Público
Público

Estos son algunos de los pactos que sí han sellado pablistas, errejonistas y 'anticapis'

Las tres corrientes han recopilado nuevas propuestas tras la presentación de sus respectivos borradores. También lograron un acuerdo de mínimos sobre el 'tribunal' de Podemos, e Iglesias y Urbán han firmado este miércoles una resolución sobre Memoria Histórica. 

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:

Miguel Urban, Pablo Iglesias, e Íñigo Errejón, realizan declaraciones a los periodistas en la calle, cerca de la sede de Podemos, tras la reunión que han mantenido para acercar posturas de cara a la próxima Asamblea Ciudadana Estatal de la formación, conocida como Vistalegre II. EFE

Expirado el plazo para lograr una lista de consenso entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón a la dirección de Podemos, el partido entra en la recta final de su carrera hacia Vistalegre II, la Asamblea Ciudadana que marcará su hoja de ruta política y decidirá quienes deben ponerse a los mandos en esta nueva etapa. 

"No hay que dramatizar si no hay acuerdo" es, probablemente, la consigna más repetida estos días por todos los portavoces

Desde hace semanas, pablistas y errejonistas se han preparado para este escenario, si bien ninguno ha querido reconocer que no habría espacio para el acuerdo, y sí se han esforzado por escenificar su voluntad de pactar -especialmente en el sector de Iglesias-. "No hay que dramatizar si no hay acuerdo" es, probablemente, la consigna más repetida estos días por todos los portavoces, independientemente de las corrientes o familias en las que puedan encuadrarse.

De hecho, entre el 23 de enero y el 1 de febrero, todas las iniciativas han podido fusionar propuestas con otros equipos y círculos, y han llegado a entenderse en algunos puntos, pero los equipos más grandes no han logrado unificar uno solo de los cuatro tipos de documentos a presentar en Vistalegre II -político, organizativo, ético y de igualdad-.

Lo más parecido a un pacto entre Podemos para todas (pablistas), Recuperar la ilusión (errejonistas) y Podemos en Movimiento (Anticapitalistas) es el acuerdo de mínimos alcanzado a última hora de la tarde del martes sobre cuestiones técnicas, como la Comisión de Garantías Democráticas, el tribunal interno de la formación. Y esto tuvo lugar tras la cascada de críticas de los errejonistas a la decisión de los pablistas de pedir a la actual Comisión una resolución sobre cómo y cuándo votar la renovación de este órgano. 

No obstante, todos ellos han recogido propuestas en los distintos territorios, y mientras anticapitalistas y pablistas han sellado un acuerdo en la categoría de igualdad, los errejonistas han reunido hasta a 23 ponentes de textos al respecto y han adoptado resoluciones del círculo Feminismos y del círculo LGTBI, entre otros. Cada una de las familias puede presumir de haber enriquecido sus textos, pero los aspectos nucleares de sus proyectos permanecen inalterados.

Acuerdo sobre Memoria Histórica entre Iglesias y Urbán

Uno de los últimos pactos alcanzados es la resolución firmada por Pablo Iglesias y Miguel Urbán junto a miembros de la asociación de represaliados La Comuna, sobre Memoria Histórica. 

Es un anexo a los textos ya presentados que recoge el compromiso de impulsar una Proposición de Ley que modifique la Ley de Amnistía, para que no pueda aplicarse a los crímenes contra la humanidad cometidos por la dictadura de Francisco Franco.

También aboga por integrar a todos los grupos municipales de Podemos en la Red de Ciudades por la Justicia, y defiende impulsar en todas las instituciones políticas en las que tengan representación "iniciativas que garanticen la aplicación del Derecho Internacional, los Derechos Humanos y la Ley para la Recuperación de la Memoria Histórica", según el comunicado remitido por el partido.

Previsiblemente, en los próximos días las distintas corrientes desglosarán estos acuerdos y enfatizarán la importancia de los pactos alcanzados, para pasar a hacer campaña en la semana que queda hasta Vistalegre II. Y, desde el viernes, lo harán además con la presión de saber que las urnas ya están abiertas.