Publicado: 20.04.2015 10:19 |Actualizado: 20.04.2015 17:41

Un alumno mata en Barcelona a su profesor con un machete, llevaba una ballesta y un cóctel molotov en la mochila

Los Mossos han identificado al agresor, que no ha podido ser detenido ya que sólo tiene trece años y, por tanto, es inimputable. El menor ha herido también a una profesora y a tres compañeros, pero sus vidas no corren peligro.

Publicidad
Media: 2.60
Votos: 10
Comentarios:
Efectivos de la Policía Nacional a las puertas del Instituto Joan Fuster de Barcelona. EFE/Toni Garriga

Efectivos de la Policía Nacional a las puertas del Instituto Joan Fuster de Barcelona. EFE/Toni Garriga

BARCELONA.- Un alumno de 13 años ha asaltado este lunes el instituto de Barcelona en el que estudiaba, armado con un machete y una ballesta. El menor ha matado a un profesor, sustituto clavándole un cuchillo de montaña en el tórax, a diferencia de las primeras informaciones que apuntaban a que el arma homicida había sido la ballesta, con la que ha herido a otra profesora.

Según han informado fuentes cercanas al caso, el chico, que cursa segundo de ESO y que ha sido derivado a un hospital para evaluar su estado psiquiátrico, ha llegado al Instituto Joan Fuster de Barcelona con retraso, hacia las 9.15 horas de la mañana, armado con una ballesta modificada que disparaba proyectiles caseros, un machete de grandes dimensiones y una mochila, en cuyo interior escondía un cóctel molotov.

El adolescente, que llevaba su ballesta cargada, ha llamado a la puerta de su clase y ha disparado en la cara a la profesora de Castellano que le abrió, provocándole heridas de diversa consideración.

Una alumna de la clase, hija de la profesora herida, ha acudido rápidamente a ayudar a su madre, momento en el que el agresor le ha clavado el machete en la pierna. La vida de la profesora y de su hija no corre peligro, según fuentes del Hospital de Sant Pau, donde han sido trasladadas.

Portaba un cóctel molotov

Posteriormente, según algunos testigos, el chico ha sacado el cóctel molotov de su mochila, aunque otros alumnos presentes aseguran que intentó fabricarlo sin éxito in situ con una botella de cerveza. Tras amenazar con hacerlo estallar, los alumnos de la clase se asustaron y empezaron a chillar, tratando de huir.

El menor ha salido de la clase donde ha perpetrado el ataque y ha subido al primer piso, donde varios alumnos estaban también fuera de las aulas, debido al griterío que procedía de la planta baja.

El estudiante se ha dirigido entonces hacia un profesor de Ciencias Sociales, natural de Lleida y que llevaba dos semanas en el instituto como sustituto, y le ha clavado el machete en el tórax, causándole la muerte.

Tras matar al profesor, el joven ha disparado indiscriminadamente la ballesta y ha blandido su machete aleatoriamente hiriendo a dos personas más

Tras matar a este docente, el chico, que llevaba una cazadora militar en la mano, ha disparado indiscriminadamente la ballesta y ha blandido su machete aleatoriamente, provocando lesiones a otra profesora y otro alumno, si bien el estado de estos no corre peligro.

Flechas artesanales hechas con bolígrafos 

ballesta barcelona

Un profesor es consolado por una mujer cerca de los alumnos frente al instituto donde un menor de edad ha matado a un profesor y herido a otras cuatro personas. -REUTERS / Gustau Nacarino

Según las mismas fuentes, la ballesta que ha utilizado el joven disponía de regulador para disparar y estaba tuneada, aunque no era un artefacto elaborado en casa.

Por contra, los investigadores sospechan que las flechas que disparaba el menor sí que eran caseras, ya que podría tratarse de un artilugio montado con bolígrafos, según las mismas fuentes.

Tras cometer el crimen, el chico ha sido reducido por un profesor, cuando ya estaba muy alterado y sólo deliraba asegurando que oía voces que le decían que tenía que matar a gente.

Los profesores de la escuela han llamado inmediatamente a los padres del chico, que han acudido a la escuela.

Posible registro del hogar familiar

El agresor, una vez reducido, deliraba asegurando que oía voces que le istaban a matar gente

Lo más probable, según las mismas fuentes, es que, de acuerdo con el juez, los Mossos d'Esquadra procedan a registrar el piso de la familia del autor del crimen, quien al tener 13 años es inimputable.

Los Mossos d'Esquadra han trasladado a un centro hospitalario al estudiante para practicarle un examen médico y valorar su estado psiquiátrico y psicológico.



