Público
Público

Los sindicatos prenden mañana la llama del descontento en la UE

Las políticas de austeridad extienden las protestas por toda Europa. Bruselas recibirá 100.000 delegados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Manifestaciones en diez países de la Unión Europea y una gran concentración en Bruselas complementarán a escala continental la huelga general de mañana en España. Los sindicatos europeos han convocado un paro contra la dirección económica comunitaria, concentrada en el recorte del déficit, en un momento en el que el crecimiento y el empleo son prioritarios, en opinión de CES, la Confederación Europea de Sindicatos.

La organización pretende paralizar el corazón del barrio europeo de Bruselas con, al menos, 100.000 personas, entre sindicalistas belgas y delegaciones enviadas por el resto de países. Es el caso de un grupo de aragoneses vinculados al sindicato CGT, el 14 de agosto emprendieron una marcha a pie hasta Bruselas , donde se reunirán con el resto de manifestantes europeos (ver información en esta página).

La CES plantea la marcha como una enmienda a la totalidad de las recetas de la Comisión Europea y los 27, inspiradoras de reformas en asuntos de competencia exclusiva de los Gobiernos nacionales, como el mercado de trabajo o las pensiones. El lema escogido, No a la austeridad, prioridad para el empleo y el crecimiento, pretende manifestar que la UE ha girado aún más a la derecha a medida que avanzaba la crisis olvidándose de los trabajadores. 'Hacer recortes es una locura y debemos enfrentarnos a ellos', aseguró recientemente Joe Monks, secretario general de la confederación. 'Esta es la peor recesión desde la II Guerra Mundial. Nuestra campaña es contra la austeridad y, en su lugar, en favor del crecimiento y el empleo', aseguró. 'Hacer recortes cuando el paro es todavía alto, cuando el crecimiento es bajo, recortar los derechos de los trabajadores y las pensiones es una equivocación'.

La marcha europea se centrará en Bruselas, y confía en la paralización de España como si fuera un gran altavoz del malestar europeo. Simultáneamente, sindicatos nacionales en Portugal, Italia, Francia, Polonia, Irlanda, Letonia, Lituania, República Checa, Chipre y Rumanía convocarán sus propios paros. Solo España ha decidido hacer una huelga general en esa fecha, algo lógico para el secretario general de la Confederación de Sindicatos Europeos, John Monks, que cree que el país ha sufrido el 'peor' paquete de medidas de la UE, sólo comparable con el de Grecia.

Y, es que, la crisis financiera de 2008 dio paso a la crisis de la economía real de 2009 que poco a poco ha derivado en la crisis social que a lo largo de este año se ha extendido en Europa. Los altos niveles de desempleo unidos a las políticas de austeridad, ha creado el caldo de cultivo perfecto para que el descontento reine entre los trabajadores europeos.

En Grecia, se quiere recuperar este otoño el movimiento de protesta, que se quedó muy apagado después de los incidentes que se cobraron tres vidas en las manifestaciones del pasado mayo. Hace apenas dos semanas, los sindicatos griegos mostraron su desacuerdo en Tesalónica, donde el primer ministro griego, Yorgos Papandreu expuso las principales líneas maestras de su políticas económica, en un acto muy similar al que celebraba Zapatero en Rodiezmo.

El otro país más combativo es Francia, que ya ha convocado dos huelgas generales contra la reforma de las pensiones. Bulgaria, que pasó por el momento más duro de la recesión el pasado año, ya ha superado una huelga general en junio, pero el descontento sigue reinando allí y en Rumanía. Casi 45.000 ciudadanos de la República Checa salieron a la calle el pasado 21 de septiembre para protestar por los recortes en el sueldo de los funcionarios.

5 de mayo, huelga general en Grecia contra el ajuste.

19 de mayo, manifestación en Rumanía contra el recorte de las pensiones.

13 de junio, protestas en Alemania contra el plan de ahorro de Angela Merkel.

25 de junio, huelga general en el sector público italiano contra el recorte del gasto.

7 de septiembre, huelga general en Francia contra la reforma de las pensiones.