Publicado: 24.05.2015 13:33 |Actualizado: 24.05.2015 19:32

Siria denuncia que el Estado Islámico ha matado a 400 civiles en la ciudad de Palmira

Los yihadistas prosiguen su avance y se hacen con el control del paso de Al Walid, el único cruce con Irak que quedaba en manos de las autoridades sirias.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Soldados iraquíes toma posición en el distrito de Anbar. - REUTERS

Soldados iraquíes toma posición en el distrito de Anbar. - REUTERS

El Estado Islámico (EI) ha matado al menos a 400 civiles, la mayoría mujeres y niños, en la ciudad siria de Palmira, recientemente tomada por los yihadistas, según ha denunciado la televisión estatal siria.

El canal cita como fuente a vecinos de la propia ciudad de Tadmur, nombre árabe de Palmira. Activistas de la oposición han informado en las redes sociales de que hay cientos de cadáveres en las calles de la ciudad, pero supuestamente se trataría de soldados del Ejército leal al presidente sirio, Bashar al Asad.

Los combates ya eran intensos este sábado en las proximidades, cerca además del campo de petróleo de Al Yazl, en el centro del país. El EI se hizo con el dominio de Al Yazl esta semana tras enfrentamientos contra las fuerzas gubernamentales, en los que murieron 48 efectivos del régimen y 30 yihadistas, según el recuento del Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El gobernador de la provincia de Homs, Talal Barazi, señaló que apenas hay información de lo que ocurre dentro de la urbe monumental de Palmira desde que los radicales tomaran su control el miércoles pasado. Aun así, apuntó que las autoridades sirias han podido saber que los extremistas han capturado "a un gran número de detenidos" dentro de la localidad y que se los han llevado a un lugar desconocido.

 


Barazi destacó que, pese a que las Fuerzas de Defensa Nacional, milicias progubernamentales, ayudaron a evacuar a civiles antes de la entrada del EI en Palmira, todavía quedan unas 20.000 personas en su interior de las 45.000 que había antes de que el grupo yihadista iniciara su ofensiva en el este de Homs el 13 de mayo. Desde entonces, los yihadistas han tomado amplias partes del este de Homs, como las poblaciones de Al Sujna, Al Ameriya, Palmira, Sauana y Jinifis, y los campos de gas de Al Arak y Al Hil.

Hace dos días, los radicales conquistaron la parte siria del paso de Al Walid, también conocido como Al Tanf, entre Homs y la provincia iraquí de Al Anbar, y el único cruce con Irak que quedaba en manos de las autoridades sirias. Esta madrugada, han conseguido hacerse con el control total del paso.

Aparte de Al Walid, los radicales dominan el paso entre la población siria de Albukamal, en la provincia de Deir al Zur, y la iraquí de Al Qaem, también en Al Anbar. El otro cruce entre ambos Estados es del Tel Koyar, que une la localidad siria de Yarbía, en la provincia de Al Hasaka, y la iraquí de Rabía, en Nínive, y que está en poder de las fuerzas kurdas.

Por otro lado, la televisión siria ha informado además de la muerte de al menos 300 insurgentes en los bombardeos de la aviación para romper el asedio de las milicias del Frente al Nusra sobre el hospital Hospital Nacional de la localidad de Jisr al Shughour, en la provincia de Idlib.