El joven había amenazado con que iba a matar a
todos los profesores y luego suicidarse, según sus ha explicado sus compañeros



Según ha explicado uno de los alumnos de tercero, cuando han visto pasar corriendo al presunto joven armado han salido todos corriendo de la clase hacia el patio, donde se han encontrado con los escolares de segundo que habían salido huyendo.

Los estudiantes también explicado como posteriormente el agresor ha tirado la ballesta, hecha con madera y bolígrafos, a una papelera, antes de salir corriendo. Tras cometer las agresiones, el menor trató de preparar un cóctel molotov que no llegó a utilizar. Un profesor, para entonces, ya había conseguido calmar al estudiante.

Posible lista negra descartada

Compañeros del menor han asegurado que el joven había repetido en varias ocasiones la semana pasada de que iba a matar a todos los profesores y luego se iba a suicidar. Según han relatado algunos de sus compañeros, el joven asesino tenía incluso una lista con los nombres de las personas a la que quería atacar, aunque en aquel momento pensaron que se trataba de una broma.

Sin embargo, los investigadores han descartado este extremo, han informado fuentes cercanas al caso.

El relato de los testigos ha aportado algunos datos sobre el menor que añaden más detalles sobre el agresor. El joven tenía simbología nazi en el pupitre y su padre del menor es coleccionista de armas.  

El alumno portaba
una ballesta hecha con
bolígrafos, y un cuchillo


El menor, identificado

Los Mossos d'Esquadra lograron identificar al agresor en la plaza Ferran Reyes del barrio de Sant Andreu, adonde también acudió el Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

El alumno tiene 13 años, por lo que no ha sido detenido . El juzgado de instrucción número 24 de Barcelona, que hoy está de guardia, ha abierto diligencias. El fiscal deberá ahora remitir a la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA), la entidad pública de protección de menores, todo lo recabado en la investigación.

Técnicos de la DGAIA del departamento de Bienestar Social de la Generalitat harán entonces el diagnóstico de la situación del menor. La evaluación se hará mediante entrevistas con la familia del menor y con el propio estudiante para conocer cuál es su situación y averiguar las causas que le habrían llevado a cometer su acción.

Será la fiscalía de menores y el juez quienes decidirán después en qué situación quedará el alumno de segundo de ESO.

Los menores de 14 años
que cometan un asesinato no son imputables en España

Hay que tener en cuenta que los menores de 14 años que cometen un asesinato no son imputables en España, tal y como indica la Ley Reguladora de la Responsabilidad Penal de los Menores.

De esta forma, el alumno que presuntamente ha matado con una ballesta a su profesor no sería responsable de este delito. La legislación indica que las medidas que deben adoptarse en casos como éste deben orientarse al ámbito educativo y familiar

"Cuando el autor de los hechos sea menor de catorce años, no se le exigirá responsabilidad", señala la normativa que data del año 2000. La edad penal en España se establece en los 18 años, pero a partir de los 14 se pueden exigir responsabilidades.

Efectivos de la Policía Nacional a las puertas del Instituto Joan Fuster. EFE

Efectivos de la Policía Nacional a las puertas del Instituto Joan Fuster. EFE

Conmoción

Algunos de los padres y madres de los alumnos del instituto Joan Fuster han comenzado a llegar al lugar.

Los alumnos del instituto de secundaria han desalojado el centro y se encuentran concentrados en la plaza Ferran Reyes, donde con sus móviles están comunicando la tragedia.

Algunos alumnos han roto a llorar y otros, con crisis de ansiedad, han sido atendidos por el Servicio de Emergencias Médicas desplazados al lugar, que los acompañado al interior del instituto, situado en un pasaje junto a una escuela, para atenderles. Posteriormente, han declarado en comisaría como testigos.

Los alumnos que han querido volver al aula a recoger sus cosas están siendo acompañados al interior del instituto para recuperar objetos personales que han abandonado cuando han huido corriendo al ver la agresión.

La consellera de Enseñanza, Irene Rigau, y el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, también ha acudido al centro, situado cerca de la avenida Meridiana de Barcelona.

El Marco Unitario de la Comunidad Educativa de Catalunya ha convocado para este martes concentraciones silenciosas de cinco minutos ante todos los centros escolares de Cataluña con motivo del crimen ocurrido hoy en el instituto Joan Fuster de Barcelona.

Los cinco minutos de silencio se llevarán a cabo a las 12 del mediodía para recordar al profesor que ha muerto hoy tras ser atacado con una ballesta por un alumno de 13 años.