Público
Público

Moción de censura Rafael Hernando y Pablo Iglesias se enzarzan con la corrupción

El portavoz del PP intenta equiparar los casos de su partido con escándalos de Podemos y alude a la relación entre Iglesias y Montero para denigrar a la portavoz, aunque luego le pidió disculpas. 

Publicidad
Media: 2.29
Votos: 7
Comentarios:

El portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, durante su intervención para responder al líder de Podemos, Pablo Igleisas, en la segunda jornada del debate de la moción de censura. EFE/Emilio Naranjo

El debate de la moción de censura de Unidos Podemos contra el Gobierno de Mariano Rajoy acabó como empezó: con la corrupción como el eje central de los discursos de los intervinientes. El portavoz del PP y el líder de la formación morada se han enzarzado este miércoles a causa de ello. 

"Vicente Martínez Pujalte, Gustavo de Arístegui, Pedro Gómez de la Serna, Ana Tomé, Rodrigo Rato, cinco de seis tesoreros imputados...", enumeró Pablo Iglesias algunos de los casos de los conservadores investigados o condenados, resumiendo la intervención de la portavoz de su grupo, Irene Montero, ayer. Rafael Hernando le respondió intentando equiparar estos casos a algunos escándalos de Podemos que nada tienen que ver con la corrupción: "Echenique, Cañamero, Alberto Rodríguez, Bescansa, Errejón, Monedero -'Billetero', apostilló-". 

Hernando: "Hay quien dice que ayer estuvo mmejor Montero que usted, pero yo no lo voy a decir, porque no sé qué voy a provocar en esa relación"

Sin embargo, el tono del conservador era mucho más duro que el de Iglesias. Aunque criticó el "populismo" de Podemos, fue Hernando quien decidió mancharse las manos de barro. Incluso llegó a aludir a la relación entre Iglesias y Montero para denigrar a la portavoz, a quien ya había citado con anterioridad para acusarla de parecerse más a Margarita Nelken que a Clara Campoamor: "Hay quien dice que ayer estuvo Montero mejor que usted, pero yo no lo voy a decir, porque no sé qué voy a provocar en esa relación", espetó Hernando.

Iglesias: "Si a su estilo parlamentario yo le doy una réplica excesiva, estaría legitimando una manera de hacer parlamentarismo que no se merece esta Cámara"

La bancada de Podemos estalló. Los diputados murmuraron y golpearon con fuerza sus escaños en señal de protesta por lo que consideran un gesto "despreciable". La presidenta del Congreso, Ana Pastor, llamó al orden -también a Hernando, que intentó retomar su discurso sin que ella le diera de nuevo la palabra- y sólo entonces, el conservador pidió disculpas. "Si se ha molestado le pido excusas. Hablaba de la relación política. Tengo gran estima por su portavoz, creo que es una buena portavoz, y que le quedan muchas cosas por hacer en esta Cámara: entre otras, romper sus prejuicios y entenderse con el PP", zanjó Hernando.

Tras él, la última dúplica de Iglesias que, lejos de entrar al trapo del tono bronco, moderó su discurso y se limitó a poner fin al debate de la moción: "Si a su estilo parlamentario yo le doy una réplica excesiva, estaría legitimando una manera de hacer parlamentarismo que no se merece esta Cámara", zanjó sin más.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante su intervención hoy en el Congreso de los Diputados para responder al portavoz del PP, Rafael Hernando. EFE/Emilio Naranjo

Otra vez, Venezuela

Antes de eso, el rifirrafe fue más desagradable. Hernando no dudó en sacar "Venezuela e Irán" como arma arrojadiza y le acusó, como ayer Rajoy, de querer pintar una "España negra" para sacar rédito electoral de la indignación por la crisis y la corrupción. También, de hacer "espectáculos televisivos" en el Congreso, especialmente, por presentar una moción de censura que se sabía fallida. 

