Público
Público

La tauromaquia continúa desangrándose

En los últimos doce años se ha producido una caída del 58,4% de los eventos taurinos en plazas. Por primera vez en once años, las cifras de festejos taurinos populares (corridas y toros embolados, entre otros) desciende respecto al año anterior. 

Publicidad
Media: 3.83
Votos: 18

EUROPA PRESS

La tauromaquia sigue en pleno descenso. Así lo reflejan los datos y así lo constata el último informe de la Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal (AVATMA) apoyado en las cifras estadísticas del Ministerio de Cultura y Deporte que recogen la evolución de los espectáculos taurinos desde 2007 hasta el 2018.

De esta forma, durante el año anterior se contabilizaron 1.521 festejos taurinos, lo que se traduce en un descenso interanual del 2,1%. Además, en los últimos doce años se ha producido una caída del 58,4% de los eventos taurinos en plazas, según los datos proporcionados por el Ministerio. “Una vez más, y siguiendo la tendencia que se inició en el año 2007, los festejos en plaza siguieron descendiendo de forma vertiginosa”, apuntan desde AVATMA.

Hasta el momento la tendencia decreciente del sector taurino no afectaba a los datos globales de los festejos populares taurinos, es decir, eventos como los toros embolados o las corridas. Sin embargo, por primera vez en la última década se ha registrado una reducción de estas prácticas. En 2017 se contabilizaron 17.920 festejos populares y en 2018 la cifra se situó en 17.698, lo que se traduce en 222 espectáculos menos.

El 79% de los festejos de 2018 se desarrollaron en plazas de “poca o nula calidad”

En el análisis realizado por la Asociación de Veterinarios Abolicionistas se contempla también el efecto que tuvo legislación balear que prohibía los festejos taurinos en los que se hiera o se mate al animal. Esta medida, anulada por el Constitucional a finales de 2018, ha permitido que no se registraran espectáculos con toros en las islas. “Ningún empresario taurino se ha atrevido a programar lidias sin sangre durante 2018”, valora el informe.

Por otro lado, el 77,9% de los festejos taurinos en plaza se concentraron en cuatro comunidades autónomas: Castilla-La Mancha, Castilla y León, Madrid y Andalucía.

Además, AVATMA informa de que la mayoría de los festejos con maltrato hacia los toros –el 79%– se desarrollaron en plazas de “poca o nula calidad” durante el año anterior. De hecho, tan sólo el 9,9% del total de los espectáculos taurinos celebrados en 2018 acontecieron en los que se denominan “plazas de primera", a las que suelen acudir matadores conocidos y de renombre.

Menos espectáculos, menos profesionales

Los datos decrecientes se enmarcan en una tendencia que se confirma año a año. Sin embargo, en los informes anteriores publicados por el Ministerio de Cultura la caída no se veía correlacionada con el número de trabajadores del sector, que en la mayoría de los casos se mantenía o crecía. No obstante, el Gobierno ha corregido los datos publicados en los últimos años. Si se atiende a los datos publicados en informes anuales anteriores se podrá observar diferencias respecto al presente estudio.

De esta forma, las cifras de 2017 recogidas por el informe anterior hablaban de un total de 10.959 profesionales vinculados al sector taurino. Pero ahora, en los últimos datos publicados, se habla de que ese mismo año había 6.060 empleados vigentes. Es decir, se han corregido unos datos que iban a la contra de la tendencia decadente de la tauromaquia en España.

"Sólo el 19,04% de los toreros lidiaron con toros o novillos durante el último año"

“El truco, guardado durante años –al menos desde 2012– es que había muchos de estos profesionales que, estando inscritos en el registro, no tenían su licencia o carnét vigente, es decir, que no podían trabajar. Además, el tener esa licencia vigente, no significa que trabajaran, como vamos a demostrar en este análisis. Es muy probable que hasta los hubiera fallecidos o jubilados”, explica la Asociación de Veterinarios Abolicionistas.

Con los datos actualizados de manera retroactiva se confirma el descenso en el número de profesionales vinculados a la tauromaquia. Así de los 6.703 trabajadores que había en 2012 se ha pasado a un total de 5.497 en 2018, es decir, 1.226 empleados menos en los últimos siete años.

A ello debemos añadir el porcentaje de actividad que han tenido los profesionales. Según AVATMA, sólo el 19,04% de los toreros lidiaron con toros o novillos durante el último año, algo que ocurre prácticamente en todas las secciones del sector. El caso más destacado es el de los novilleros, cuyo porcentaje de acción es del 4,7%. Además, los datos vienen a constatar la brecha de género que vive el sector, ya que tan sólo se contabilizan 239 mujeres profesionales, lo que supone un 2,5% del total de trabajadores.

El negocio ganadero de la lidia

El análisis de AVATMA sobre la viabilidad del negocio –basado en datos de los ministerios de Cultura y Agricultura– ponen en manifiesto que entre el 66,46% y el 76,99% de las empresas ganaderas de lidia no vendieron ni un solo animal para un festejo en una plaza durante el año 2018.

Pero, ¿cómo es posible que empresas ganaderas focalizadas al sector taurino no vendan ningún animal en un año? Los Veterinarios Abolicionistas señalan a las subvenciones que se dan desde Europa y desde el Estado a este tipo de empresas. En virtud de ello, reclaman que el próximo Plan Agrario Común que se apruebe deje fuera de las ayudas a cualquier empresa de este tipo.

Más noticias en Política y Sociedad