Público
Público

Cohetes lanzados desde Líbano alcanzan el norte de Israel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Nidal al-Mughrabi

Israel intensificó el jueves su ofensiva contra los miembros de Hamás en la Franja de Gaza en medio de fuertes críticas de Cruz Roja por retrasar el acceso a las víctimas.

Un cohete disparado desde Líbano hirió levemente a dos personas en el norte de Israel y durante un tiempo hizo temer que los combatientes de Hezbolá hubieran abierto un segundo frente para aliviar la presión sobre Gaza. Pero un ministro del gabinete israelí culpó a los grupos palestinos en Líbano de la salva de cohetes.

La propuesta de tregua egipcia respaldada por EEUU ha incrementado la presión sobre Israel para que ponga fin a su guerra en Gaza a medida que aumentan las víctimas.

El Ministerio de Sanidad dirigido por Hamás en Gaza calculó en 707 el número de muertos desde que comenzó la incursión israelí el 27 de diciembre, y dijo que al menos 3.000 personas habían resultado heridas.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que había acordado con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, las condiciones para un alto el fuego, pero que ni Israel ni Hamás se habían puesto de acuerdo en los detalles.

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, indicó que el objetivo del Gobierno de lograr una tranquilidad absoluta en el sur de Israel no se había conseguido. Una decisión sobre más acciones militares "es aún posible para nosotros", dijo su oficina citándo unas declaraciones suyas en el sur.

Once israelíes han muerto en los últimos 13 días, ocho de ellos soldados, incluidos cuatro por fuego "amigo".

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dijo que había encontrado a cuatro niños hambrientos junto a al menos 12 cadáveres en Gaza en una casa a 80 metros de una posición militar israelí. Entre los muertos se encontraba la madre de los niños.

En la devastada barriada de Zeitoun de Gaza, el equipo humanitario encontró otros tres cadáveres y 15 supervivientes, entre ellos varios heridos.

El CICR acusó a Israel de retrasar el acceso de las ambulancias al área y dijo que el Ejército israelí debía estar al tanto de la situación pero no ayudó a los heridos, violando la ley internacional.

"Esto es un incidente escandaloso", dijo Pierre Wettach, jefe del CICR para Israel y los territorios ocupados palestinos.

El Ejército israelí aseguró que investigaría cualquier queja formal en contra de su conducta, pero manifestó que había "demostrado su buena voluntad para abortar operaciones y salvar vidas civiles y se había arriesgado a sufrir pérdidas para asistir a civiles inocentes".

En el norte de Israel, la policía dijo que uno de los tres cohetes disparados desde Líbano abrió un agujero en el techo de la casa de uno ancianos en la ciudad de Nahariya, donde dos personas resultaron heridas. El ataque hizo temer en un principio que Hezbolá estuviese detrás.

Pero un alto cargo del gabinete israelí señaló a grupos palestinos en Líbano. "Estos son incidentes aislados", dijo Rafi Eitan al Canal 2 de Israel. "Lo esperábamos".

El presidente palestino, Mahmud Abas, también dijo que esperaba que el incidente de los cohetes fuera un hecho aislado y que no empeorara la situación.

"Espero que sea un hecho aislado, eso no puede hacer que las cosas empeoren", dijo en una rueda conjunta con el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, en Madrid.

El Ejército, que libró una guerra de 34 días con las guerrillas chiíes de Hezbolá en 2006, respondió sólo con unas ligeras salvas de artillería. No se produjeron informes de víctimas en Líbano.

En la Franja de Gaza, la aviación israelí bombardeó objetivos en el territorio controlado por Hamás, matando a tres extremistas y a una mujer. Un civil murió tiroteado durante una incursión del Ejército en el sur de Gaza.

En la ocupada Cisjordania, la policía israelí abatió a un palestino que intentó prender fuego a una gasolinera en un asentamiento judío, dijo la policía.

INTENSOS BOMBARDEOS

Los residentes de Gaza describieron el bombardeo nocturno en el este de la ciudad como el peor vivido hasta el momento. En el sur de la franja, los tanques avanzaron hacia la ciudad de Jan Younis, dijeron testigos.

Israel ha acusado a Hamás de intentar interrumpir la ayuda deliberadamente dentro de su campaña de propaganda, una acusación que niega la organización palestina.

Aunque Israel ha seguido adelante con su ofensiva, dijo que acepta los "principios" de la propuesta de alto el fuego egipto-europea. Washington ha instado a Israel a estudiar el plan.