Hernando: "¿A qué espera para condenar el régimen de Maduro o para denunciar el apoyo tácito de Irán al terrorismo y la persecución de mujeres y homosexuales?"

"No hay peor corrupción que aquella que implica la moneda de tu nacionalidad para ponerse al servicio de otros países. Eso le va a perseguir siempre: que haya alguno que se ha dejado corromper por el chavismo dejándose convencer por el señor Maduro", espetó Hernando. "A ustedes les han comprado hasta los de Irán, que les han financiado en La Tuerka o en el Fort Apache", siguió con su discurso. "¿A qué espera para condenar el régimen de Maduro y los más de 70 asesinatos de las últimas semanas o para denunciar el apoyo tácito de Irán al terrorismo y la persecución de mujeres y homosexuales?", preguntó el portavoz conservador.

Iglesias, por su parte, se limitó a criticar que el "estilo faltón, ultraprovocador, de extrema derecha" es más "propio de un tertuliano de 13TV que de un portavoz del partido de Gobierno" y prefirió defender que Podemos tiene "una alternativa de Gobierno" frente a las acusaciones de política-espectáculo ("ocurrencia, numerito, circo") del PP. 

En su encontronazo, hubo dos nombres destacables: Amancio Ortega e Ignacio Echeverría. El propietario de Inditex, por su donación a la investigación contra el cáncer. "Hay que tener una bajeza moral inconstestable para atacar a una persona que ha hecho un donativo para mejorar la vida de los enfermos", lanzó Hernando un derechazo. "Respeto que usted admire mucho a Amancio Ortega, pero en un país moderno, si tiene un cáncer y se lo tienen que operar, le deseo que se ocupe de la sanidad pública y no dependa de la generosidad de un millonario", lo esquivó Iglesias. 

Iglesias: "No tienen medida. ¿Le parece normal mentar la memoria de Ignacio Echevarría en una moción de censura?"

Algo parecido ocurrió en lo que al español fallecido en el último atentado de Londres se refiere. "Somos un país seguro y nos llena de orgullo que en él haya personas come Ignacio Echevarría", dijo Hernando tras recordar todos los logros del PP, incluido el de "mantener viva la memoria de las víctimas de terrorismo". "No tienen medida. ¿Le parece normal mentar su memoria en una moción de censura? Le pido un poco de dignidad democrática", le instó Iglesias. "Me he acordado de él porque usted no le ha nombrado. Hablar seis horas en este debate y no hacerlo de esta persona le retrata", replicó el conservador.

Iglesias, por su parte, prefirió ironizar con otra de las afirmaciones del portavoz del Grupo Popular. "El Gobierno del PP es honrado, decente y honesto. Lo es el Gobierno, lo es su presidente, lo es este grupo, lo es mi partido y le pido respeto para nuestros votantes", zanjó Hernando, que no desaprovechó la oportunidad de quejarse por la comisión de investigación de su financiación irregular y pegar un repaso a los imputados del PSOE.  "Algo que podemos compartir todos los españoles es que Rajoy pasará  a la historia como el presidente de la corrupción. Están parasitando las instituciones de este país. Y  por eso sería una cuestión de salud democrática que se vayan", concluyó Iglesias como respuesta. 

Iglesias: "Rajoy pasará a la historia como el presidente de la corrupción"

La bronca terminó como se esperaba. Hernando citó lo que en su día Manuel Fraga le dijo a Felipe González, pero al revés: "Usted nunca será presidente del Gobierno de España. Acepte su fracaso". "Fraga no es santo de mi devoción, fue ministro de una dictadura y estuvo en consejos de ministros que firmaron sentencias de muerte. Pero tenía un talento intelectual del que usted carece", respondió Iglesias.

Pese a todo, el líder de Podemos aseguró que sí había "algo" en lo que estaba de acuerdo tanto con Hernando, como con Rajoy, como con todo el PP. "España es un gran país... Y sin ustedes lo sería todavía mejor", concluyó Iglesias.