de Alarcón (Cuenca) con otra de 180.303, el monasterio de Oseira en San Cristovo de Cea (Ourense), que recibió 115.509, y la Casa del Cabildo de Santiago, que con una inyección de 693.028 eleva al entorno del millón (966.194) las aportaciones de este programa recibidas por el complejo catedralicio de la capital gallega.

Las iglesias de peaje y los templos cerrados al público

Varios de esos templos han permanecido largas temporadas cerrados al público y en algunos de ellos, tanto entre los inmatriculados como entre los que no han sido sometidos a ese trámite, la propiedad, eclesiástica, exige el pago de una entrada para poder visitarlos.

Mulet: "La Iglesia siempre ha querido acaparar titularidad, pero es incapaz de mantener estos monumentos en condiciones"

Ambas situaciones confluyen en el templo mudéjar de La Magdalena de Zaragoza, en el que el acceso cuesta cinco euros, con dos de rebaja para menores, jubilados y estudiantes y con entrada libre para visitas de culto, tras una restauración con importantes aportaciones de dinero público que mantuvo sus puertas cerradas durante 17 años.

"Obviamente se ha de invertir para mantener el patrimonio, sea o no religiosos. Los templos son piezas claves para entender el arte y la historia de los pueblos y ciudades, y fueron creados con el esfuerzo de las personas, casi siempre", señala el senador de Compromís, que anota que "la Iglesia siempre ha querido acaparar titularidad, pero es incapaz de mantener estos monumentos en condiciones y hemos de contribuir con el dinero público, sin que la iglesia ceda los usos o la titularidad".

Sin embargo, añade, en ocasiones "estos mismos templos tienen unas entradas abusivas si los quieres visitar, y son entradas que gestiona la Iglesia". "¿Qué se hace con ese dinero? ¿Por qué no se invierte en el propio mantenimiento?", plantea.

El Gobierno no pone condiciones para las entradas

"Las bases reguladoras no recogen ninguna condición o limitación relacionada con el cobro de entradas", señala el Gobierno en su respuesta después de que Mulet sondeara la posibilidad de "obligar por ley a que estos templos no cobren nada como entrada o un simbólico euro para que su visita sea accesible" al público.

El Gobierno justifica que edificios de titularidad privada, que también se benefician de este programa, cobran entradas

"Otros edificios de carácter no religioso que también se han visto beneficiados por la financiación de este programa, como es el caso de castillos, museos, palacios, fortalezas, etcétera, en ocasiones de titularidad privada, cobran entrada de igual modo", se justifica el Gobierno, que hace hincapié en que "las solicitudes de actuación para bienes religiosos (iglesias, conventos, monasterios) que se presentan a las convocatorias de financiación de este programa son formuladas, en muchos casos, por las propias corporaciones locales", que en ocasiones son la mismo tiempo las titulares.

Desde 2014, no obstante, las ayudas del '1% cultural' se asignan tras un proceso de "concurrencia competitiva" cuyas bases "establecen que, en aquellas actuaciones que se realicen sobre bienes que no sean de titularidad pública, debe existir una cesión para uso público durante un plazo mínimo de 50 años".

"No es un tema de anticlericalismo, sino del descontrol con el que se gasta el dinero público 'en casa de otro'", indica el senador, que aboga por buscar fórmulas para "ir descontando titularidad a medida que se invierte por parte de las administraciones públicas. Y si no pueden mantener por sus medios ese patrimonio que lo cedan al Estado".

Más noticias