Público
Público

XVIII CONGRESO NACIONAL DEL PP El PP aparca el debate sobre gestación subrogada y mantiene su postura provida

Los conservadores no consideran que el aborto sea un "derecho", sino un "fracaso de la sociedad". Además promoverán la custodia compartida como "modalidad más deseable en caso de separación o divorcio". 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El vicesecretario de Sectorial del Partido Popular, Javier Maroto, tras retirar su credencial para el XVIII Congreso Nacional del PP, ayer, en la Caja Mágica en Madrid. EFE/Fernando Villar

Sin meterse en berenjenales y tratando de contar al ala más ultra del PP. Así ha transcurrido esta mañana el debate de la Ponencia Social que coordina el vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto

La dirección de Génova ha aceptado incluir en su texto final varias enmiendas que mantienen la postura tradicional del partido en contra del aborto y a favor de la custodia compartida. Además, han decidido aparcar el debate sobre la gestación subrogada "hasta consultar los expertos" para no adoptar un ideario concreto de forma "precipitada". 

Los conservadores consideran que la gestación subrogada "afecta a la vida, la dignidad humana y a la conciencia de todos"

Como se preveía, el texto final que marcará el rumbo del PP a partir de este fin de semana se ha quedado en una premisa genérica que, en realidad, no dice nada. "No debemos ni queremos rehuir o ignorar ningún debate, ni rechazarlo o aceptarlo sin entrar en el fondo de la cuestión y sin el sosegado análisis necesario", reza el documento que ha de sido aprobado "por mayoría" en el plenario de esta tarde.

Por ello, el PP se da tiempo para recabar "toda la información necesaria y disponible" y consultar a "expertos" que puedan asesorarles. "Siempre desde la convicción de que la información nos hace más libres a la hora de decidir", se justifican. Algunos, como la asociación Profesionales por la Ética, ya les dejaron clara su postura: entregaron folletos en la entrada de la Caja Mágica en contra de los 'Vientres de alquiler. Una nueva forma de explotación de la mujer y de tráfico de personas'.

No obstante, reconocen que el debate sobre gestación subrogada es complicado porque "existen opiniones diversas" incluso en el seno del partido y consideran esta cuestión "una realidad muy delicada y extremadamente sensible". 

Maroto no ha querido responder qué ocurriría si, antes de que el PP tome una postura común al respecto, otra formación -como Ciudadanos, que ya se ha posicionado claramente a favor de la maternidad subrogada- la lleva al Congreso. El coordinador de la ponencia mantiene la misma postura que en su texto final y que incide en que, antes de llegar a una conclusión, los conservadores deben debatir. "Un debate que tras escuchar a los expertos tanto desde el ámbito científico, como jurídico y ético, nos permita dialogar, debatir y construir juntos un posicionamiento que de una respuesta clara y de amplio consenso ante un tema tan importante que afecta a la vida, la dignidad humana y a la conciencia de todos". 

El PP liga las ayudas económicas a la maternidad y la conciliación al aborto al utilizarlas como medidas disuasorias

Tampoco hubo sorpresas, pese a la alegría de Maroto por poder debatir "con total calma" sobre temas tan espinosos para los conservadores, respecto a su "defensa del derecho a la vida". Para el PP, "el aborto no debe entenderse como un derecho, sino como un fracaso de la sociedad" y propone como medidas para luchar contra la interrupción voluntaria del embarazo con los sistemas de disuasión habituales.

"Continuaremos desarrollando planes de apoyo a la maternidad [...] que se extienden a todos los ámbitos relacionados con la prevención, ayudas durante el embarazo, ayudas postparto, atención psicológica, seguimiento durante la maternidad, políticas que faciliten su acceso y reincorporación al mercado laboral, medidas de conciliación familiar, una mejor y mayor educación sexual y afectiva, y ayudas económicas", reza el texto final de la ponencia Social. "Además, queremos garantizar que todas las mujeres embarazadas en situación de dificultad conozcan de manera efectiva todas estas medidas para poder llevar a cabo su embarazo con seguridad, dignidad y apoyo social; así como la más completa información sobre los riesgos del aborto", añaden.

Al fin y al cabo, una postura provida similar a la defendida por Alberto Ruiz-Gallardón cuando fue ministro de Justicia y quiso implantar una contrarreforma de la ley del aborto. En el PP, esta vez, no se atrevieron a llegar tan lejos, aunque sí han implantado el "voto en conciencia" para que todos sus cargos públicos puedan librarse de la disciplina de voto en caso de tener que votar cuestiones ideológicas y morales. 

La custodia compartida, modalidad "más deseable" 

Tampoco osaron cruzar la polémica línea que sí traspasó Gallardón en su día con respecto a la custodia compartida, medida que pretendía imponer aunque no hubiese acuerdo entre los padres.  Hoy el PP ha defendido el "apoyo a la familia" como excusa para defender que padres y madres tengan el mismo derecho a estar con sus hijos, aunque sin llegar a imponerlo sin excepciones como pretendía el exministro.

"El Partido Popular cree que deben impulsarse las reformas legales necesarias para incorporar en nuestro Código Civil la custodia compartida como modalidad más deseable en caso de separación o divorcio", reza el texto. Y añade: "Haciendo prevalecer el interés superior del menor, recogiendo la doctrina del Tribunal Supremo y siguiendo las directrices de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño". "Esta modificación del Código Civil debe ser realizada con un amplio consenso social y político" y no con el rodillo que pretendía imponer Gallardón, concluye la ponencia Social.

No obstante, el propio Maroto defiende una postura más claramente proclive a la custodia compartida -con un argumento no poco polémico- en el libro propagandístico de La Ruta Social del Partido Popular. Un partido a pie de calle. "La custodia compartida desciende la violencia de género, mejora los datos escolares de los niños y la integración laboral de las mujeres", asegura.