Publicado: 14.09.2009 22:20 |Actualizado: 14.09.2009 22:20

Craig Venter: "Las algas sustituirán al petróleo"

El padre del genoma busca la energía inagotable en el mar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"La gente ve sólo agua. Yo veo millones de microorganismos y bacterias". El punto de vista del genetista Craig Venter, uno de los padres del proyecto Genoma Humano, no puede ser más empírico, tal como demostró ayer en el 14º Congreso Europeo de Biotecnología que se celebra estos días en Barcelona. Igual que el padre de la teoría de la evolución, Charles Darwin, viajó a bordo del Beagle por el océano observando la diversidad, Venter está recorriendo los mares del mundo en el Sorcerer II, con el mismo objetivo pero con nuevos instrumentos, como la secuenciación del ADN. Uno de los sueños del investigador estadounidense es convertir el dióxido de carbono (CO2) en una materia prima que sustituya a los derivados del petróleo. Sus investigaciones se centran en la modificación genética de bacterias y de microorganismos con vistas al desarrollo de biocombustibles a partir de algas.

El principal problema es trasladar a la escala industrial los experimentos que está realizando en el laboratorio. "Las algas pueden ser una fuente de energía renovable desde el momento en que pueden reconvertir el CO2", comentó. "El reto está ahora mismo en aumentar la escala de lo que estamos haciendo". Se trata de optimizar el cultivo de fitoplancton, es decir, de algas microscópicas.

Avance lento pero seguro

Venter no habla de fechas para alcanzar las metas científicas propuestas. "Igual este año daremos con el modo de mejorar el genoma sintético... Pero eso ya lo dijimos el año pasado", adelantó.

Desde la presentación al mundo del genoma humano hace 10 años, la ciencia ha avanzado lentamente. "La diversidad es mucho mayor de lo que pensamos en 2000; estamos en una fase primaria de estudio y nos encontramos ante trillones de posibilidades, ante una revolución silenciosa, dado que la ciencia avanza desgraciadamente lenta, pero con paso firme". Venter, que comprende que la coyuntura de crisis está afectando al desarrollo de la ciencia, no piensa en el beneficio económico: "No es lo que interesa. Todos estos genes que estamos estudiando son componentes de futuro", justifica, consciente de que "la genética es un campo de probabilidades estadísticas, más que una ciencia de afirmación o negación".

El lema del Congreso Europeo de Biotecnología es ‘Simbiosis’. El objetivo del encuentro, que reúne a más de 1.000 científicos de 50 países, es el de relacionar distintos campos científicos (medicina, biotecnología industrial, medio ambiente y nuevas tecnologías) y sociales (mundo empresarial, académico y social). El reto a abordar es la lucha contra problemas globales como la energía.