Público
Público
CRISIS HAITÍ

Arrestan a otros dos colombianos por el asesinato del presidente Moïse

Iván Duque ofrece colaboración a Haití para encontrar a los autores del magnicidio e investiga a cuatro empresas.

Iván Duque
El presidente de Colombia, Iván Duque. Carlos Ortega / EFE

La Policía haitiana anunció este viernes la detención de otros dos ciudadanos colombianos por su supuesta implicación en el asesinato del presidente Jovenel Moise, con lo que el total de arrestados se eleva a 19. Hasta el momento han sido arrestados 17 colombianos y dos estadounidenses de origen haitiano, mientras que tres colombianos fueron abatidos en tiroteos con las fuerzas de seguridad.

Las autoridades haitianas todavía buscan a seis supuestos integrantes del comando, compuesto por 28 personas, y que están en paradero desconocido, según un comunicado de la Policía.

Cuatro empresas, en el punto de mira

Tras el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, el pasado miércoles, las autoridades colombianas están investigando a cuatro empresas que al parecer reclutaron a los autores del delito.

El presidente de Colombia, Iván Duque, ha ordenado este viernes al director de la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI), Rodolfo Amaya, y al director de Inteligencia de la Policía, Norberto Mujica, desplazarse a Haití "en las próximas horas", tras la detención de 15 colombianos sospechosos de asesinar al presidente

Según ha explicado Duque a través de su cuenta en la red social Twitter, Amaya y Mujica viajarán a Haití junto a personal de la Interpol Colombia con el objetivo de "unirse al esfuerzo de las autoridades" haitianas en el esclarecimiento del asesinato del mandatario.

El director de la Policía, el general Jorge Luis Vargas, aseguró este viernes en una rueda de prensa que están indagando sobre cuatro compañías, "si es que existen", y que habrían hecho "el reclutamiento, la agrupación de estas personas" y organizaron los viajes de los mercenarios a República Dominicana, desde donde llegaron a Puerto Príncipe.

El oficial precisó que los nombres de las empresas no pueden ser revelados porque "estamos en verificación". "Lo que estamos haciendo aquí es esclarecer los hechos. Hasta el momento (...) no tenemos motivaciones", aclaró Jorge Luis Vargas.

19 personas han sido detenidas por su supuesta implicación en el ataque, entre ellos 17 colombianos y 2 estadounidenses 

La Policía de Haití informó el jueves del arresto de 17 colombianos y dos estadounidenses sospechosos de asesinar a Moïse y también ha identificado a 28 presuntos autores del crimen. Según la Policía, el comando estaba compuesto por 28 atacantes y 26 de ellos serían colombianos. Mientras, busca a seis que se mantienen huidos y otros tres han sido abatidos.

Otros tres ciudadanos colombianos fueron abatidos en tiroteos con las fuerzas de seguridad, según el primer balance oficial en el que se reveló la nacionalidad de los supuestos mercenarios.

Militares retirados

Tanto el general Vargas como el comandante de las Fuerzas Militares, general Luis Fernando Navarro, explicaron que hay al menos 13 militares retirados colombianos involucrados en el magnicidio. 

"Las verificaciones que hemos hecho en sus hojas de vida está que sus retiros ocurrieron entre el 2018 y el 2020, eso es lo que se tiene registrado. Las motivaciones en el mercado mercenario (...) están alrededor de temas netamente económicos, presumimos nosotros y es lo que hemos podido verificar hasta el momento", detalló el oficial Vargas.

En esa línea manifestó que uno de los arrestados en Puerto Príncipe estaba compareciendo ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), creada por el acuerdo que firmaron el Gobierno y las FARC en 2016, y, aunque no precisó por qué crímenes respondía, versiones de prensa indican que los hacía por las ejecuciones de civiles conocidas como "falsos positivos".

Por otra parte, el general Vargas reveló que los militares retirados Duberney Capador Giraldo y Germán Alejandro Rivera García, el primero abatido y el segundo detenido, ingresaron a Haití el 10 de mayo pasado por vía aérea tras haber estado cuatro días en República Dominicana.

El resto de mercenarios colombianos, según la información de la Policía, llegó a Punta Cana (República Dominicana) el 4 de junio pasado y el 7 del mismo mes se trasladaron a Haití por el paso fronterizo de Carrizal.

Los estadounidenses, traductores

Por otro lado, uno de los jueces que investiga el caso del asesinato de Moïse, Clément Noel, ha revelado este viernes que los dos estadounidenses arrestados en relación al crimen han asegurado que no se encontraban en la habitación de Moïse cuando fue asesinado y que únicamente trabajaban como traductores para los presuntos autores.

Según la información recogida por el diario 'The New York Times', se trata de James J. Solages, que trabajó en la Embajada de Canadá en Haití, y Joseph Vincent. Ninguno de ellos resultó herido durante el asalto a la residencia de Moïse y se encontraban en posesión de armas, ropa, alimentos y otros objetos que se usaron durante el ataque.

El juez Clément Noel ha rechazado proporcionar detalles sobre la operación o un posible motivo, pero sí ha desvelado que los estadounidenses mantienen que la operación fue "intensivamente" planeada durante un mes. Solages y Vincent se reunían con los implicados en un hotel ubicado en un suburbio de Puerto Príncipe, la capital, para planear el ataque. Según el juez, el objetivo no era matarlo, sino llevarlo al palacio presidencial.

Además, según Solages y Vincent, los colombianos involucrados en el ataque habían estado en Haití durante unos tres meses. Vincent también ha indicado que el cerebro de la operación es un hombre "extranjero" llamado "Mike" que habla español e inglés y Solages ha detallado que consiguió el trabajo como traductor para los atacantes gracias a una oferta publicada 'online'.

El asesinato de Moïse ha causado conmoción internacional y ha llevado al Gobierno haitiano a declarar el estado de sitio por un plazo de quince días.

Más noticias