Público
Público

La Fundación Franco cancela las visitas al Pazo de Meirás "por motivos de seguridad"

El anuncio llega un día después de que el conselleiro de Cultura opinase que un "modo" de que la familia Franco "se reconcilie" con "parte de la sociedad" es que "donase" el Pazo de Meirás al pueblo gallego 

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:

El Pazo de Meirás en A Coruña. EFE

La Fundación Francisco Franco ha anunciado la cancelación de las visitas al Pazo de Meirás "por motivos de seguridad", según ha publicado en su página web. "Por motivos de seguridad, las visitas al Pazo de Meirás quedan canceladas hasta nueva orden", reza un mensaje colgado en la web de la Fundación, encargada de gestionar las visitas al pazo propiedad de la familia del dictador y que está situado en el municipio coruñés de Sada.

El anuncio llega un día después de que el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, opinase que un "modo" de que la familia Franco "se reconcilie" con "parte de la sociedad" es que "donase" el Pazo de Meirás al pueblo gallego. Así se pronunció el titular de Cultura al ser preguntado por los periodistas sobre la situación de esta casona situada en Sada (A Coruña) y en la misma jornada en la que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, les pidió a los Franco que donen este bien de interés cultural (BIC) al patrimonio gallego si no asumen cumplir las normas de visitas estipuladas.

Además, la Xunta informó la pasada semana que el expediente abierto a la familia Franco por no abrir al público el Pazo de Meirás está "a punto de cerrarse" y que "seguramente" tendrá "carácter sancionador". El Pazo de Meirás fue declarado en 2011 como Bien de Interés Cultural (BIC). Esta denominación obliga a sus propietarios a abrir al público el complejo al menos cuatro veces por mes.

La antigua residencia veraniega de Francisco Franco ha estado de actualidad a lo largo de este verano luego de que la Fundación que lo gestiona afirmase que emplearía las visitas a Meirás para ensalzar la figura del dictador. Diferentes partidos políticos y organizaciones sociales han reclamado a la familia Franco la devolución del pazo para titularidad pública, así como la ilegalización de la fundación que lleva el nombre del caudillo.

De hecho, una petición registrada en la web 'change.org' ha recabado ya cerca de 200.000 firmas que solicitan la ilegalización de la entidad por "promover el odio" y "atentar contra la dignidad de las víctimas". Además, militantes del Bloque Nacionalista Galego ocuparon de forma simbólica el Pazo de Meirás la pasada semana para reclamar la devolución del complejo "al pueblo gallego".

Estatuas del pórtico de la gloria

Asimismo, la formación nacionalista reclamó el pasado jueves ante la Catedral de Santiago la devolución de las esculturas del Pórtico de la Gloria "expoliadas" por la familia Franco. Ataviados con pancartas para pedir a los herederos del dictador 'Que devuelvan lo robado', denunciaron que dos tallas realizadas en el siglo XII por el Maestro Mateo para el Pórtico de la Gloria siguen formando parte de su colección privada.

En relación a ello, el grupo de gobierno de Santiago, Compostela Aberta, ha anunciado que llevará al próximo pleno municipal una moción para reclamar la recuperación de estas dos estatuas. Pero además de esta vía política, Compostela Aberta ha señalado que también estudia las vías jurídicas adecuadas para lograr que las dos esculturas "vuelvan a formar parte del patrimonio público de todos los compostelanos".

Se trata de dos esculturas que representan a Abraham e Isaac, que fueron retiradas de la Catedral durante las obras del siglo XVI, y que pasaron a manos del Conde de Ximonde en torno al siglo XVIII. Este noble se las vendió al Ayuntamiento de Santiago en 1948 por 60.000 pesetas, a través de un documento en el cual se señalaba que las piezas no podían salir de Compostela, o bien el Ayuntamiento tendría que pagarle una "multa" de 400.000 pesetas.

Pese a ello, las dos esculturas del Mestre Mateo pasaron a manos de la familia Franco hace más de medio siglo, aunque no existe ningún documento de cesión.