Diario Público
Diario Público

Óscar Puente El alcalde de Valladolid estalla ante la enésima manipulación de la derecha: "Al saco de mierda, se le llama saco de mierda"

"Este saco de mierda publica una foto mía en el Gino’s de la Calle Duque de la Victoria, en el cumpleaños de mi madre, que algún otro saco de mierda de su misma calaña le envía y dice que es uno de los más caros de Valladolid". Es la contundente reacción del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, tras ser el objetivo la enésima manipulación de la derecha.

La reacción de Puente se debe a un tuit publicado por Alvise Pérez, en el que aparece una fotografía del alcalde comiendo en un restaurante, con este texto: "Cómo explica recomendar como Alcalde de Valladolid que todo el mundo se quede en casa durante el fin de semana... con ir a comer a uno de los restautantes más caros de la ciudad? Os veo, mafiosos. Se acabó vuestra impunidad".

Al margen de lo absurdo que resulta tener que recordar que los restaurantes caros no son patrimonio exclusivo de la derecha, resulta que el restaurante de la foto es un Ginos, una cadena de restaurantes del grupo VIPS, donde se puede comer por poco más de 10 euros. Tras su primer tuit, Puente insistió en la misma idea: "Nada en la vida como llamar a las cosas por su nombre. Al saco de mierda, se le llama saco de mierda", añadió:

Alvise Pérez ha alcanzado notoriedad en las redes sociales, como algún otro 'influencer' de la ultraderecha, gracias a su falta de escrúpulos, a difundir bulos y a que algunos pseudiomedios de comunicación han dado pábulo a sus falacias. En su día fue jefe de gabinete de Toni Cantó, y en su última etapa ha destacado como uno de los impulsores de las manifestaciones contra el Gobierno en medio de la pandemia. Uno de sus bulos más sonados es el del respirador para Manuela Carmena:

Otra de sus últimas 'azañas' fue la de difundir una foto de Juan Carlos Monedero comiendo en un restaurante caro. Un nuevo 'hito del periodismo de investigación', que aprovecharon webs como Okdiario.

Por supuesto, como ya ha hecho en otras ocasiones, Pérez no ha borrado el tuit, que sigue sumando retuits entre sus incautos adeptos, su habitual proceder.

Lo último en Tremending

En este artículo