Público
Público

El Gobierno y las comunidades se dan un mes para definir cómo será la evaluación independiente de la pandemia

Las autoridades sanitarias acuerdan la creación de un grupo de trabajo para definir una evaluación independiente de la pandemia, aunque no hay fecha para el inicio de la auditoría externa. Los expertos avisaron hace dos semanas de la "urgencia" de poner en marcha este proceso.

Reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de España./ Ministerio de Sanidad.
Reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de España./ Ministerio de Sanidad.

beatriz asuar

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han acordado la creación de un grupo de trabajo para definir una evaluación independiente de la gestión de la pandemia. El grupo tiene que definir este marco durante el mes de noviembre y lo presidirá la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón. Formarán parte de él un representante designado por cada una de las comunidades y ciudades autónomas.

Pese a que es un buen comienzo, en el anuncio hay poca concreción. Solo se ha acordado que el grupo elevará las conclusiones de sus trabajos al Consejo Interterritorial "para su consideración" en un plazo máximo de un mes. No se ha marcado ninguna fecha para el comienzo de la evaluación externa, una reclamación que los científicos hicieron pública hace más de dos meses y que los expertos han señalado que es "urgente".

El pasado siete agosto expertas como la científica Margarita de Val o Helena Legido-Quigley pidieron en una carta en The Lancet una evaluación independiente. El pasado 22 de septiembre estos reputados científicos españoles publicaron otro artículo en el que señalaban que este paso era "urgente". La semana pasada, el ministro Salvador Illa se comprometió en una reunión con varios de estos científicos a impulsar esta auditoría externa. 

El objetivo del grupo anunciado este miércoles es elaborar una propuesta de marco evaluador del Sistema Nacional de Salud (SNS) para esta evaluación. Según fuentes del Ministerio de Sanidad, se definirán las líneas de evaluación, el alcance, los objetivos, los parámetros y "todos aquellos elementos necesarios para llevar a cabo la auditoría independiente". 

Los veinte científicos que han impulsado esta evaluación insisten en que se debe comenzar de inmediato e informar periódicamente hasta el final de la pandemia. En el segundo artículo que publicaron, también alegaron que es fundamental garantizar la independencia de los miembros del comité. "Las personas que seleccionan a los miembros del equipo de evaluación, y los miembros mismos, deben ser independientes del gobierno, no haber trabajado en el gobierno y no tener intereses en competencia", explicaron. 

En esta línea, sugirieron que el comité de selección y el equipo evaluador se forme por académicos españoles independientes, que trabajen en España o en el extranjero, y expertos internacionales. Asimismo, añaden que debe tener un equilibrio de género y ser multidisciplinario.

En este mismo artículo recomiendan que se impulse con "un apoyo generalizado" de partidos políticos, asociaciones científicas, profesionales de la salud, pacientes y cuidadores y la sociedad en su conjunto.