Público
Público

Municipalismo "Los ayuntamientos debemos ser los que generemos un nuevo modelo económico"

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, defiende el papel de las instituciones locales como "protagonistas del futuro ante cuestiones globales como el cambio climático, la transición a energías limpias, crisis de los refugiados o derechos sociales".  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, durante el encuentro de Executive Forum, un foo de encuentro con empresas, sociedad civil y cargos políticos - Executive Forum

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha defendido la importancia de reforzar el papel de los ayuntamientos para dinamizar la economía dando pie, desde las instituciones locales, a "buenas condiciones de vida" y "servicios públicos". Y ha apostado por los Ayuntamientos como dinamizadores de la economía local y "protagonistas del futuro ante cuestiones tan globales e importantes como el cambio climático, la transición a las energías limpias, la crisis de los refugiados, los derechos sociales, la soberanía alimentaria o el desarrollo universitario".

Santisteve ha asistido a un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, junto con un centenar de empresarios, políticos y cargos institucionales entre los que estaban Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos
Rita Maestre, concejala del Ayuntamiento de Madrid, Violeta Barba Borderias, presidenta del Parlamento de Aragón, Pedro del Cura, alcalde de Rivas Vaciamadrid o Carlos Sánchez Mato, concejal Presidente de los distritos Latina y Vicálvaro.

El Ayuntamiento de Zaragoza es uno de los conocidos ayuntamientos del cambio.  Santisteve afirma que la ciudad cuenta ahora con una "excelente renta de situación" en la que se "concentra el 70% del PIB español". Un empuje económico gracias a sectores "como la logística, la automoción o la agroalimentación" así como por el "impulso de las instituciones públicas".

Santisteve critica que las entidades locales sólo gestionan el 13% del gasto público

El alcalde zaragozano también ha expresado que le gustaría generar "una situación de confianza y de lealtad institucional" para que todas las administraciones se pusiesen a trabajar "juntas" en problemas como el despoblamiento rural, el cambio climático o la precariedad laboral. Y asegurado que si cada administración hace "la guerra por su cuenta", se consigue "dejar el campo sembrado para el crecimiento del populismo y de la extrema derecha", y ha instado a que se le dé un mayor peso en competencias a los ayuntamientos, siempre desde la lealtad institucional.

Santisteve también ha criticado que el margen de maniobra que deja la Unión Europea a los Estados es "limitado" y que el Gobierno español sea "sumiso" y recorte el gasto de forma "gravemente preocupante". "Nuestras competencias son limitadas. Echamos en falta que el Gobierno apoye las políticas de los ayuntamientos", ha incidido. Santisteve ha señalado que del total del gasto público español, las entidades locales solo gestionan el 13%, la mitad respecto a la media de la Unión Europea, y que faltan alternativas de empleo para jóvenes y "servicios públicos básicos" que podrían corregirse con más inversión pública.

La situación en Catalunya es una "aberración jurídica"

Pedro Santisteve, que también es abogado penalista, ha tachado de "aberración jurídica" la prisión preventiva dictada en España contra los líderes independentistas y las euroórdenes de detención contra los que se encuentran en Europa, y ha advertido que "dentro de cinco años habrá resoluciones del Tribunal de Estrasburgo que nos sacarán los colores". Respecto a la declaración unilateral de independencia aprobada en el Parlamento catalán el 27 de octubre de 2017 ha explicado que era "una mera declaración política", por lo que entiende que no debe ser contestada con "mecanismos jurídicos".

Según Santisteve, el expresidente de la Generalitat Josep Tarradellas, al regresar a España de su exilio, dijo que debía efectuarse una transición entre la legalidad republicana y la constitucional, por lo que se estableció "una cierta soberanía del pueblo catalán". Así, considera que en la Transición se efectuó "un pacto entre soberanías" y que el conflicto catalán podría haberse resuelto si el PP no hubiese recurrido al Tribunal Constitucional la reforma del Estatuto catalán. "Se podría haber resuelto no metiendo la pata con el Estatuto", ha sentenciado.

Por último, ha señalado que la cárcel no está para resolver conflictos políticos y ha apelado a alcanzar "un nuevo pacto social, una reforma constitucional o un proceso constituyente".