Público
Público

La web de Wikileaks se muda a los servidores de Amazon

Tras un ataque DDoS sufrido ayer, la polémica página de la organización de Assange alquila servidores de Amazon para seguir operando

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Wikileaks asegura que se enfrentó ayer a un ataque de denegación de servicio (DDoS), por lo que lo que la web de la polémica organización dirigida por Julian Assange tuvo que ser interrumpida temporalmente debido al ataque. Sin embargo, el sitio está en funcionamiento otra vez después de migrar sus servicios a 'la nube' de Amazon.

Wikileaks ha hecho público esta semana miles de cables diplomáticos confidenciales que fueron enviados entre el Departamento de Estado de EEUU y las embajadas de todo el mundo. Los documentos filtrados arrojan luz sobre los movimientos que el país realiza en materia de inteligencia, además de revelar información sensible relativa a las relaciones del país con otros estados, algo que ha provocado la indignación de los gobiernos puestos en evidencia.

Es posible que el ataque DDoS contra Wikileaks fuera orquestado por uno de estos gobiernos, en un esfuerzo por tomar represalias contra las filtraciones y, de este modo, interrumpir el acceso a los documentos. Figuras prominentes en el gobierno de EEUU, incluso congresistas, están pidiendo a Obama que realice una respuesta ejemplar sobre la organización, alegando que Wikileaks debe ser tratada como una organización terrorista. Ayer, un presentador de televisión llegaba a pedir la ejecución de los que facilitaron la información a la web de Assange.

Utilizar los mismos servidores que Amazon puede proporcionar estabilidad a WikiLeaks si es atacado nuevamente. Wikileaks ha enlazado sus contenidos a servidores de alquiler que ofrece Amazon en Seattle e Irlanda, así como a servidores de Octopuce en Francia. Pese a la polémica, los medios en EEUU se muestran convencidos de que es poco probable que Amazon pueda tener problemas legales por ofrecer servicios a Wikileaks, ya que la información ofrecida ya es pública en diferentes lugares.

Wikileaks asegura que el ataque DDoS golpeó sus servidores a 10 gigabits por segundo, obligando a su proveedor de alojamiento sueco a interrumpir el funcionamiento de la página.