Público
Público

Referéndum 1-O Rajoy convoca a "todas las fuerzas" para "reflexionar" sobre el futuro de Catalunya

El presidente pedirá su comparecencia en el Congreso y ofrece ahora "diálogo, pero dentro de la ley".  Defiende la actuación de la Policía y la Guardia Civil: "Hubiera sido más fácil mirar hacia otro lado, pero no lo han hecho. Todos han respondido con lealtad a su compromiso con la democracia".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la declaración institucional celebrada esta noche en La Moncloa, en Madrid, para valorar la jornada vivida en Cataluny a causa del referéndum. EFE/J. J. Guillén

Sin ni una pizca de autocrítica. Así se ha presentado Mariano Rajoy en la declaración institucional ofrecida desde Moncloa tras la jornada de referéndum en Catalunya. El presidente del Gobierno no ha lamentado en ningún momento las cargas policiales que han terminado con cientos de heridos, pero sí ha anunciado una nueva actitud a partir del 2-O: pedirá su comparecencia en el Congreso y, además, convocará a "todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria para reflexionar juntos sobre un futuro que tenemos que afrontar juntos", ha sentenciado.

De ese modo, el jefe del Ejecutivo central ha ofrecido ahora "diálogo". "Un diálogo honesto y sincero, pero dentro de la ley", ha apostillado. "No voy a cerrar ninguna puerta. Nunca lo he hecho", se ha defendido. "Mañana hay que comenzar restableciendo la normalidad institucional, desde la firmeza y la serenidad, y también desde la unidad", siguió con su discurso, en el que agradeció el apoyo de los "constitucionalistas" de PSOE y Ciudadanos -sin citarlos expresamente-, pero en el que también al resto de partidos a unirse a un nuevo debate. "Un diálogo legal en el que se escuche y se atienda a todos", incidió. Y lanzó un mensaje claro a los independentistas: "El cauce para debatir sus demandas políticas no puede venir de la quiebra de la legalidad".

En este sentido, igual que hizo Soraya Sáenz de Santamaría esta mañana, volvió a responsabilizar a la Generalitat de todo lo ocurrido en esta jornada de votación por convocar "no una consulta, sino una mera escenificación, un episodio más de una estrategia contra la convivencia democrática y la legalidad". "Han traspasado los límites del decoro democrático, con comportamientos que repugnan a cualquier demócrata como el adoctrinamiento de niños o el acoso a jueces y periodistas", espetó. 

"Los responsables de estos hechos que han tenido lugar hoy, y de los que nos han traído hasta aquí, son única y exclusivamente quienes han promovido la ruptura de la convivencia. No busquen más culpables. No los hay", argumentó Rajoy.

De las cargas policiales, ni una palabra. Es más, mostró su total respaldo a la actuación de Policía Nacional y Guardia Civil -que no de los Mossos d'Esquadra, a los que no citó en sus alabanzas-. "Hubiera sido más fácil mirar hacia otro lado, pero no lo han hecho. Todos han respondido con lealtad a su compromiso con la democracia", les dedicó. "Han cumplido con su obligación y con el mandato de la justicia", agregó.

Asimismo, agradeció el "apoyo sin fisuras" de la UE y la comunidad internacional, a quienes también lanzó un mensaje directo: "Hemos hecho lo que teníamos que hacer. Somos el Gobierno de España, yo soy el presidente y he asumido mi responsabilidad. Hemos cumplido con nuestras obligaciones, actuando con la ley y sólo con la ley. Y se ha demostrado que el Estado democrático tiene recursos para defenderse de un ataque tan serio".

Además, ha vuelto a apelar a la mayoría silenciosa: "La gran mayoría del pueblo catalán no ha querido participar del guión de los secesionistas. Son gente de ley en el más noble sentido de la expresión. Están situados al lado de la democracia y han dado pruebas de gran civismo y de un respeto insobornable a nuestros principios de convivencia, resistiendo el embate de las peores prácticas populistas. El resto de españoles valoramos su actitud".

Para terminar, insistió en que la jornada de hoy "no ha habido un referéndum de autodeterminación en Catalunya" porque él, como "presidente de todos los españoles" hizo "cumplir la ley". "El Gobierno mantuvo que el referéndum no se iba a celebrar porque es ilegal, improcedente e imposible. Hoy, ante el ataque al Estado de derecho, el Estado ha reaccionado con firmeza y serenidad", siguió. "El referéndum se ha evitado con el fundamento de la ley, el respaldo de los demócratas, la determinación de los tribunales y las actuaciones de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado", concluyó.